lunes, 30 de noviembre de 2015

Overlord-BR1-2

http://overlord-es.blogspot.com/
Traductor: Erb
____________________ 

  Emisario del Rey
Parte 2

Un hombre viejo ingresó a la habitación de Ainz. Sin embargo su cuerpo era totalmente recto, como si hubiera sido hecho de acero. Incluso a través de su ropa, uno podía ver que su cuerpo era sólido y en forma.

Éste era el mayordomo, Sebas. Ainz le dio la bienvenida con los brazos abiertos.

“Gracias por venir, Sebas. Has llegado más pronto de lo que esperaba. ¿Estabas cerca?”

“No, pero cuando Ainz-sama me convocó, vine lo más rápido posible.”

Su postura y voz estaban llenas de fuerza. La razón por la que Ainz había llamado primero a Sebas era porque él era el más familiarizado con el noveno piso, el cual era sin duda el piso que poseía las condiciones más similares al mundo real. En comparación a aquellos que residían en el mundo de lava del séptimo piso, o al páramo congelado del quinto piso, los conocimientos y experiencia de Sebas serían los más relevantes en referencia a lo que Satoru Susuki ya había aprendido.

Por lo tanto, él era el sujeto de prueba ideal para este experimento.

“¿Es así? Entonces, has trabajado duro… Me siento mal por haber hecho que te apresuraras. Perdona por haber interrumpido tus deberes.”

“¿Qué está diciendo, Ainz-sama? Como sirviente de Nazarick, no hay tarea más importante que servir a Ainz-sama.”

“Mi---”

“Por favor, no hay necesidad de agradecérnoslo. Todo es como debería ser.”

“¿Es eso así?,” Respondió Ainz. Tragó saliva a pesar de que no tenía una garganta para hacerlo.

No había usado el hechizo de ‘Mensaje’, sino que había usado a un mensajero para convocar a Sebas.

Eso era porque quería tener algo de tiempo para ensayar las líneas que quería decir. Por supuesto, también había pensado en esperar hasta terminar su práctica para luego recién llamar a Sebas, pero el problema era cómo determinar exactamente cuándo habría terminado su práctica. Podría tomar incluso un año o más para que pudiera presentarse perfectamente como Ainz el gobernante.

En verdad, lo único que estaba haciendo era ganar tiempo para fortalecer su determinación.

Ainz se volvió hacia Sebas y le habló con el más relajado, y sin embargo más digno, tono de voz que pudo lograr. Era una voz que él sentía era la más adecuada para su posición como gobernante.

“¿Estás experimentando alguna dificultad de la quiera informarme? Siéntete libre de decir lo que piensas.”

“No hay nada de eso, Ainz-sama.”

La rápida respuesta de Sebas dejó varios segundos de silencio entre ellos.

Ainz se dio cuenta de su error. Él no podía hacer estas preguntas desde su posición de gobernante. Naturalmente la otra parte se sometería por la impresión y se negaría a hablar.

Ainz resistió el impulso de agachar la cabeza mientras la vergüenza de no haber manejado bien la situación se apoderaba de él. Nuevamente le habló a Sebas. Esta vez, sería más tierno y compasivo.

“No hay necesidad de ser tan formales. Es mi trabajo asegurarme de hacer sus vidas más felices. Es justo como--- ah es cierto. Puedes hablarme de cualquier cosa, incluso de los asuntos sin importancia.”

“No, no hay nada como eso, Ainz-sama. Esta Gran Tumba de Nazarick que Ainz-sama gobierna es nada menos que un santuario para nosotros. Vivir aquí no nos causa la más mínima molestia.”

Ainz agachó la mirada, y luego sonrió mientras respondía.

“Entonces es así… tal vez tengas razón. Sebas, estoy aliviado de escuchar eso.”

“Su alivio me llena de alegría, Ainz-sama. ¿Podría preguntar qué es lo que desea de mi?”

(---Te traje para que respondiera a todas esas preguntas. Eso es todo.)

Por supuesto, no podía realmente decir eso. Esto debía ser como cuando un comediante hacía su mejor rutina y no obtenía ni una sola reacción. Así era como se sentía Ainz.

Sebas estaba esperando una respuesta. Sin embargo Ainz no tenía idea de qué decir. Justo cuando estaba a punto de decir “eso fue todo”, un rayo de luz atravesó la oscuridad que nublaba su corazón.

