jueves, 9 de junio de 2016

Overlord v10 c1

Completo.
http://overlord-es.blogspot.com
Traductor: Erb
____________________


Volumen 10 - Capítulo 1
El Reino Hechicero de Ainz Ooal Gown


Parte 1

El Rey Hechicero. El gobernante absoluto de la Gran Tumba Subterránea de Nazarick y del Reino Hechicero de Ainz Ooal Gown. Un ser que gobernaba a los 41 Seres Supremos, y el último de ellos que quedaba en Nazarick. En este momento, esa entidad que debería haber estado disfrutando de las atenciones de sus subordinados, se encontraba acurrucado sobre una suave cama, leyendo un libro.

Dicha cama había sido transportada desde la Gran Tumba Subterránea de Nazarick y traída a este lugar — a los aposentos privados del antiguo gobernante de E-Rantel, el Alcalde Panasolei— que había sido remodelado y convertido en los propios aposentos de Ainz. Desde que había sido trasladado aquí, ya no podía detectar la fragancia que usaba emanar cuando seguía estando localizado en Nazarick.

Tal vez se debía a que la cama de aquí no tenía perfume esparcido sobre ella, pensó Ainz mientras apoyaba su peso sobre la cama en cuestión.

Por supuesto, dormir era una acción completamente innecesaria para un ser no-muerto como Ainz.

Ciertamente, sólo se trataba de los restos de su humanidad diciéndole a su mente que debería estar cansado. Era por eso que Ainz ocasionalmente hacía este tipo de cosas, acostarse sobre la cama para calmar su sobrecalentada cabeza y corazón. Sin embargo, eso sólo era una solución temporal. Por lo tanto, acostarse de esta forma por mucho tiempo, como haría un ser humano, era en realidad bastante absurdo.

Por supuesto, siempre había algunas excepciones a la regla.

Por ejemplo —sí. Por ejemplo, mientras leía. En particular, cuando tenía cuidado de la forma en que otros lo estaban mirando.

(Pronto debería amanecer... ¡oh!)

Un débil rayo de luz se filtró a través de una abertura en las cortinas, dándole a Ainz una idea aproximada de la hora. Con eso, metió bajo su almohada el libro que había estado leyendo hasta ahora.

Luego, inclinó su cráneo para mirar a una de las esquinas del cuarto.

Vio a una sirvienta allí.

Era una de las sirvientas regulares de Nazarick, y hoy era ella quien atendía a Ainz — para ser más precisos, ella lo había atendido desde ayer. En este momento, ella se encontraba elegantemente sentada en una silla, con la espalda completamente recta. Sin embargo, esa postura no había cambiado desde la noche anterior. Por lo que Ainz sabía, ninguna de las sirvientas había fallado en mantener esa posición.

Su línea de visión estaba constantemente fija en Ainz, salvo varias distracciones momentáneas.

Verdaderamente era una carga indescriptible.

Por supuesto, ella no tenía la intención de ejercer esta presión. Simplemente se debía a que prestarle toda su atención a Ainz le permitiría responder de inmediato a cualquier situación que pudiera darse. Sin embargo, eso provocaba que un hombre ordinario como Satoru Suzuki, quisiera llorar y rogar "ten piedad, por favor".

Nadie podría sentirse cómodo ante la mirada constante de otra persona, especialmente si se trataba de un miembro del sexo opuesto. Incluso si no pasaba nada, le hacía sentir como que había dejado algo a medio hacer en algún lugar.

Lo más importante era la forma en la que ella respondía silenciosamente a Ainz si éste hacía cualquier movimiento.

En pocas palabras — era una experiencia miserable.

Por supuesto, Ainz era un gobernante absoluto. Si él le prohibía hacerlo, ella se detendría. Sin embargo, cuando Ainz imaginaba las expresiones en los rostros de las sirvientas cuando lo dijera, no podía obligarse a decir las palabras aguardando en su boca.

Luego de llegar a este mundo, Ainz había entrado rápidamente en acción asumiendo la apariencia de Momon. Ésta era la primera vez que las sirvientas lo rodeaban de esta forma. Incluso ahora, continuaban sirviéndolo con una lealtad sobrecogedora. Era debido a que sabía esto que Ainz no podía atreverse a obligarlas a obedecer.

Además, ellas se cansarían y dejarían de hacerlo luego de un tiempo.

Había pasado un mes desde que pensó eso.

La idea de que las cosas podrían continuar de esta forma por siempre hizo que Ainz se sintiera algo inquieto. Debido a que a las sirvientas les tomaba 41 días para completar el ciclo de sus horarios, había decidido dejar ese asunto para el futuro, sin embargo esa forma de pensar, hasta ahora sólo había pateando el problema para después.

(¿Es ésto a lo que llaman la carga de liderar... administrar Nazarick, planear las políticas para el futuro del grupo y responder a los deseos de mis subordinados...? las personas en la cima realmente son grandiosas, no es de sorprender que tenga un salario tan alto...)

Las personas en la cima hacen tan poco y sin embargo obtienen tanto dinero. Ahora que entendía por lo que tenían que pasar, Ainz se rió de la insensatez de sus anteriores pensamientos. Entonces, lentamente se levantó de la cama.

En ese momento, la sirvienta también se levantó silenciosamente de su sitio. Esto le hizo sentir a Ainz que había una cuerda conectándolos a ambos.

¿Cómo podían sus movimientos ser tan elegantes luego de estar despierta toda la noche?

"—Ya me levanté."

"Sí. Entonces, su sirvienta se retira. Luego de esto, la sirvienta de hoy vendrá a tomar mi lugar."

Ainz no dijo nada como "Te lo encargo", sino que simplemente gruño "Umu" y agitó la mano para indicar que podía continuar.

Tal vez estoy siendo demasiado arrogante, pensó Ainz.

Aún así, podría ser mejor de esta forma.

Había enviado a Hamsuke a hacer algunas preguntas, y la primera respuesta de las sirvientas parecía ser, "Se siente como si nos estuviera dominando, Ainz-sama es el mejor" o algo así. Parecería que todas eran masoquistas, y aunque esto había preocupado a Ainz la primera vez que lo oyó, luego de pensarlo con calma, se dio cuenta de que un gobernante debía actuar y vestir como tal. Eso era lo que sus súbditos desearían.

Usando una compañía como ejemplo, un jefe debía verse y actuar como un jefe.

Cuando lo pensó de esa manera, Ainz sintió que lo que había hecho era lo que el Rey Hechicero debería haber hecho. El hecho era, que cuando había estado espiado al gobernante del Imperio, Jircniv Rune Farlord El Nix, en su tiempo libre, se había percatado de que el hombre actuaba prácticamente de la misma forma.

Sin embargo, Satoru Suzuki había sido un trabajador, y se sentía un poco incómodo por no poder decir algo parecido a, "Gracias por tu arduo trabajo".

"...Entonces, deberías tomar un buen descanso."

"¡Ah! — ¡Por favor permita que su sirvienta le ofrezca su más sincero agradecimiento por su generosidad, Ainz-sama!"

La sirvienta se inclinó profundamente mientras expresaba su gratitud.

"Sin embargo, es gracias a este objeto que usted me prestó tan generosamente que su sirvienta pudo quedarse a su lado para atenderlo sin tener que descansar, Ainz-sama."

No, eso no fue lo que quise decir, murmuró Ainz en su corazón.

Era cierto que una vez que uno se ponía un Anillo de Sustento, uno no tendría problemas si no dormía ni comía. Sin embargo, sentarse en una silla y observar a Ainz toda la noche debería haber sido un verdadero infierno. Aunque él estaba muy complacido con la dedicación de las sirvientas, no había necesidad de llegar a tanto.

(Por lo menos deberían cancelar el turno de noche... la parte en la que la me observan dormir, ¿no?)

Como sirvientas, era natural que sirvieran lealmente a su amo tanto con sus corazones como con sus almas.

Ainz no sabía exactamente cuál de las sirvientas lo había dicho, pero recordaba que había sido una de ellas.

(Servir fielmente a su amo, eh. ¿Qué dirían si quisiera vivir como un igual a ustedes?)

A diferencia de cómo se había sentido cuando había llegado por primera vez a este mundo, ahora Ainz confiaba en que sus subordinados le eran absolutamente leales. Siempre y cuando prestara atención a sus acciones y no hiciera nada que los decepcionara, no había ninguna posibilidad de que lo traicionaran — salvo interferencias del exterior. En ese caso, tal vez debería cambiar las relaciones entre ellos, y ponerse al mismo nivel que los NPCs. Esa podría ser una buena decisión a tomar, en algún momento.

Si eso pasaba, Ainz sería libre de esta vida de gobernante, libre de tener que devanarse los sesos todo el día. Adicionalmente—

(—Sería como antes, desde luego, justo como era durante los días del gremio. Me pregunto si podría volver a ese tipo de vida nuevamente.)

