lunes, 23 de noviembre de 2015

Overlord v9 c3 p3

http://overlord-es.blogspot.com/
Traductor: Erb
____________________


Capítulo 3
Otra Batalla
Parte 3

Los rítmicos golpes de tambores pesados hacían eco en el campo de batalla al lado del pueblo. En el momento en que miró en dirección de donde venía el sonido, sus ojos se abrieron de par en par. Una formación de alrededor de cinco mil hombres marchaba rítmica y disciplinadamente.

Tanto los pobladores como el Príncipe Barbro pensaron que eran refuerzos para el Príncipe. La única diferencia era si sabían o no de alguien que podría enviar estos refuerzos. Sin embargo, todos cambiaron de parecer luego de mirar de cerca.

La formación estaba compuesta de goblins. Los semi-humanos llamados ‘goblins’ eran más pequeños que un humano promedio y aproximadamente tenían la altura de un niño. Sin embargo, el aura que proyectaban les hacía verse más grandes de lo que eran realmente.

Sus cuerpos estaban cubiertos en armaduras de acero, y sus bien cuidadas armas brillaban con letalidad. Estos eran equipamientos dignos de verdaderos guerreros. No eran una milicia, sino un ejército compuesto de soldados profesionales.

“¡Ahora! ¡Todos los que queden con vida corran como alma que lleva el diablo! ¡Son los refuerzos! ¡Tenemos refuerzos! ¡Corran hacia ellos!”

Jugem gritó con fuerza.

Sus identidades eran un misterio. No estaba claro si eran enemigos, aliados o algún tercer grupo sin afiliaciones. Correr hacia ellos sólo porque eran de la misma especie no era una decisión buena en sí misma. El curso de acción correcto hubiera sido correr hacia el pueblo.

Sin embargo, Jugem sintió algo que le decía que eran camaradas. Un sentimiento de que ellos de algún modo servían al mismo amo. Un sentimiento que le decía que les darían la bienvenida.

Los sobrevivientes del Pueblo de Carne corrieron hacia el ejército goblin sin dudarlo.

El cerco perdía su fuerza con cada paso que daban. Aunque el ejército sabía que debía perseguirlos, se estaban demorando. Era natural. Acercarse sin cuidado a un ejército tan disciplinado era una decisión estúpida.

Había otras dos razones por las que habían permitido que los pobladores escapen. La primera era porque el campamento principal había dado la señal de retirada, luego de decidir que era momento de reformar sus filas antes que perseguirlos. La otra razón era porque tenían miedo de las posibles represalias de perseguir a los miembros de la misma especie del nuevo ejército.

Los goblins recibieron a Jugem y a los otros que habían escapado con todas sus fuerzas. Jugem y compañía se tambalearon por entre unas brechas en la formación y el ejército las cerró una vez que había ingresado. Fue como una puerta de acero cerrándose.

Jugem miró alrededor a sus camaradas agotados, tendidos en el suelo. No había nadie que estuviera ileso, y muchos se habían desmayado luego de alcanzar la seguridad. Aún para Jugem, el sólo mirar alrededor provocaba que su visión se tornara borrosa. El número de goblins, el número de ogros y el número de pobladores se había reducido desde que había comenzado la batalla.

“Bueno supongo que debería considerarlo afortunado… que más de la mitad de nosotros sobrevivimos. ¡Konaa!” Llamó al único goblin capaz de usar magia de curación, pero Konaa sacudió la cabeza. Había agotado toda su magia durante el combate.

“Entonces alguien que sepa primeros auxilios…”

En el momento en que Jugem intentó gritar, un goblin sosteniendo un abanico de plumas, con una pañoleta en la cabeza y una larga barba se acercó a él.

Su actitud hacía que Jugem tuviera la impresión de que era alguien importante en el ejército goblin.

“Jojojo, así que eres parte del séquito de la General Enri. Soy el que está a cargo de este ejército, el Estratega Goblin. Ya que hemos llegado, nadie les hará más daño. Por favor, descansa tranquilo. Los llevaremos al cuerpo médico de inmediato.”

El Estratega Goblin extendió su abanico y un grupo de goblins de apariencia fuerte se acercó corriendo con camillas.