Un rayo de inspiración iluminó a Ainz, y una vez más logró ordenar sus pensamientos, y habló.

“---Sebas, he oído que visitaste esta habitación cuando no estaba. Debió haber sido una emergencia, así que te convoqué ante mí.”

“Ohh, pensar que Ainz-sama se molestaría con un asunto tan pequeño. Por favor acepte mis más sinceras disculpas.”

Ainz levantó una mano para detener a Sebas, que continuaría disculpándose de otro modo.

“Bueno, eso bastará. Entonces, ¿Cuál era exactamente ese asunto?”

“Entendido. Vine para pedir permiso para asignarles tareas a las sirvientas y los criados.”

“¿A las Pléyades? Como sirvientas de batalla, ellas deberían de ser de mucho mayor nivel que los criados. ¿Estaría bien distribuir tareas de esa manera?”

“Ah, no, perdóneme por no explicarlo claramente. Las sirvientas a las que me refería eran las sirvientas regulares a cargo de la Sirvienta en Jefe, Pestonya. La tarea de la que hablé era la limpieza cotidiana del 9no y 10mo piso.”

“Ah, entonces era eso de lo que se trataba…”

Aunque Ainz estaba considerando seriamente los problemas, no tenía un plan particular en mente que quisiera llevar a cabo.

Los miembros del gremio que habían creado a las sirvientas habían pensado que “sería una pena si no hubieran sirvientas en un lugar tan grande como éste”. No había habido una razón especial asociada a su creación. Lo único era que, dada la meticulosa atención prestada al diseño de las sirvientas por Whitebrim-san --- un hombre que había irrumpido en la industria usando imágenes meticulosas de sirvientas, y que ahora era un mangaka serializado--- era claro que las sirvientas eran muy especiales para él, a pesar de ser esencialmente extras de fondo.

Los sentimientos de nostalgia hicieron sonreír a Ainz, y le respondió a Sebas.

“Bueno, originalmente ambos tenían la tarea de encargarse de esas sirvientas. No hay una razón en particular por la que tenga que otorgarles permiso para hacer sus trabajo…”

La voz de Ainz se apagó a mitad de lo que decía. Había recordado algo que había leído en los dos libros de negocios de antes. Con una suave tos, Ainz hizo una pregunta.

“… No, viniste aquí por una razón. Aunque podría ser una molestia, ¿podría explicarme los detalles?”

“¿Cómo podría ser una molestia? Simplemente no deseaba hacerle perder el tiempo a Ainz-sama con problemas menores… Entiendo. Entonces, permítame explicarlo.”

Sebas describió como había sido desplegada cada persona y las intenciones detrás de esa decisión.

Mientras Ainz lo escuchaba hablar, lo único que podía pensar era “Hmph, era eso…”. Sin embargo, ya que su rostro no podía mostrar ningún cambio de expresión, otras personas podrían pensar que estaba prestando mucha atención.

La explicación de Sebas se estaba volviendo más y más animada.

Si se ponía de esa manera sería difícil disimular con sonidos como “¿Es es así?” y “Umu”.

Ainz levantó la mano e interrumpió el monologo de Sebas.

“Sebas, entiendo lo que intentas decir, que tenemos muy pocas sirvientas. Incluso así, ¿no es demasiado asignarles tantas tareas a todos?”

“Sí. Es como dice. Sin embargo, todas las sirvientas están equipadas con ítems que niegan la fatiga. Debido a eso, no habrá ningún problema sin importan que tanto trabajen.”

“Eso no está bien, Sebas. Debemos darles algo de tiempo libre y la oportunidad de descansar sus mentes para que puedan realizar mejor sus tareas. Si todo lo que se requería eran muñecas que pudieran seguir ordenes, entonces podríamos usar a los no-muertos de bajo nivel del primer piso y acabar de una vez.”

Los ojos de Sebas se abrieron sorprendidos.

“¡Ohh! ¡Era de esperarse de Ainz-sama! ¡Ya veo, estaba equivocado! ¡Definitivamente es como dice! Las sirvientas son homúnculos especialmente creados. ¡Debo tomar en cuenta sus personalidades y deseos!”

“Ah, no, no fue nada, Sebas. Entonces, ¿puedes continuar explicándome tus planes?”