Cada vez que hablaba con los NPCs, seguía visualizando las imágenes de sus antiguos amigos superpuestas a ellos. Era debido a eso que Ainz no podía identificarse con ellos como amo y sirvientes, sino de la forma en que había sido en el pasado—

—No, pensó Ainz mientras sacudía mentalmente la cabeza.

Aunque no sabía qué era lo que podría plantar las semillas de la decepción en sus súbditos, era imposible que un cambio tan dramático de las circunstancias fuera una decisión sabia. Además, ya que sabía que ellos anhelaban una relación de amo-sirviente con él, era su responsabilidad como su amo el continuar en esa condición. Al mismo tiempo, como la última persona en quedarse aquí, él tenía que hacer todo lo que pudiera por los NPCs (los niños).

La sirvienta se despidió de Ainz, y luego dejó la habitación.

En ese momento, Ainz entró en acción. Primero, intercambió el libro bajo su almohada con otro libro. El libro que había usado como sustituto tenía un título muy complejo —con sólo mirarlo, cualquiera perdería las ganas de continuar leyéndolo. Luego, dejó el libro que había estado leyendo anoche en su dimensión personal de bolsillo — su caja de ítems.

Luego de colocarlo en un lugar donde no sería fácilmente robado, Ainz dejó escapar un suspiro de alivio.

Eso también, era parte de sus responsabilidades como su amo.

Él desde luego no quería leer toda la noche esos libros que le quemaban el cerebro. Si fuera posible, le gustaría leer algunos libros populares en su lugar. Sin embargo, ser visto leyendo tales libros dañaría la dignidad de Ainz como gobernante. Por lo tanto, Ainz se vio obligado a tomar tales medidas molestas.

Por cierto, ya había tomado en cuenta el hecho de que las sirvientas moverían el libro bajo su almohada a otro lugar.

Ahora que había terminado con todo lo que podía hacer en la cama, Ainz hizo a un lado el dosel de seda fina que envolvía la cama, luego bajó y se puso de pie.

Justo en ese momento, varios golpes vinieron de la puerta. Poco después, la sirvienta que estaba prevista para el siguiente turno abrió la puerta e ingresó a la habitación.

Mientras veía a Ainz bajando de la cama, ella sonrió y se acercó a él. Parecía que ella era la sirvienta asignada para acompañarlo hoy.

"Buenos días, Fifth."

Una deslumbrante sonrisa brillante se formó en el rostro de la sirvienta.

"¡Buenos días, Ainz-sama! ¡Hoy estaré bajo su cuidado!"

Si Fifth tuviera cola, probablemente estaría moviéndola con todas sus fuerzas. Eso le hizo recordar que la sirvienta Pestonya había movido la cola en el pasado.

Su uniforme de sirvienta era el mismo que había vestido la anterior sirvienta, Fourth. Al contrario de las sirvientas de batalla, todas las sirvientas regulares vestían el mismo uniforme. Sin embargo, su apariencia exacta variaba entre cada sirvienta — probablemente porque las mujeres que los vestían eran diferentes.

Ainz recordó algo que uno de sus amigos decía tan a menudo que parecía haberse hecho de un hogar en su oído: "Aunque los trajes simples de sirvienta son buenos, los trajes de sirvienta con accesorios son los mejores". También había un complemento a eso: "En otras palabras, los uniformes de sirvienta son lo mejor, sin importar la forma que tengan. Los uniformes de sirvienta son la invención más grande en la historia de la humanidad. Jiija, uniformes de sirvienta~"

Aunque Ainz no sabía qué era lo que quería decir con "Jiija", probablemente se trataba de algún tipo de exclamación. También podría haber sido un término suyo personalmente inventado. De esta forma, Ainz recordó las memorias de sus compañeros del pasado, poco a poco.

Ainz sonrió con amargura — aunque su expresión facial no cambió, por supuesto — y miró en silencio a la sirvienta.

"Ai-Ainz-sama, hay, ¿hay algo en lo pueda servirlo?"

Fifth se veía ligeramente avergonzada mientras sus manos apretaban con fuerza el delantal de su uniforme. Fue entonces que Ainz se dio cuenta de lo descuidado que era.

"Perdóname. Parece que estaba... sí, parece que estaba algo hipnotizado por ti."

"—!"

"Entonces, vamos."

"—¿Eh? Ah, sí. ¡Entendido!"

La sirvienta se congeló por un momento, pero de todas formas consiguió responder enérgicamente al mismo tiempo que que le seguía los pasos por detrás y dejaban el cuarto.

Ainz pasó a través de varias habitaciones. Lo que vio allí no podía compararse con el decorado del 9no Piso de la Tumba. Por lo tanto, cuando Ainz había decidido quedarse en este lugar, los Guardianes expresaron sus objeciones uno después del otro.

Punto. Este lugar carece de gusto para ser la residencia de un Ser Supremo.

Punto. Este lugar carece de capacidades defensivas y posee una protección inadecuada contra espías.

Punto. Punto. Punto—

Sin embargo, Ainz se había abierto paso a la fuerza a través de todos estos obstáculos y había escogido este lugar como su hogar.

Ésta era su responsabilidad como Rey — después de todo, Jircniv también vivía en el Palacio Imperial de la Capital Imperial. O al menos, eso era lo que quería que pensaran los demás. El hecho era que, este lugar era lo suficientemente lujoso para Ainz, no, para Satoru Suzuki. Su antiguo hogar era incluso menos digno de comparación. Además, su habitación en el 9no Piso siempre había sido demasiado ostentosa y demasiado grande.

A él no le había importado cuando todavía era sólo un juego. Sin embargo, ahora que en verdad tenía que vivir allí, era plenamente consciente de que no había un lugar para él dentro de sus paredes. Todo lo que Ainz quería hacer era ocultarse en una esquina de la habitación.

Ainz condujo a Fifth y a los Asesinos de Ocho Filos que había bajado del techo hacia el cuarto de vestir.

Varias sirvientas regulares ya se encontraban allí esperando por él. Como si fueran una, ejecutaron reverencias respetuosas hacia él. Fifth se unió rápidamente a sus filas también.

"Ainz-sama, ¿qué le gustaría vestir hoy?" preguntó Fifth con una voz llena de energía.

(...Oh, parece que los ojos de Fifth brillan también. Ahora que lo pienso, ¿todas las que tuvieron este trabajo no tenían el mismo brillo en los ojos?. He oído que a las mujeres les gusta la ropa... ¿es así como lo expresan? ¿O es que sólo les gusta coordinar ropa y accesorios?)

Una sensación constante de cansancio se apoderó de él, pero no podía mostrarlo. En su lugar, dijo "Umu" de manera presuntuosa — o por lo menos, así fue como se sintió cuando lo había practicado de antemano.

Hablando con franqueza, Ainz no necesitaba cambiarse la ropa.

Sus túnicas mágicas no se arrugarían incluso si pasaba toda la noche dando vueltas en la cama. Su cuerpo no excretaba ningún desecho. El polvo flotando en el aire podía posarse en él, pero todo lo que tenía que hacer era sacudirlo para quitárselo. Adicionalmente, las sirvientas ya habrían limpiado minuciosamente cualquier lugar al que Ainz fuera. Además, no necesitaba ni comer ni beber, por lo tanto no se ensuciaría con esas actividades.

Vestir el mismo conjunto de ropa no habría sido ningún problema para él.

Sin embargo, ninguno de sus subordinados podía permitirlo. Pero eso era de esperarse; tener a su gobernante absoluto vistiendo lo mismo todos los días arruinaría su imagen.

Dicho esto, Ainz no confiaba en su habilidad para coordinar su atuendo.

Claro, si estuviera preparando su equipo para una batalla, estaba bastante confiado de que luego de considerar las capacidades y habilidades de sus oponentes y luego de planear sus tácticas, podría seleccionar el equipo apropiado que mejor se adaptara al enemigo que enfrentaba. Sin embargo—

Bueno, en cierta medida, la experiencia ganada por Satoru Suzuki le permitía hacer comentarios sobre si esta corbata combinaba con ese traje.  Sin embargo, no podía decir nada sobre si esta túnica purpura con filigranas plateadas combinaba con un collar de plata incrustado con cuatro diamantes y cosas así. Adicionalmente, tenía que escoger atuendos que combinaran con un cuerpo esquelético.

Sin embargo, si usaba un atuendo que no combinara, como líder, las personas podrían dudar de su sentido del estilo. Eso sería como traicionar a sus leales subordinados. Por lo tanto, incluso en lo concerniente a su atuendo, Ainz tenía que dar lo máximo de sí.

Ahí había un problema fatal.

¿Alguno de sus subordinados diría algo si él vestía algo inadecuado? Era una situación similar a cuando un peluquín se resbala un poco de la cabeza del presidente de alguna gran compañía; nadie se atrevería a decir nada.

Siendo así, sólo le quedaba una alternativa.

"—Fifth, te lo dejaré a ti. Prepara el conjunto de ropa que mejor me quede."