“Bien, bien, por favor llévenlos allá tan pronto como sea posible. Sería una vergüenza para nosotros si alguien muriese bajo nuestro cuidado.”

Los heridos fueron llevados rápidamente.

“Parece que también estás herido. Sería mejor para ti reportarte a la unidad médica y regresar…”

“No, lo siento. Me disculpo, ya que has sido tan amable con nosotros, pero primero quiero saber algo. No estoy tan malherido.”

Luego de asegurarse de que Jugem no estaba haciéndose el valiente, el Estratega Goblin, asintió una vez con la cabeza antes de hablar.

“Por supuesto, era de esperarse del líder del séquito de la General Enri. Qué deseas saber--- jojojo, no, sólo debería haber una cosas que te interesaría mucho más que tu propia seguridad. La General Enri está en la tienda detrás de nosotros. Se pondrá muy feliz si vas a verla.”

“¿Es así? Qué bueno.”

Jugem suspiró aliviado desde lo profundo de su corazón. Estaba tan aliviado que sintió que su cuerpo perdía las fuerzas y quería colapsar, pero no podía mostrar un espectáculo desagradable a su joven colega.

“Entonces iré para allá. No creo que mi grupo participará de la siguiente batalla tampoco.”

“Jojojo, te agradezco el permitirnos a nosotros los recién llegados la oportunidad de presumir.”

“Bueno, está bien. Es el trabajo de los veteranos dejar oportunidades para los nuevos.”

“Jojojo, entonces le daré un buen espectáculo a los veteranos. Ahora… lo único que queda es obtener la victoria absoluta. Ordenen que avance la infantería.”

♦ ♦ ♦

“¡Qué es eso! ¡Estábamos a punto de acabar con ellos! ¡Maldición!”

Barbro abrió los ojos de par en par y miró con rabia a los intrusos que habían arruinado todo.

Nada había salido como lo había planeado. ¿Por qué estaba enfrentando a un ejército de goblins en este pueblo tan pequeño? Quiso arrancarse el cabello en un ataque de rabia.

Si éste fuera el ejército Imperial, él hubiera estado encantado y hubiera ordenado un ataque inmediatamente, pero sus oponentes eran goblins. Incluso si ganaba, ¿quién reconocería sus logros?

“Mi Príncipe, por favor concédanos permiso de retirarnos.”

Volvió su mirada de odio hacia el caballero que había recomendado este curso de acción. No sabía por qué había aparecido un ejército tan grande en este lugar, pero si lograba llevar información útil de vuelta, sus acciones serían evaluadas como útiles.

Sin embargo, si solamente escapaba con el rabo entre las piernas, no sería difícil imaginar que se ganaría el sobrenombre de “el príncipe que escapó de goblins”.

Si perdía, sería “el príncipe que perdió ante goblins”. Las noticias se esparcirían a través de los nobles hambrientos de los últimos chismes, y no habría nadie en el Reino que no se enterase. A los que no habían estado presentes no les importaría cuan fuertes habían sido esos goblins. Lo único que importaba era qué tan jugoso era el chisme.

Barbro maldijo en silencio a los nobles que se burlaban de él desde un lugar seguro.

“… No permitiré tal cosa. Luchen.”

“¡Mi Príncipe! Mire su inmaculado equipamiento y su perfecta formación. Deben ser soldados de élite que sobrepasan a los goblins de antes. Para un ejército formado de conscriptos como el nuestro, las oportunidades de victoria son escazas. ¡Por favor ordene la retirada!”

Él lo sabía muy bien, incluso si no quería oírlo, pero no había otra forma de proteger su honor más que luchar. Sólo podía esperar que el ejercito goblin fuera sólo apariencias.

“¡Tonto! ¡No entiendes lo peligroso que es ignorar a un ejército así! En este momento, el ejército del Reino está avanzando hacia las Planicies Kattse. ¡Qué harás si atacan E-Rantel mientras está indefensa!”

“Me, me disculpo.”

El único curso de acción era enfrentarlos, y luego retirarse si los goblins eran en verdad tan fuertes como se veían. Su objetivo real era luchar contra el Imperio, y perder aquí sería indeseable. Por lo menos estaba tan tranquilo como para pensar eso.