“¡Entendido! ¡Haré uso del solemne consejo que Ainz-sama me ha confiado para utilizar sus habilidades más eficazmente!”

La explicación continuó nuevamente.

Por momentos, Ainz hacía una pregunta y Sebas le respondía. Al final, aunque Ainz no había entendido completamente los detalles, parecía que había elaborado un plan de despliegue que contaba con la aprobación de Sebas.

“Muchas gracias, Ainz-sama. Ahora puedo idear un plan perfecto de despliegue.”

“¿Es así? Bueno, ya que has dado el visto bueno, entonces no debería haber problemas. Te autorizo a ti y a Pestonya que se ocupen de este asunto. Sebas, puedes retirarte.”

“Entendido.”

Mientras Ainz observaba a un satisfecho Sebas dejar su oficina, de pronto tomó su cabeza y se dio cuenta de su error.

“No respondió a ninguna de mis preguntas…”

La razón por la que no había logrado ninguno de sus objetivos era demasiado obvia. ¿Cómo no se había dado cuenta de una cosa tan simple?

La respuesta estaba en las circunstancias que los rodeaban.

Si el jefe departamental de una gran compañía llamaba de pronto a un trabajador ante él y le decía, “Cuéntame sobre cualquier problema que tengas”, ¿Quién se atrevería a quejarse sobre la compañía? Era obvio que tratarían de evitar la pregunta o decir, “No puedo pensar en nada por el momento” para intentar salir de la situación fanfarroneando.

“No puedo creer que no hubiera pensado en eso, ¿realmente puedo ser un buen superior? No---”

Se obligó a salir de la depresión en la que había caído.

“---Desde el comienzo sabía que aún no estaba listo. Debido a eso, necesito trabajar más duro para mejorar. Este error se convertirá en una experiencia de aprendizaje.”

En resumen, el problema era que había intentado hablar con Sebas directamente sobre el asunto.

Ainz consideró si debería usar ‘Mensaje’ en lugar de eso. Sin embargo, pensó que ningún trabajador se desahogaría de sus problemas con su jefe incluso por teléfono, y por tanto abandonó ese plan.

Al final, probablemente debería enviar a alguien más en su lugar. Reflexionando sobre el escenario anterior, el jefe departamental podría obtener mejores resultados si el trabajador hubiera hablado con la secretaria en lugar de con él. Las palabras que quería decir hubieran sido dichas con más naturalidad a un compañero subordinado en lugar de al jefe mismo.

La cuestión era, ¿quién podría sustituir a Ainz?

Varias personas le vinieron a la mente, pero si le preguntaban por qué hacia esto, no hubiera tenido otra alternativa más que explicarse. Ainz quería evitar esto también.

Justo cuando Ainz estaba comenzando a cansarse de lidiar con el espinoso camino que tenía por delante, la inspiración descendió de los cielos mientras pensaba en cuál debía ser su siguiente movimiento.

La brillante idea hizo que Ainz se preguntara si había sido víctima de un ataque de elemento de luz.

Ainz apuntó al suelo, y usó una habilidad.

Lo que apareció fue un Caballero de la Muerte.

Aunque usar un cuerpo humano permitiría que el Caballero de la Muerte existiera indefinidamente, esta tarea en particular no requeriría de tanto tiempo.

“¿Entiendes lo que estaba pensando hace un momento?”

El Caballero de la Muerte asintió y gimió.

A los monstruos invocados se les concedía una porción de los pensamientos y conocimiento de sus invocadores, de esta forma podrían pasar a la acción inmediatamente después de ser convocados de acuerdo a los deseos de sus amos. Podían distinguir entre amigos y enemigos, por supuesto. De otro modo, no hubiera habido forma de que el Caballero de la Muerte en el Pueblo de Carne hubiera conocido todas las intenciones de Ainz luego de unas cuantas palabras.

---Aunque, el hecho de que había corrido a toda prisa era algo que había superado sus expectativas.

Era por eso que Ainz había invocado a un ser no-muerto.

Ellos actuarían de acuerdo a las intenciones de Ainz, incluso sin la necesidad de una explicación completa.

Además, no estarían tan intimidados como Ainz al hablar con la gente.

Había muchos beneficios para este curso de acción.