"¡Entendido! ¡Déjemelo a mí, Ainz-sama! ¡Su sirvienta tendrá el máximo cuidado en hacer su elección!"

No tienes por qué esta ser tan animada — bueno, Ainz pensó eso, pero en realidad él nunca se lo había dicho antes a las sirvientas.

"Creo— ¡Creo que el rojo le sienta bien, Ainz-sama! Por lo tanto, estaba pensando en usar el color rojo como base para coordinar su vestimenta. ¿Qué le parece?"

"...Acabo de decir que lo dejaría en tus manos. Siendo ése el caso, no es necesario que confirmes tus elecciones conmigo."

"¡Sí! ¡Entendido!"

Si él no confiaba en sí mismo, entonces todo lo que tenía que hacer era delegar la tarea a alguien más — de la misma forma en que había permitido que la sirvienta escoja por él.

Sin embargo, Ainz estaba bastante preocupado por la túnica de color rojo brillante que ella había seleccionado. El color rojo era tan brillante que casi le dañaba los ojos, y estaba adornado además por muchas piedras preciosas enormes, casi como botones. Podría haber sido aceptable si fueran todas del mismo color, pero las muchas piedras preciosas reflejaban media docena de luces de colores diferentes. Adicionalmente, la prenda estaba bordeada con extraños caracteres bordados con hilo de oro.

(¿—Esto en verdad es ropa normal? ¿Puede ser considerada como ropa en el sentido normal de la palabra?)

Se sentía como un hombre vistiendo dos tableros de anuncios, adelante y atrás, iluminados con luces de neón. Él nunca hubiera escogido esta vestimenta por su propia voluntad. O más bien, Ainz comenzó a preguntarse por qué había comprado esto en primer lugar. Ya que no recordaba que los miembros de su gremio lo hubieran forzado a hacerlo, por proceso de eliminación, él mismo debía de haberlo obtenido de algún lugar.

(¿Fue un regalo? ¿Lo gané en una lotería o en algún tipo de evento? ...De todas formas, bueno, no hay remedio, eh.)

Incluso si recordaba cómo lo había obtenido, eso no haría desaparecer la túnica carmesí ante él.

Aunque sería fácil rechazarlo simplemente, eso haría una mentira del "Te lo dejo a ti" que le había dicho a Fifth. Más al punto, era posible que sólo Ainz lo encontrara vergonzoso, y que a todos los demás les gustara. O mejor dicho, ése era muy probablemente el caso.

Y, pare decirlo sin rodeos, ya que Fifth había seleccionado esta túnica, él podía echarle la culpa si alguien decía algo.

(Realmente soy un pésimo jefe.)

Ainz sabía que esto no era algo de lo que sentirse orgulloso, y se sintió culpable por ello.

Echarle la culpa a alguien más no era una conducta elogiable para un jefe — para un superior. Ainz lo sabía, pero aun así, necesitaba alguna forma de preservar su dignidad.

Tenía que protegerse sacrificando a sus subordinados. No había remedio.

"—Perdón por eso."

"¡Ah, mis más sinceras disculpas!"

"Está bien... sólo hablaba conmigo mismo. No le prestes atención. Ahora que pienso en ello..."

Ainz decidió escoger sus palabras con cuidado mientras formulaba su pregunta:

"Hay algo que me gustaría preguntarte; ¿crees que esta túnica es un tanto llamativa para mí?"

"¡Desde luego que no! ¡Después de todo, casi todo le queda bien, Ainz-sama! ¡Aunque siento que usar algo negro como base con marrón oscuro como color secundario se vería bien también, pero usar siempre tales colores no mostraría sus otras virtudes, Ainz-sama! Todo esto es para imprimir su poderosa imagen en los ojos de todos los que—"

Ainz interrumpió su desbordante flujo de palabras.

"—Está bien. Siempre y cuando sea adecuado, está bien. Entonces, ¿podrían vestirme?"

"¡Entendido!"

Fifth y las otras sirvientas se pusieron a trabajar.

Mientras Ainz permanecía de pie, las sirvientas removieron su ropa en silencio. El acto de ser cambiado de ropa por mujeres, incluso si su cuerpo no era más que un esqueleto, lo llenó de una ardiente vergüenza.

Pero por supuesto, un gesto así era algo natural para un gobernante absoluto.

Por lo menos era así para Jircniv y Ainz había leído lo mismo en uno de sus libros.

Ainz permaneció inmóvil y permitió que las sirvientas trabajaran, mientras miraba en silencio el espejo del vestidor.

En poco tiempo, un Ainz con túnica roja se reflejó en el espejo. Como esperaba, era llamativo. No era más que llamativo.

(...No. Este mundo tiene un sentido muy diferente de la estética. Por lo que sé... esta ropa podría ser bastante adecuada para un gobernante.)

Recordó a Hamsuke como ejemplo, y reprimió sus inquietudes.

"Entonces, vamos."

Esos pensamientos atravesaron su cabeza mientras avanzaba en compañía de Fifth. Cómo habría querido tener un momento para suspirar.

♦ ♦ ♦

El llamativo traje rojo se balanceaba hacia su oficina. En el instante en que Ainz se acercó a la puerta, Fifth rápidamente se apresuró hacia adelante y cortésmente la abrió para él.

Algunas veces, él pensaba decir, Es sólo una puerta, déjame abrirla. Sin embargo, cuando miraba los rostros de las sirvientas diciéndole "¡Guau, míreme, estoy trabajando!", Ainz no podía hacer otra cosa más que aceptar esto como algún tipo de puerta automática.

Ainz y Fifth guiaron a los Asesinos de Ocho Filos al interior de la oficina.

El escritorio en el centro de la habitación era como el que Ainz tenía en su cuarto e irradiaba un aire de seriedad.

Había sido traído aquí desde Nazarick, junto a su cama. Una bandera colgaba al fondo del cuarto — la bandera de Ainz Ooal Gown — del Reino Hechicero.

Ainz atravesó la habitación y se acercó al balcón.
Había una caja de vidrio en el balcón. No era muy grande y contenía un escenario de selva. Ainz insertó un dedo dentro de la caja, que parecía carente de formas de vida, y levantó una hoja. Escondido debajo se encontraba una criatura oculta en la oscuridad para evitar la luz del sol.

Su cuerpo de colores brillantes estaba cubierto de secreciones pegajosas y sin embargo escurridizas, y la parte frontal de su cuerpo daba la impresión de ser labios humanos.

Ainz estudió con cuidado al Insecto Labio ante sus ojos.

"—Ese color es bueno. Te ves bastante enérgico."

Recordaba lo que le habían dicho alguna vez, que el color era muy importante. También recordó tener a varios Insectos Labio frente a él, y que le enseñaron a identificar, por el color, cuándo era que estaban más enérgicos. Y de hecho, el insecto labio ante él parecía más vivas que los otros de aquella vez.

Ainz tomó una hoja de lechuga de un plato cercano.

"Vamos, Nurunuru-kun. Es hora de comer~"

Acercó la hoja al Insecto Labio, el cual se aferró a ésta con un "nom". Luego de soltarlo, el insecto labio la devoró frenéticamente con grandes bocados.

Ainz trajo dos hojas más, que prontamente fueron devoradas por el insecto labio.

Decidió tenerse allí, porque Entoma le había dicho que no era bueno darle de comer demasiado.

Ainz regresó con cuidado al saciado y feliz insecto labio a su sombrío hogar en la caja de vidrio — al lugar que más amaba.

"Al principio parecía un poco desagradable, pero luego de cuidarlo por un tiempo, se ha hecho bastante adorable."

No hablaba con nadie en particular, sólo consigo mismo. Ainz tenía una sonrisa alegre en el rostro cuando cerró la delgada tapa de la caja. Esta caja no era muy fuerte, y el Insecto Labio podía escapar si realmente quisiera hacerlo. La razón por la que Ainz la usaba era porque era la prueba de la confianza que sentía de ser capaz de cuidar bien de su ocupante. Dicho eso, se trataba de un monstruo mercenario que había sido generado usando oro, así que la pregunta de si escaparía o no aún no tenía respuesta.

Ainz limpió su mano suavemente con un paño cercano, y luego de terminar todas sus tareas de la mañana, tomó asiento en su silla. Recostó su peso hacia atrás y dejó que su cuerpo se hundiera profundamente en ella.

(...Ah, trabajo. No hay un horario oficial para trabajar, pero igual mi corazón se encoge alrededor de esta hora. Supongo que las viejas costumbres son difíciles de olvidar.)

El escritorio no tenía ni una mota de polvo en él, y ni hablar de documentos.

Era completamente diferente al escritorio de Satoru Suzuki.

Todo esto se debía a que no necesitaba trabajar de noche. El trabajo de Ainz consistía en tomar las grandes decisiones, sin preocuparse de los pequeños detalles. Luego de decidir una dirección general, sus subordinados entrarían en acción.