Los soldados acababan terminar de reformar sus filas frente a Barbro cuando los goblins comenzaron a avanzar.

El enemigo asumió una formación de línea estándar, de tres filas de profundidad.

Por el contrario, el Ejército Real se encontraba en una formación de ala de grulla. La razón de no emplear una formación de cuña era para maximizar la movilidad de la caballería y porque la formación del enemigo era vulnerable a ataques a los flancos.

La primera línea del ejército de goblins consistía de infantería pesada con escudos tan grandes como para cubrir todos sus cuerpos. Su marcha constante hacía adelante desprendía una presión inmensa, como si una pared se estuviera acercando rápidamente. Barbro sintió la desagradable sensación de sus guanteletes llenándose de sudor mientras sostenía las riendas con más fuerza.

Los reclutas sosteniendo lanzas y la infantería pesada chocaron. El objetivo de la infantería era detener el avance del enemigo mientas que la caballería los flanqueaba por los lados.

Ambas partes se estrellaron entre sí.

Y Barbro pudo oír claramente los gritos de los goblins.

“¡Somos… el Cuerpo de Infantería Pesada de Su Excelencia, la General Enri! ¡No piensen que algo como esto puede detenernos!”

Antes de que pudiera siquiera preguntarse quién era la General Enri, los sonidos crujientes de las tropas del Reino llamaron su atención.

Los reclutas estaban siendo empujados hacia atrás por la pared de escudos. Naturalmente, los hombres en la primera fila eran presionados contra los que estaban detrás de ellos, y la formación comenzó a desmoronarse. La caballería a ambas alas fue sorprendida y comenzó a moverse. El ala derecha fue más rápida en su respuesta, así que intentaron flanquear al ejército goblin, pero diecisiete caballeros ---ceñidos en una armadura brillante y plateada montando lobos plateados en lugar de caballos--- cabalgaron rápidamente para interceptarlos.

“¡El Equipo de Goblins Caballeros-Paladines de Su Excelencia, la General Enri! ¡Nuestra lealtad le pertenece a la General Enri!”

Los que atacaban el flanco izquierdo estaban montados en bestias que parecían lobos. Los que se encontraban sobre sus espaldas eran goblins, y a la cabeza estaba un lobo alado. El goblin montando al lobo alado gritó, y su voz atravesó los gritos de la infantería y llegó a oídos de Barbro.

“¡El Cuerpo de Goblins Jinetes de Bestias de Su Excelencia, la General Enri está viniendo por ustedes!”

En medio del caos de la batalla de caballería se oyó el sonido de flechas. Cuando Barbro miró de cerca, innumerables flechas caían sobre su ejército y miró más de cerca para identificar quién las estaba disparando.

En la segunda fila de enemigos, se encontraban unos goblins sosteniendo grandes arcos y vestidos con ropas de un color rojo llamativo. Los lados derecho e izquierdo de sus cuerpos eran desiguales, y parecían balancearse cada vez que daban un paso. El goblin que le había llamado la atención tenía un arco aún más grande que los otros, y entonces abrió la boca.

“¡El Cuerpo de Goblins Arqueros de Arco Largo de Su Excelencia, la General Enri! ¡No piensen que pueden escapar de nosotros!”

Los ataques a distancia de sus enemigos no terminaron allí. Incontables explosiones mágicas sobrevolaron desde la tercera fila y, aunque estaban razonablemente lejos frente a Barbro, explotaron en medio de las formaciones de su ejército. Flores de fuego carmesí florecieron con cada destello y las explosiones serpentearon por el aire como pétalos de flores. Los soldados conscriptos estaban siendo volados a la izquierda y a la derecha por los continuos ataques mágicos.

Los responsables de esto llevaban capuchas que cubrían sus rostros. En sus manos tenían largas varas que brillaban con una luz misteriosa. El que estaba parado frente a ellos se quitó la capucha para revelar su rostro arrugado.