“Bien. Entonces ve. Infórmame de todo lo que aprendas sobre los Guardianes de todos los pisos. Comienza con Shalltear. Ella es la más fuerte de los Guardianes y la encargada de la primera línea de defensa contra cualquier intruso. Ella es la persona más importante en Nazarick. Debemos darle prioridad a cualquier pedido de ayuda que tenga.”

Ya había podido sentir la lealtad que tenían los Guardianes de Piso cuando se habían reunido en el Coliseo, pero no estaba de más mejorar sus relaciones aún más. Además, si tenía que escoger entre asignarle recursos a ella o a alguien más, probablemente debería hacer arreglos para darle prioridad a ella.

“Entonces, una vez que tengas una idea clara sobre todos, regresa y repórtamelo. Los detalles serán el medio por el cual mejorar las operaciones diarias de Nazarick --- serán útiles en futuras reuniones con los Guardianes.”

El Caballero de la Muerte rugió y se apresuró a dejar el cuarto. Mientras Ainz observaba su espalda al retirarse, pensó en la escena del Pueblo de Carne.

El Caballero de la Muerte se había echado a correr como si ni siquiera fuera a molestarse en abrir la puerta --- luego en el último momento se había detenido en seco, había abierto la puerta cuidadosamente para salir y luego había continuado corriendo.

Solo de nuevo, Ainz cerró los ojos.

“Caballero de la Muerte… Caballero de la Muerte… ¿Escogí al hombre equivocado?--- no, ¿tal vez el no-muerto equivocado para el trabajo?”

Habían muchos más seres humanoides ---si esa era la palabra para ello--- entre los no-muertos que podía invocar.

Como tal, se preguntaba si una criatura no-muerta diferente habría sido mejor.

Con eso en mente, ¿por qué había escogido un Caballero de la Muerte? No podía pensar en una buena razón. En verdad, probablemente se debía a que había usado uno en el Pueblo de Carne, así que la imagen mental del Caballero de la Muerte estaba más fresca en su mente.

Por desgracia, ya era demasiado tarde.

Luego de que el Caballero de la Muerte viniera de vuelta con el reporte sobre Shalltear, ya pensaría si debía usar a alguien más.

“Caballero de la Muerte, no debería haber nada de qué preocuparse. Pongo mi confianza en ti de que nada saldrá mal. Ya que te creé yo mismo, estoy seguro que cumplirás tu tarea sin problemas.”

 Mientras decía esto, Ainz suprimió su preocupación al mismo tiempo que miraba en dirección al Caballero de la Muerte que ya había dejado la habitación. Parte de él sintió que era una línea muy buena, así que tomó nota mental sobre ella. Parecía ser una línea que podría usarse frente a otras personas.

“Líneas, eh… podrían terminar siendo útiles en el futuro. Tal vez debería investigar más sobre eso…”



10 comentarios :

  1. Caballero de la muerte la eleccion mas carismatica y sutil jajajaja xD muchas gracias por esta traduccion.

    ResponderEliminar
  2. Me uvise gustado q eligiera a pandora actor ese tipo. Me encanta xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Ainz no le gusta que Actor de Pandora interactue con los demás NPCs ya que con su uniforme neo-nazi se ve fuerte y porque obviamente es la creación mas importante ya que lo creo el maestro del gremio; con su personalidad las expectativas sobre el caerían en picada. Ainz quiere evitar la vergüenza.

      Eliminar
  3. Lo que pienso es que pasaran divertidas cosas con el caballero de la muerte asiendo la tarea de observar a los guardianes de piso. Creo que los reportes serán confundidos o algo así como teléfono descompuesto XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso exactamente lo mismo jajaja... Gracias por la traducción Erb...

      Eliminar
  4. Y asi comienza la gran aventura del csballero de la muerte que vidita todos los mundos de nazarik

    ResponderEliminar
  5. Hola. ¿Quisiera saber si continuaran con el proyecto de traducción de Overlord a pesar de que ya fue licenciada por Yen-press?
    Mi inquietud se debe a que el proyecto de traducción en ingles que tambien estaba siguiendo, ha decidió suspender el proyecto debido a la licencia que entrara en vigencia a partir de esta semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si.si es que sale en ingles claro. El traductor a ingles dijo que lo traduciria de todas formas.

      Eliminar
  6. Creo que el caballero de la muerte fue la mejor opcion .

    ResponderEliminar