(...Aun así, es por eso que es difícil. Por primera vez, me doy cuenta que la dificultad de un trabajo está determinada por la cantidad de responsabilidad que uno asume. Es más un agotamiento mental que físico... e indudablemente es más estresante. Ah, ¿ya es momento de comenzar a trabajar?)

No había necesidad de mirar un reloj.

En ese preciso instante, un golpe vino de la puerta. Fifth —que se encontraba de pie junto a la puerta— verificó la identidad de la persona que llamaba.

"Ainz-sama, es Albedo-sama y los Liches Ancianos."

Había respeto en la voz de Fifth, porque todos los Liches Ancianos habían sido creados personalmente por Ainz.

"Ya veo. Déjalos pasar."

Fifth se alejó de la puerta para abrirles el paso a los visitantes. Albedo ingresó a la habitación a la cabeza de seis Liches Ancianos.

"Buenos días, Ainz-sama."

Los Liches Ancianos siguieron el ejemplo de Albedo y agacharon profundamente las cabezas.

"Umu, buenos días, Albedo. Parece que el clima de hoy es bastante bueno."

"En efecto lo es. Tengo reportes de que será soleado todo el día — por supuesto, si es su deseo, como el soberano definitivo de este mundo, podemos producir cualquier tipo de clima que desee. ¿Cómo desea proceder, Ainz-sama?"

Esto sólo se trataba de usar un tema irrelevante para dar inicio a la conversación, pero él no esperaba que ella comenzara con una sugerencia como esa.

"Eso no será necesario. Me gustan los cambios del clima. Los días soleados están bien, el rugir del trueno en días de lluvia es para saborearse, y la suave caída de la nieve es bastante fascinante. Se podría decir que uno se puede entretener en el día sólo con ver los cambios naturales del clima."

A Ainz no le desagradaba el cambiante clima de este mundo. En este mundo impoluto, se dio cuenta que entendía las palabras de su antiguo camarada Blue Planet: "La lluvia era originalmente una bendición de la naturaleza".

Lo mejor era dejar que la naturaleza continuara siendo natural.

"Sí, entendido... Por supuesto, sentí que usted no tenía deseos de alterar el clima, pero tenía que asegurarme, Ainz-sama. Después de todo, usted es el tipo de líder que no nos daría una orden directa para cumplir sus deseos."

"...¿Eso crees? Yo no siento que sea así..."

Ainz pensó sobre ello, pero no se le ocurrió nada que deseara en particular. Cuando todavía seguía siendo Satoru Suzuki, su mente había estado llena sólo con Yggdrasil. Luego de que su cuerpo se convirtiera en esto, eso sólo había empeorado. Aunque no estaba seguro de si eso era un efecto secundario de convertirse en no-muerto, la probabilidad de siempre haber sido de esta forma era bastante alta. Si tuviera que hablar de deseos, sería sobre su deseo de coleccionar ítems poco comunes. Y también—

Ainz sonrió con tristeza, y suavemente agitó la cabeza.

"No, puede ser que estés en lo cierto. Sin embargo, eso es así sencillamente porque no hay nada que en verdad quiera. Si tengo algún deseo, naturalmente daré la orden apropiada en ese momento."

"Cuando llegue el momento, espero que permita que sea yo, como la Supervisora de los Guardianes, quien seleccione al equipo para llevar a cabo sus deseos", Albedo respondió mientras agachaba la cabeza. Cuando la levantó de nuevo, su rostro estaba un poco sonrojado. "Sin embargo, hoy su vestimenta es realmente espectacular. Es extraordinariamente radiante. No, brilla así de radiante porque usted la viste, Ainz-sama."

Albedo continuó prodigándole elogios.

La brillantez de la que hablaba probablemente eran las piedras preciosas que parecían sustituir a los botones, ya que su cráneo no reflejaba la luz. Ainz asintió con la cabeza mientras pensaba en esto.

"Ya veo, entonces debo darte las gracias por ello, Albedo."

"Es usted muy amable. Simplemente expresaba lo obvio. Ainz-sama, usted verdaderamente es—"

Ainz levantó la mano para interrumpir a Albedo cuando ella se preparaba para continuar llena de emoción. Tenía la sensación de que si la dejaba continuar, la conversación se haría muy larga.

"Por ahora dejemos de lado ese asunto. Entonces Albedo, ¿qué hay de los documentos que tú y los otros estaban tratando ayer?"

"Sí."

Albedo infló sus mejillas de manera adorable, y los Liches Ancianos siguieron sus indicaciones y colocaron los documentos que llevaban sobre la mesa.

La pila de documentos amontonados uno sobre el otro era de un tamaño considerable. Los archivos en sí mismos no contenían mucho en cuanto a propuestas, pero tenían muchos documentos de apoyo adjuntos. De forma muy similar a como él había necesitado información de muchos campos en su antiguo trabajo, parecería que todo esto era en preparación para lidiar con un problema complejo.

Había preparado su corazón para esto. Ainz había pasado toda la mañana preparándose mentalmente y reafirmando su determinación para este momento.

Satoru Suzuki era un simple empleado, y no era del tipo de los que tenían que interactuar con las operaciones de la compañía. Si le preguntaran si alguien como él podría manejar todo un país, Ainz respondería con confianza que "no". O mejor dicho, incluso un gerente de operaciones encontraría muy difícil el dirigir un país.

 Lo que hacía que fuese peor era que Ainz era un gobernante absoluto. Aun si cometiera algún error en cualquier cosa que dijera, sus subordinados unirían esfuerzos para volver realidad todas sus palabras.

¿Había algo más aterrador que eso? Una sola palabra de Ainz podría llevar a un suicidio en masa.

En ese caso, ¿qué debería hacer?

La respuesta era muy simple. De manera similar al asunto de la ropa, él tenía que delegar esa responsabilidad a gente talentosa.

Ser capaz de asignar hábilmente a sus subordinados de acuerdo a sus fortalezas era también una de las cualidades esenciales de un jefe.

Dicho esto, había problemas al delegar todo a los otros. Era cierto que podría descansar tranquilo dejándolo todo al cuidado de Albedo. Sin embargo, él no estaba sólo de decoración, era un Rey. Como alguien que se encontraba en una posición elevada, como superior, había responsabilidades que él tenía que cumplir.

Había algunas tareas de las que no podía escapar diciendo "No sé nada".

Siendo así, Ainz comenzó a leer con cuidado la pila de documentos desde arriba hacia abajo, colocando el sello real en cada uno.

Luego de estampar rítmicamente varios documentos, Ainz hizo una pausa, habiendo seleccionado uno de ellos como el objetivo del día. Lo abrió para examinar su contenido. Y entonces—

(...No lo entiendo, después de todo. ¿Esto tiene algo que ver con recursos materiales? ¿Es muy importante? ¿Los Liches Ancianos realmente lo entienden? ...Bueno, todos fueron creados por mí... ¿cómo se explica esta diferencia en habilidad? — aunque, leer todo esto es verdaderamente cansado, es justo como leer documentos legales...)

Ya que había referencias cruzadas a otras páginas, había muchas instancias de unas cuantas palabras que requerían avanzar y retroceder entre páginas. El punto final estaba basado en las conclusiones anteriores para terminar en un juicio negativo. Adicionalmente, había muchas enunciaciones negativas en el texto, lo que hacía que fuera tedioso entenderlo.

"—Albedo."

"¡Sí, Ainz-sama! ¿Algo ha llamado su atención?"

"No, no tiene relación con esto, pero pensé en algo. ¿Cómo va el progreso de la promulgación de la legislación?"

Aunque este lugar era llamado el Reino Hechicero, no habían introducido ninguna ley propia, sino que continuaban utilizando las leyes del Reino.

Sí. Por ahora éste sencillamente es un borrador. Si impulsamos demasiado agresivamente las nuevas leyes, eso podría generar un descontento general. Por lo tanto, no estamos seguros de si hacerlo o no.

Estas palabras sonaban extrañas viniendo de Albedo, a quien no le importaba la humanidad. Aún así, Ainz no podía evitar sino darse unas palmaditas de alivio en el pecho.

"Aunque antes he discutido esto con Demiurge... las leyes del Reino sencillamente no otorgan el suficiente poder a un gobernante absoluto como usted, Ainz-sama. Actualmente estamos considerando simplemente conservar el primer decreto de las leyes del Reino y luego ejecutar el nuestro a la fuerza."

"Aunque siento más confianza en otras áreas..."

Eso era mentira. Ainz no tenía confianza casi en nada.

"...Lamento decir que no estoy versado en asuntos jurídicos. Has como gustes. Tienes mi completa confianza."

"Sí, lo entiendo."

Albedo tenía una expresión de deleite en el rostro. Si Ainz miraba atentamente, podía ver sus alas temblando detrás de ella. Ella y Demiurge, por alguna razón desconocida, parecían ser de la opinión que Ainz era un genio que siempre estaba un paso adelante de ellos.