“El Cuerpo Goblin de Apoyo Mágico de Su Excelencia, la General Enri. Sientan nuestro poder en su propio cuerpo, y sepan que no sólo podemos usar magia de mejora o debilitamiento, sino también magia de ataque.”

Ése no era el único equipo que lanzaba ataques mágicos. Al lado del Cuerpo de Apoyo Mágico se encontraba un equipo vestido de manera similar. Eran pocos, sólo 5 hombres, pero las expresiones en sus rostros eran de la máxima confianza. El goblin que se burlaba más al frente levantó la voz.

“¡El Cuerpo Goblin de Bombardeo Mágico de Su Excelencia, la General Enri! ¡Nos especializamos en ataques mágicos de área y estamos orgullosos de ser el equipo con mayores capacidades ofensivas!”

“¡Su Alteza!”

El caballero regresó ante Barbro. Con un rostro tan desesperado, casi podía adivinar lo que el caballero estaba a punto de decir. Si había lanzadores de magia, entonces las capacidades del enemigo eran mucho más grandes de lo esperado.

“¡No podemos evitar su avance! ¡Es imposible! ¡Será sólo cuestión de tiempo hasta que el enemigo llegue aquí! ¡Por favor ordene la retirada!”

No era el momento de considerar si quería retirarse o no. Incluso si ordenaba que todos se quedaran a luchar, los nobles que lo habían seguido hasta ahora darían media vuelta y echarían a correr con el rabo entre las piernas. Hacer que se quedaran sólo provocaría rencores futuros y convertiría a esos nobles en enemigos.

“Bien. Da la orden de retirada primero al Barón.”

Él quería ser el primero en escapar, pero eso le daría la reputación de un cobarde que había sido el primero en huir ante los goblins. Le dejaría ese asunto sucio al Barón.

“¡Entendido!”

En el momento en el que el caballero le ordenó a su subordinado---

“--- ¿A dónde creen que van?”

Barbro se dio cuenta del peligro a su vida luego de oír una voz desconocida a su lado.

El séquito del Príncipe desenvainó sus espadas y miraron alrededor buscando el origen de la voz. Lo que apareció de pronto de entre las sombras fueron figuras vestidas con ropas negras. Sus rostros estaban cubiertos con máscaras, pero sus ojos parecían emitir un brillo agudo.

“El Equipo de Asesinos Goblin de Su Excelencia, la General Enri. La razón por la que nos revelamos nosotros mismos de la oscuridad es porque éste será su fin.”

Y otra persona.

El que venía detrás de ellos llevaba una gorra roja, botas de acero, y sostenía una larga guadaña, como la encarnación de la muerte.

“El Guardaespaldas Goblin de Su Excelencia, la General Enri --- un miembro de los trece Gorras Rojas. Bueno, supongo que ni siquiera tendré la oportunidad de presumir.”

“¡Protejan a Su Alteza! ¡Den la señal de retirada!”

“Demasiado tarde.”

La sombra se movió. Eso fue lo único que Barbro podía ver.

La cabeza del caballero desapareció y la sangre brotó como una fuente sangrienta de su cuello.

En el momento en que su cerebro registró lo que estaba viendo, Barbro inmediatamente espoleó a su caballo al galope. No había tiempo para pensar en una retirada ordenada porque estaba de pie en la encrucijada entre la vida y la muerte.

Mientras huía, podía oír un sonido detrás de él: "El Cuerpo de Músicos Goblin de Su Excelencia, la General Enri!", Seguido de los fuertes golpes de tambores goblin que lo perseguían mientras escapaba.

“… ¿Está bien dejarlo ir?”

“Es orden del estratega. Dijo que si matábamos al Príncipe, la batalla no terminaría hasta el último momento.”

“Hmph, Supongo que sí. Si la General Enri muriera, no me detendría hasta que todos los enemigos estuvieran muertos. Era de esperarse del estratega, pensar tantos pasos por delante. ¿No es la misma razón por la que no vamos a exterminar a los soldados?”

“Es correcto. Necesitan volver a la ciudad llevando al príncipe. Puedo entender tus sentimientos de desagrado. También siento lo mismo. Quiero vengarme de ellos por atreverse a atacar el pueblo de la General Enri… Bueno, Gorra Roja-san, encarguémonos de los cadáveres.”