Por lo tanto, cuando Ainz decía que no lo sabía, o algo de ese estilo, podía entender muy bien la alegría que ellos —que habían sido creados como seres altamente inteligentes— sentían al ser capaces de validar su existencia.

"Sin embargo, no hay necesidad de mentir sobre no entender la ley..."

"No, es verdad. No estoy muy bien versado en los asuntos jurídicos."

"Ya veo... así debe ser como lo ve, desde la perspectiva de un líder supremo que nunca se ha visto sujeto a ninguna ley. Entiendo lo que quiere decir."

Ainz sintió que ella lo había malentendido, pero decidió ignorar el asunto. Después de todo, no tenía idea de cómo explicárselo. En lugar de eso, sonrió simplemente. Esta sensación sólo le era vagamente familiar, pero así debería ser como se sentían los niños cuando demostraban orgullosos sus talentos a sus padres.

"¿Pasa algo malo?"

La mirada de sorpresa de Albedo sólo hizo que Ainz se sintiera mucho más feliz. Sin embargo, sería descortés acaparar toda la alegría para él solo.

"Perdóname, pero cuando vi lo feliz que estabas, me impresionó lo linda que te veías... cómo decir esto, umu, es algo difícil de explicar."

Cuando Ainz dijo eso, hubo una breve conmoción en los Asesinos de Ocho Filos en el techo, pero luego permanecieron quietos.

"Ah~, qué embarazoso."

Albedo presionó ambas manos sobre sus mejillas. Cuando Aínz vio cómo se sonrojaba, se dio cuenta de lo incómoda que debía haberla hecho sentir, y tosiendo ligeramente, en su lugar, decidió estudiar los documentos que tenía ante él.

Parecería que esta forma de tratar a los NPCs, como los hijos de sus amigos, le hacía decir cosas que los avergonzaban.

Se sintió un poco culpable por su descortesía, pero al final, en su lugar, estampó el documento final. Con eso, una tarea estaba completa.

Le entregó los expedientes a Albedo, que estaba cubriendo su boca con la mano, y ella a su vez se los entregó a los Liches Ancianos.

"Entonces, comencemos con lo usual. Estas son las propuestas que evaluaremos hoy."

Ainz abrió su gabinete y sacó una pila de papeles. Éstas eran sugerencias y opiniones recogidas de todos en Nazarick con el propósito de ayudar en el desarrollo del Reino Hechicero.

Cada mañana alrededor de estos momentos, luego de leerlas, Ainz anotaba las sugerencias y las leía en voz alta para que Albedo las oyera.

"No hay necesidad de que desperdicie su valioso tiempo con tareas insignificantes como anotarlas todas, Ainz-sama."

"No, porque podría haber alguna sugerencia dirigida a mí. Adicionalmente, mi cuerpo no requiere dormir. Sería una pérdida de tiempo si no hiciera nada."

Eso también era mentira. O más bien, era verdad que estaría inactivo si no hacía nada. Sin embargo, podía utilizar ese tiempo para cosas como leer, darse un baño, practicar sus habilidades de actuación y el combate simulado. A pesar de ello, Ainz de todas formas tenía que hacer esto a mano, ya que estaba colocando sus propias sugerencias entre las otras.

Ainz tenía que hacerlo de este modo, porque si hacía esas sugerencias directamente, sus subordinados se forzarían a sí mismos a hacerlas realidad, incluso si eran imprácticas. Eso podría provocar consecuencias trágicas.

Por lo tanto, al enviar las sugerencias anónimamente, esperaba que Albedo, siendo una tercera parte imparcial, las juzgara sólo por sus propios méritos. Adicionalmente, al no revelar los nombres de los que hicieron las sugerencias, las propias habilidades de Ainz no serían puestas en tela de juicio, que era como matar dos pájaros de un tiro.

Ainz comenzó a leer la primera sugerencia, desde arriba de la pila, en voz alta.

"Muu... 'Creo que necesitamos servicios de educación infantil que busquen y cultiven individuos talentosos. De esta forma, podríamos ser capaces de fortalecer Nazarick. Incluso si no funcionara, aún podemos usarlos para desarrollar tecnologías para nosotros, que también pueden ser usadas como base para reforzar Nazarick.' Algo como eso."

Ainz miró a Albedo, que se encontraba de pie con la mirada al frente.

"Los beneficios están claramente explicados, y es una sugerencia excelente. A través de ella uno puede sentir la excelencia de la persona que la hizo. Podría ser bueno hacer circular esto como ejemplo para que los otros la estudien."

Luego de una ronda de elogios, Ainz recobró su semblante severo habitual — aunque por supuesto, su rostro no se movió. "Ahora que lo pienso, ¿quién escribió esto?"

"Me parece que fue Yuri Alfa."

Fue una respuesta instantánea. Ainz pensaba lo mismo también.

"Estoy de acuerdo. Debe de ser una sugerencia de Yuri Alfa. Entonces, Albedo, ¿qué piensas de esta sugerencia?"

"Es completamente tonta. Los cerdos deberían vivir como cerdos y morir luego de darlo todo por sus criadores. No hay necesidad de que vivan de ninguna otra forma. Ya que no tiene sentido permitirles vivir diferente, de nada sirve permitirles escoger otra cosa."

"Bueno, ésa es una forma bastante dura de ver las cosas, pero estoy de acuerdo, hasta cierto punto. Uno requiere de una educación básica para servir de engranaje y hacer girar las ruedas de la sociedad. Así es como la gente debería vivir, envejecer y morir. Permitir el desarrollo de la tecnología sólo amenazaría nuestro poder — ¿hmm?"

"Ainz-sama, ¿se encuentra bien?"

"Estas palabras y opiniones me suenan familiares. Alguien se las dijo a alguien más, ¿pero quién? Narberal y... ah, Lupusregina. Cuando ella le preguntaba sobre las pociones de curación... Supongo que no hay necesidad de decírtelo porque ya lo sabías, Albedo. Oh, qué desliz, por favor no le prestes atención."

"No, por supuesto que no, creo que necesito entender sus profundas reflexiones, Ainz-sama. Por favor, compártalas conmigo."

"Ya, ya veo... Bueno, aunque me avergüenza un poco, no puedo ser el único compartiendo lo que pienso. Si te molesta algo de lo que oigas, por favor siéntete libre de corregirme."

No había nada más vergonzoso que actuar como un sabelotodo frente a una persona a la que conocía bien. Con la preocupación de ser tratado como un idiota en su corazón, Ainz decidió compartir lo que pensaba sobre el asunto.

El conocimiento, la educación y la información eran las armas básicas de la humanidad — que también incluían a los seres no-humanos en este mundo. Cuando los conocimientos de una nación se incrementaban, también lo hacía su poder, pero del otro lado de la moneda, también lo hacía el resentimiento al saber que no podían tenerlo todo.

Por lo tanto, un gobernante tenía que considerar si debía o no armar a las masas con el arma llamada educación, porque esa arma, algún día, podría ser apuntada hacia el gobernante mismo.

En el juego llamado Yggdrasil, Ainz había aprendido la importancia de poseer información. Era por esto que había llevado a los dos herboristas Bareare al pueblo de Carne, en donde podía vigilarlos, y había hecho que creen pociones allí. Esto lo hacía para monopolizar los frutos de su investigación y no permitir que nadie más aprenda de ellos.

Desde el punto de vista de Ainz, aquellos que eran gobernados, tenían que desempeñar ese papel, viviendo y muriendo en su ignorancia. Sin embargo, era necesario desarrollar nuevas tecnologías conforme se incrementaba el poder de una nación. Al final, la cuestión era contra quién estarían apuntadas las lanzas del conocimiento.

"Resumiendo, sólo deberíamos compartir nuestras nuevas tecnologías con aquellos que sean absolutamente leales a la Gran Tumba Subterránea de Nazarick. A la gente común le daremos tecnología obsoleta que no represente un peligro para nosotros. La 'Fruta del Conocimiento' sólo posee valor cuando sólo nosotros la poseemos."

Luego de llegar a esa parte, miró furtivamente a Albedo, para asegurarse de que ella no dudara o desconfiara de él.

"Y ahora, esto es a lo que quería llegar realmente, Albedo. En contraste con lo que acabo de decir, creo que deberíamos aceptar esta sugerencia."

Los ojos de Albedo se abrieron por un momento.

"¿Podría saber la razón que lo llevó a esa conclusión"

"Sentimentalismo. Además, pienso que Yuri tiene algo de razón."

"Aún así, siento que hay demasiados deméritos para esa sugerencia... ¿o está diciendo que su intención es hacer una prueba en las afueras? Luego de evitar cualquier fuga de información y luego se comenzar con la educación a través del lavado de cerebro, comienzo a ver los méritos."

"No haremos eso. Aunque esto pueda entrar en cierto conflicto con la sugerencia de Yuri, fundaremos un orfanato en esta ciudad."