“Supongo. También tenemos que recuperar los cuerpos de los valientes guerreros que lucharon junto al líder de los veteranos.”



26 comentarios :

  1. el capitulo masacre, masacre!! ya quiero leerlo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quién quiere matar al príncipe cuando puede vivir en la vergüenza y en la ignominia? Siempre se puede matarlo después. Parece ser una persona muy matable.

    ResponderEliminar
  3. Que genial capitulo, ahora... como los alimentara la general enri hjahaha se salvo de una para caer en otra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se, tengo la impresión de que este ejercito desaparecerá cuando ya no lo necesiten o pasado cierto tiempo...

      Eliminar
    2. Hay krejer e.e .... que jamas pones atencion a lo que lees... Los Goblins invocados por el cuerno no desaparecen por tiempo... ve al Volumen1 para mas detalles

      Eliminar
    3. Cierto. Si alimentar a 20 goblin era dificil. No creo que ainz les de alimento, como lo hizo con los hombres lagarto.

      Eliminar
  4. Desde que lo lei en ingles siempre me he preguntado cuales seran esos 3 requisitos del cuerno, leyendo varias teorias en ingles hay dos que parecen viables
    1. tener el trabajo de "General" -----La imagen de personaje de Enri donde se muestra que posee ese trabajo----- http://1.bp.blogspot.com/-iB5dD5SL_1s/ViuRhWd4JLI/AAAAAAAAEKs/0ghHWecsHpA/s1600/35-%2Benri.png
    2. Ser superado abrumadoramente en numero

    Ambas se cumplen y parecen bastante logicas, he visto varias mas pero solo esas me convencen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo creo que el requisito mas importante es tener un vinculo con los goblins y considerarlos como a un igual en vez de en simples herramientas.

      Eliminar
    2. mas que "vinculo" dira que tienen que estar convocados por una cierta cantidad de tiempo y dependiendo de la cantidad de tiempo que pase mas entidades del ejercito va a ver por que no creo que en un juego alguien te mande a pelar de una con mas de 4000 goblins pueden ser nivel bajo pero esos numeros son algo :s

      Eliminar
  5. ahora la general enri tiene un mini ejercito .-. jajaajajaja.

    ResponderEliminar
  6. jajajajaj ahora si quiero un volumen de carne villa .-.

    ResponderEliminar
  7. Puta..... Yo quirro un ejército. De putos asi mierda este cap. Estubo de puta madre

    ResponderEliminar
  8. no quiero que el ejercito desaparesca,.... son puros goblins de nivel 45-50
    esos si son buenos para nazarik,,,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni asi la mayoria del Ejército de nazarik son de nivel 60 en adelante ni ablar del poder de los guardianis y menos de la magia de super nivel o los items k poseen

      Eliminar
    2. De echo no
      Narberal lvl 63
      Lupusregina lvl 59
      Solution lvl 57
      Yuri lvl 51
      Entoma 51
      Shizu lvl 46
      Y entre los Guardianes si bien son lvl 100 la mayoria tenes a
      Victim lvl 35
      Kyouhukou lvl 30

      Eliminar
    3. Pero la diferencia es que victim fue creado para se sacrificado porque debe tener un mecanismo de autodestruccion o algo y kyouhukou a pesar de tener lvl bajo es de los 5 mas poderosos

      Eliminar
    4. eso es por que te ataca con cucarachas yo ni en pedo le llevo la contra a alguien haci :s

      Eliminar
  9. Se lo merecía ese principe arrogante , gracias por la traducción .

    ResponderEliminar
  10. Esa Enri no deja de tener muy buena suerte XD

    ResponderEliminar
  11. Ese ejercito es como un equipo de aventureros pero claro, que en lugar de tener digamos un guerrero tiene 1000, y en lugar de un arquero tiene 1000, de un lanzador mágico, tiene 1000, y así Jinetes de bestias, Paladines, Asesinos, Guardianes, Bombarderos Mágicos, y los Gorras Rojas que an de ser tan variados como todos los anteriores, y el cuerpo de sanadores que se me pasaba.

    ResponderEliminar