Cuando Ainz vivía aquí como Momon, había oído de los orfanatos administrados por los templos. Inmediatamente se le había ocurrido la idea de fundar un orfanato en el nombre de Ainz Ooal Gown.

"En todo caso, deberíamos considerar la posibilidad de una fuga de tecnología de Nazarick al mundo exterior. No debería haber problemas si administramos un orfanato regular y limitamos el conocimiento que impartamos allí a aquellos cercanos a nosotros. Si encontramos a individuos talentosos, es entonces cuando consideraremos qué hacer con ellos."

"...Ya veo. Esa disposición no debería presentar ningún problema."

"Entonces, planeo usar viudas como el personal del orfanato."

"Las mujeres que perdieron a sus maridos en la batalla donde demostró una fracción de su omnipotente fuerza. Servirá como un tipo de apoyo financiero para esas mujeres viviendo por debajo la línea de pobreza. Y, efectivamente, tal apoyo sólo mejorará la opinión popular sobre usted... era de esperarse de usted, Ainz-sama."

"Umu, si entramos en acción sólo después de que Momon haya oído de las penurias de las viudas, entonces únicamente será su reputación la que mejore. Por lo tanto, debemos pasar a la acción con rapidez, antes de que nadie pueda acudir a él por ayuda. Para lograrlo... ordeno que Pestonya y Nigredo sean liberadas de su confinamiento."

Ainz sintió un brillo tenue en los ojos de Albedo.

"Perdone que sea directa... pero si concede amnistía a aquellas que han sido juzgadas culpables de desobedecer sus mandatos y las perdona, me temo que eso podría conducir a la ruptura del orden social en Nazarick."

"¿No fue por eso que las colocamos en confinamiento?"

"Ése fue un castigo muy leve. Usted lo es todo para nosotros, Ainz-sama. El crimen por desobedecer sus mandatos es absolutamente imperdonable. Su sirvienta sostiene que se les debería separar de sus cabezas como advertencia para los otros."

"Si se trata de ellas..."

Ainz quería decir que el asunto no tenía importancia, pero ella había dicho eso como reverencia hacia Ainz — uno de los 41 Seres Supremos. Sería bastante trágico negar su lealtad.

Sin embargo, era por eso que tenía que perdonarlas a ambas. Sus personalidades habían sido creadas por los antiguos amigos de Ainz. Por lo tanto, se podría decir que las acciones de Pestonya y Nigredo expresaban las intensiones de sus amigos.

Ainz sabía que si daba la orden, Albedo obedecería sin cuestionamientos. Sin embargo, pare él, ése era el último recurso. Primero, tenía que intentar persuadirla con palabras.

"—El hecho es que permitir que aquellas órdenes se filtraran al exterior hubiera sido problemático. Cualquiera oculto en las sombras hubiera podido conectar los puntos y rastrear el incidente en la Capital Real de vuelta hacia Nazarick. Fue por eso que incluso los niños tenían que ser eliminados. Sin embargo, esas dos sólo intentaban defender a aquellos infantes que no tenían recuerdos del incidente, lo que significa que no había necesidad de eliminarlos. También podría decirse que ellas entendieron mis intenciones perfectamente."

"Ellas simplemente retorcieron los hechos para su propia conveniencia. Sus acciones son imperdonables."

"Albedo—"

Entendía los sentimientos de Albedo como la Supervisora de los Guardianes. Era por eso que tenía que pensar lo mejor que pudiera para convencerla.

Ainz sonrió; una sonrisa preocupada y amarga. Por supuesto, su expresión no cambió.

"Ainz-sama, esa mirada de usted es demasiado injusta..." murmuró Albedo, con las mejillas algo sonrojadas. Ainz se dio unos golpecitos en la cara, como para comprobarlo.

"Oh, ¿de veras?"

"Mm, eso..."

Albedo suspiró sin fuerzas, y dejó que su cabeza se inclinara hacia abajo. Con un Ahh~, respiró profundamente.

Cuando levantó la cabeza nuevamente, había regresado a la normalidad.

"Lo entiendo. No hay nada más importante que sus deseos, Ainz-sama. Lo son todo para mí. Por favor deme las órdenes que considere adecuadas."

"No quiero que me obedezcas debido a tus sentimientos. Quiero que me obedezcas porque es lo más razonable."

"Eso no será un problema. Con toda seguridad, aparte mí hace un momento, nadie en Nazarick objetará a la liberación de esas dos."

"Es eso así... entonces está bien. Por a las dos a cargo de las operaciones del orfanato."

"Lo entiendo. Les transmitiré sus instrucciones."

"Dejaré eso en tus manos. Entonces — la siguiente sugerencia..."

Ainz murmuró para sí mismo. La siguiente sugerencia era una de las que él había escrito.

"...Ejem. Bueno, ésta no es una sugerencia muy buena... eh, no hay remedio." Ainz echó un vistazo a la expresión de Albedo y continuó hablando, "Hagamos uniformes para actividades atléticas (ropa de gimnasio) para reforzar la unión de Nazarick. ¿Qué te parece?"

Justo cuando terminó de hablar, Albedo frunció el ceño con rabia.

"...Si hay un límite bajo a la palabra 'inferior', esa idea ha logrado rebasarlo. ¿Por cierto, quién hizo la sugerencia?"

Ainz hizo un esfuerzo supremo por ahogar sus ganas de decir "Lo siento" y en lugar de eso asumió una expresión de preocupación.

"Eh, eso — no estoy del todo seguro. Me deshice de la hoja de papel original."

"No puedo imaginar el abuso que debió haber sentido sobre su persona. ¿Cómo puede alguien ser capaz de malgastar su precioso tiempo con una sugerencia así de idiota, Ainz-sama? Emprendamos una investigación de inmediato para encontrar a esa persona y determinar el castigo apropiado."

"... ¡No! ¡No es necesario! ¡Escucha, Albedo! ¡No debes hacer eso, sin importar qué!"

Aunque en su corazón balbuceaba "awawawa", Ainz consiguió sacar el pecho hacia adelante:

"Les dije a todos en Nazarick, que con el objetivo de promover las sugerencias desde múltiples ángulos, no los censuraría por ninguna sugerencia que me hicieran. Si los reprendes por ello, eso convertiría mis palabras en mentiras. Eso asimismo significaría que todo lo que dijera en el futuro también podría ser mentira. Adicionalmente, es difícil que las personas asustadas den opiniones... por lo tanto, espero que una vez que dejes esta habitación, te olvides de esa sugerencia."

"Sí, lo haré. Es como dice, Ainz-sama."

"Bien, bien. Debes hacer eso."

Ainz estaba profundamente agradecido por el hecho de que su cuerpo no pudiera sudar. Si no fuera así, el suelo probablemente estaría empapado para estos momentos. Sin embargo, a pesar de la maravillosa constitución de su cuerpo y mente, la palabra "inferior" se había grabado profundamente en su corazón, dejando una herida que no sanaría por un largo tiempo.

"...Ainz-sama, tengo una propuesta. En el futuro, por favor permítame seleccionar las sugerencias. De esa forma, no será molestado por segunda vez por tales sugerencias tontas."

"Guh... no, no es necesario que te molestes con eso. Además, si eres tú la que las selecciona todas, entonces mi papel sería simplemente darle el visto bueno a tus elecciones. En ese caso nuestras discusiones aquí carecerían de sentido."

"Ah, sí, es cierto, Ainz-sama. Debemos trabajar estrechamente juntos y hacerlo."

Las alas de Albedo se agitaron, y los Asesinos de Ocho Filos en lo alto se retorcieron una vez más.

"Bi, bien. Ya que lo entiendes, pasemos a la siguiente, Albedo."

Personalmente, no creía que su sugerencia fuera irrealizable, pero el estado de ánimo en el aire no era uno que le permitiera mencionarlo, y tampoco se sentía lo suficientemente confiado como para tocar otro tema parecido.

"Entonces, lo siguiente..."

Justo cuando Ainz estaba a punto de continuar leyendo, se oyó a alguien llamando a la puerta.

(continúa)

Ambos se volvieron hacia Fifth. Ella hizo una ligera reverencia, y luego fue a ver quiénes eran los visitantes.

La vivaz voz de una niña vino a través de la abertura de la puerta, junto a una voz casi imperceptible que carecía de toda confianza.

(...Ésta debe ser la primera vez que ambos vienen aquí a esta hora, ¿cierto? ¿Es que sucedió algo? Si es así, entonces es una suerte que Albedo esté aquí también.)

Como Ainz ya sabía quiénes eran los visitantes, hubiera podido permitirles entrar. Sin embargo, Fifth parecía muy entusiasta sobre la realización de sus deberes, y permitirles entrar antes de que ella hubiera reportado sus nombres implicaría interrumpirla.

Pasar por encima de ella podría hacer que perdiera la motivación para trabajar. Era importante que los superiores entiendan y tomen en cuenta estos asuntos.

Supongo que Jircniv hace esto también. Después de todo, él les deja muchas cosas a sus sirvientas, pensó Ainz mientras comentaba sobre la persona a la que constantemente estudiaba, su modelo a seguir como Rey.

(En algún momento, debería tener una charla relajada con él sobre las cargas de gobernar.)

"Ainz-sama, las personas afuera son Aura-sama y Mare-sama."

Ahora que ella había completado sus órdenes, Ainz indicó que ambos tenían permitido ingresar a su oficina.

La puerta se abrió, y un par de pequeños elfos oscuros ingresaron. Sus sonrisas radiantes no parecían dar a entender que hubiera sucedido nada molesto, y Ainz se sintió aliviado.

"¡Buenas! ¡Ainz-sama!"

"Eh, um. Buenos, buenos días, Ainz-sama."

"Oh, buenos días a ambos. Nada podría complacerme más que verlos a los dos tan frescos y llenos de energía."

Los dos también saludaron a Albedo. Aura fue alrededor de la mesa y se paró al lado de Ainz.

Una vez que estuvo cerca a él, extendió ambas manos, formando dos signos de v de victoria.

"Umu."

Ella no le dijo nada al sorprendido Ainz, sencillamente levantó las manos e hizo los signos.

Sus ojos brillantes, tan llenos de anticipación, se movieron hacia él, y luego, ella comenzó a dar saltitos sobre un pie y el otro.

Luego de percatarse de lo que quería, Ainz movió su silla hacia atrás, tomó a Aura por debajo de las axilas, y la levantó.

"Qué, qué está haciendo, Ainz-sama—"

Ainz no le prestó atención al ahogado grito de sorpresa de Albedo. En su lugar, giró a Aura en 180 grados, poniendo su espalda hacia él, y luego la sentó sobre su fémur derecho.

A diferencia de un mulso normal, los huesos eran duros, así que Ainz la colocó paralela a éste, permitiendo que las suaves nalgas de Aura le sirvieran de cojín.

 "Ejeje~"

La risa de Aura se oía algo avergonzada y sin embargo completamente encantada, y Ainz se la regresó con una sonrisa. Luego, se volteó y llamó al nervioso Mare.

Tomó a Mare mientras se acercaba, y lo sentó en su otro fémur.

"Ah, um, Ai-Ainz-sama, ¿qué hay de mi?"

Mientras Ainz se preguntaba si debería ofrecerles algún tipo de cojín, fue el turno de Albedo de hablar nerviosamente, pero era demasiado embarazoso dejar que una mujer adulta se sentara en su muslo — en su fémur.

"No, eso... no puedo."

"Pero, pero, ellos dos..."

"...Albedo, ellos son sólo niños. Tu eres adulta, ¿o no?"

Por un momento, le pareció ver algo detrás de Albedo — un destello de luz que era la manifestación física del golpe que ella acababa de sufrir. Aunque sintió algo de pena por ella, vergüenza era vergüenza. Además, si realmente lo hacía, sería acoso sexual.

"Entonces, ustedes dos, ¿qué está pasando?"

La fortaleza en el Gran Bosque de Tove —la Nazarick falsa, o quizás el almacén de recursos— ya había sido completada.

La siguiente tarea de Aura era fortificar y ocultar la fortaleza.

El plan original era huir allí si se presentaban enemigos y ocultar la verdadera Nazarick, pero ahora Jircniv sabía de la ubicación real de la Gran Tumba Subterránea de Nazarick.

Siendo así, entonces ahora era un bunker y un almacén de recursos.

Mare, por otro lado, había recibido la tarea de cavar una tumba subterránea en las afueras de E-Rantel.

No es que hubiera planes para utilizar esa instalación en el corto plazo. Se había hecho simplemente porque tenía mano de obra de sobra.

Usar humanos incurriría en costos laborales, pero los golems de piedra y los no-muertos no tenían ese problema. Además, podían usar la magia de Mare para trabajar con piedras simples.

Por otra parte, entre los otros Guardianes, Shalltear tenía asignada las tareas de teletransportación usando [Portal] y la seguridad de Nazarick. Cocytus estaba a cargo de la aldea de los hombres lagarto y del lago cercano. Demiurge, en cambio, estaba en una misión en el Reino Sagrado.

En otras palabras, todos los Guardianes en E-Rantel se encontraban ahora en esta habitación.

Ya que ya se les había asignado sus tareas, ¿qué era lo que hacían aquí?

Aura respondió contenta a la pregunta de Ainz:

"¡Vinimos aquí para verlo, Ainz-sama!"

Sus inocentes palabras trajeron una gran sonrisa a la cara de Ainz.

"Ya veo. Bueno, también estoy encantado de verlos a los dos."

Ainz acarició la cabeza de Aura. Ella pareció encontrarlo muy agradable, y empujó la cabeza de vuelta hacia la mano de Ainz. Era como jugar con un adorable cachorro.

"Entonces, entonces. Ainz-sama, ¿qu-qué está haciendo? E-espero que no lo estemos molestando..."

"Ah—"

"Desde luego que no. ¿Cómo podría causarme molestia alguna el reunirme con ustedes?" Ainz le respondió gentilmente a Mare.

Entonces se volvió hacia Albedo.

"Perdóname, Albedo. Me distraje justo cuando íbamos a comenzar con un nuevo tema. Ah, es cierto, también siento lo mismo hacia ti."

"S-sí," dijo Albedo, con el rostro rojo como una manzana mientras hacía un puchero e intentaba verse seria. "¡Ainz-sama!"

¿Qué sucede? Pensó Ainz al mismo tiempo que sus ojos se agrandaron.

"¡Agú!"

Ainz se preguntó si había oído mal. ¿Qué acababa de decir?

Como para informarle que sus oídos estaban bien, Albedo repitió "¡Agú!" nuevamente, con una voz terriblemente tímida.

(...Ella probablemente está intentando actuar como un bebé. No no no, lo aterrador sería si estuviera intentando actuar como cualquier otra cosa. Aún así, ¿por qué hace esto? ¿Está fatigada por trabajar demasiado? ¡Ah! Esto puede que tenga que ver con Nigredo. Todavía queda el asunto de liberarla de su confinamiento.)

La confusión abrumó a Ainz, a pesar de su naturaleza como un ser no-muerto, y al mismo tiempo, Mare comenzó a moverse incómodamente en su sitio.

"Eso, um, me, me he sentado lo suficiente, así que, um, debería dejar que Albedo-sama..."

Esas palabras fueron como una revelación.

(Justo ahora, dije que estaba bien porque ellos eran niños, así que siendo un adulto, uno tendría que ser capaz de aguantarse. ¿Es por eso que ahora pretende ser una niña?)

(Sin embargo, ¿por qué un bebé? Y además, dejar que Albedo se siente en mi muslo es demasiado...)

(Aun así, ella ha llegado a extremos así de embarazosos para ofrecerse. No puedo simplemente ignorar eso, tanto como ser superior y como hombre. Además, Albedo también es uno de los niños, al igual que Aura y Mare. Debo ser justo con ella.)

"Perdóname, Mare," dijo Ainz. Habiéndose decidido, dejó que Mare bajara de su pierna y le hizo una señal a Albedo. "Ven aquí, Albedo."

"Sí."

La anterior timidez de Albedo se disipó como la niebla en el sol matutino, y en su lugar se encontraba una mirada como la que tendría un cachorro al anticipar una caminata. En un instante, Albedo se había movido al lado de Ainz.

Albedo también hizo los signos de victoria.

Era algo difícil de hacer mientras estaba sentado, pero de todas formas, Ainz colocó sus manos debajo de las axilas de ella y la levantó.

"...Um, perdón por esto. ¿Te importaría simplemente sentarte tu misma?"

"¡Por supuesto! ¡Entendido!"

Albedo tomó el sitio de Mare en su muslo izquierdo, y cambió de posición de manera coqueta.


Lo primero que Ainz sintió fue su suavidad. A diferencia de los niños, era la suavidad de un cuerpo maduro. Entonces, su calor fluyó hacia él, lo que hizo que sintiera cierta picazón.

(¡Aun así, ella es realmente suave!)

Ella era una guerrera de nivel 100, pero Ainz no tenía idea de a dónde habían ido sus músculos. Uno podría expresarlo de una manera menos educada y preguntarse si no era un molusco.

"Kufufufu~"

Oyó la suave risa de Albedo.

El aroma que emanaba del largo cabello de Albedo le producía picazón en la nariz.

"—¿Mmm?"

En ese momento, algo surgió salvajemente a través de las neuronas inexistentes de Ainz.

(Este aroma es familiar; ¿en dónde lo he olido antes? ¿Es la ropa de Albedo? No, ¿es su perfume?)

Por alguna razón, Albedo estaba emitiendo un aroma que calmaba su corazón. Ainz no sabía en dónde lo había sentido antes, ni tampoco podía recordarlo.

"Mmm... Albedo. ¿Estás usando algún tipo de perfume?"

"Sí, uso perfume. ¿Le desagrada?"

"No, por supuesto que no, huele bien."

Albedo se volteó apresuradamente hacia Ainz. La forma en que sus ojos se agrandaron de pronto asustó un poco a Ainz.

"¡En verdad, Ainz-sama! Si está dispuesto, ¿qué le parece olerlo más? ¡Una hora estaría bien, todo un día también!"

"No no no, además, una hora sería demasiado..."

Sin embargo, sin importar lo que dijera, era un hecho que estaba bastante interesado. Además, si obtenía más de su aroma, podría ser capaz de recordar más detalles sobre aquel otro aroma que había sentido.

"Entonces, ¿podría olerlo un poco más?"

Ainz acercó su cráneo cuidadosamente, e inhaló el aroma de Albedo. Como estaba más cerca a ella que hace un momento, pudo oler la agradable esencia con mayor claridad. Era familiar, pero no podía recordar el lugar en el que la había sentido antes. Justo cuando Ainz intentaba resolver el misterio en su cabeza, una fría voz llegó a sus oídos.

"...Ainz-sama."

Aunque por un momento no tenía idea de quién era, esa voz le pertenecía a Aura. Ainz se volteó nerviosamente hacia ella, y vio que Aura estaba haciendo un puchero con las mejillas hinchadas.

"Eso parece algo pervertido."

"Ah, lo siento..."

En realidad ése parecía ser el caso...

Ainz se maldijo a sí mismo por estar haciendo algo como esto frente a los niños. Esto tendría un efecto negativo en su educación sexual. Su antigua amiga (Bukubukuchagama) seguramente lo habría regañado como hacía con su hermano (Peroroncino).

"E-entonces, Albedo, Aura. Por favor levántense. Oh, Albedo, continuemos discutiendo el asunto de hace un momento."

Sin embargo, ninguna se movió.

Ambas permanecieron quietas. Estaban esperando que la otra se levantara primero.

"Madre mía..."

Ainz levantó a Aura y la colocó en el suelo a su lado. Una silenciosa risa, "Kukuku", vino del lado de Albedo.

"Aura fue la que se sentó primero. Albedo, será mejor que tu también te levantes."

"Pero, pero... Aura estuvo sentada por 3 minutos y 41 segundos. Yo sólo estuve sentada por 57 segundos. Aunque pueda sonar tonto, creo que se me debería permitir sentarme por otros tres minutos."

"¿No has pasado ya más tiempo con Ainz-sama?"

"Eso no se podía evitar, era trabajo."

"Ehhh, entonces era eso, por trabajo — yo recorrí todo el camino hasta aquí únicamente para ver a Ainz-sama, sabes."

"!!"

Albedo movió el trasero en el muslo de Ainz para mirar a Aura a los ojos.

Ainz pensó, Adiviné que Aura quería sentarse en mi muslo, ¿pero por qué quería hacer eso en primer lugar? No es como si me amara como lo hace Albedo.

Primeramente, él no había hecho nada para que ella lo amara. El sentimiento llamado amor debería ser un misterio para Aura. Y entonces — Ainz finalmente encontró la respuesta.

"Ya veo. Así que está siendo posesiva."

Además, ella podría estar necesitando el amor de un padre. Aura y Mare habían sido diseñados como niños, y seguían estando en una edad en la que sus padres cuidarían de ellos. Tal vez buscaban inconscientemente a Ainz para llenar ese vacío en sus corazones.

Si hubiera un país de Elfos Oscuros, él había considerado la posibilidad de mandarlos allá para que hicieran amigos. Sin embargo, el mismo Satoru Suzuki no había experimentado el amor de un padre, así que sentía que podría ser un poco tarde para eso.

(¿Me pregunto si hay libros de educación sexual para niños en la librería?)

Todo había estado bien cuando solamente eran datos. Sin embargo, él había estado pensando hasta ahora, y se dio cuenta de que aún había algunas cosas faltantes para un saludable desarrollo mental de Aura y Mare.

(¡Como pensé, ellos realmente necesitan amigos elfos oscuros! Hagamos de eso una prioridad. Siendo así—)

"Aura. Hay algo que me gustaría preguntar; ¿qué les sucedió a las tres elfas que dejé contigo y con Mare?"

"¿Quiere decir las elfas que ingresaron a Nazarick pero que fueron perdonadas por su misericordia, Ainz-sama?"

Ainz asintió con la cabeza.

Cuando había atraído a esos trabajadores, las tres esclavas elfas que vinieron con ellos se las había entregado a Aura y a Mare. Normalmente, cualquiera que ingresara a Nazarick sin invitación no tendría permitido marcharse con vida. Sin embargo, ellas probablemente lo habían hecho contra su voluntad, y no tenían intenciones de tomar los tesoros de Nazarick para sí mismas. Siendo así, era razonable mostrarles algo de bondad.

Adicionalmente, si se trataba de Elfos del Bosque, probablemente tendrían un efecto beneficioso en el desarrollo de Aura y Mare.

"Sí. Por el momento, las hemos llevado a todas a nuestro piso."

"¿Las llevaron allá?"

"Sí. Cómo decir esto... ellas no tienen nada que hacer, pero continúan intentando cuidar de nosotros. Es algo molesta la forma en que dan vueltas alrededor nuestro. "

"A-así es. Por ejemplo, con, con nuestras ropas y cosas así. Yo, yo puedo vestirme por mí mismo, pero siguen viniendo a ayudarme..."

"Tienes que recobrar la compostura. Ellas siguen intentando vestirte porque tú sigues actuando así. Mírame, yo no tengo ese problema, ¿cierto? "

(Ya veo, así que ellas desean tener algo que hacer. Es igual que con las sirvientas alrededor mío. Comparto tu dolor, Mare. Aun así, eso significa que las tres personas que rescaté no son completamente inútiles, después de todo. ¿Estaría mal que unas antiguas esclavas enseñen educación sexual? Hm~)

"Bueno, nosotros salvamos sus vidas. No las maten por impulso, aun si están molestos. Si sienten que les causan problemas, díganmelo y las enviaré a algún otro lado."

"¡Entendido! Se lo diré cuando llegue el momento."

Ainz miró a Mare, que tenía la cabeza agachada, y murmuró "Qué," para sí mismo. Luego, cambió a una mirada un tanto gélida para Albedo.

"Albedo, es momento que bajes. Ya han pasado más de tres minutos."

Albedo se veía decepcionada por un momento, pero de todas formas bajó obedientemente del muslo de Ainz sin decir ni una palabra.

(continúa)

"Ahora que lo pienso, ¿qué estaban haciendo, Ainz-sama?"

"¿Mm? Ahhh. Reuní sugerencias de todos en Nazarick sobre cómo hacer grande a este país. Ah, es verdad. Ustedes dos también. Si tienen algunas buenas ideas, por qué no lo intentan. Escucharé todo, ¿saben?"

El rostro de Aura se iluminó.

"¡Si usted lo dice, Ainz-sama! ¡Tengo una gran idea!"

"Vaya — ¿Y de qué se trata, Aura? Vamos, cuéntame."

"¡Sí! ¡Creo que los chicos deben vestirse como chicas, y las chicas como chicos!"

(...¡Bukubukuchagama—!)

Ainz gritó en su interior el nombre de una de sus antiguas amigas.

Por un momento, incluso vio la imagen fantasma de un slime rosado diciendo "¡Lo-siento!" con una voz adorable y totalmente contraria a su apariencia.

"Ya veo. Así que fue idea de Bukubukuchagama-sama. Ciertamente es una propuesta excelente. Es más, en este país, cualquier decisión de los Seres Supremos seguramente será la correcta."

¿Correcta? Ainz quería burlarse de Albedo, pero no lo hizo.

En todo caso, no podía permitir que esta idea se haga realidad. Sin embargo, había un problema con eso.

La única razón por la que ellos dos se vestían así era porque Bukubukuchagama los había diseñado de esa forma. Si Ainz rechazaba la idea de Aura, tendría que explicarles la razón exacta a los otros.

Ainz no podía pensar inmediatamente en tal explicación.

"Ainz-sama. ¿Debería implementar de inmediato la sugerencia de Aura?"

¡¿Por qué estás tomando la decisión tan apresuradamente?!

Se le había acabado el tiempo.

Si aceptaba esta sugerencia, sería como declararle a todos los grupos dentro y fuera del país que el Reino Hechicero de Nazarick era una nación que valoraba el travestismo. Eso sería increíblemente malo. Probablemente sólo Bukubukuchagama estaría interesada en eso. No, si Bukubukuchagama estuviera en este mundo, Ainz sentía que ella definitivamente no querría hacer un país así.

Si ellos supieran que los NPCs desarrollaron sus propios egos, algunos se sentirían fascinados y querrían conocerlos, mientras que otros querrían evitarlos. Bukubukuchagama probablemente caería en este último grupo. Yamaiko y Ankoro Mochimochi probablemente querrían conocerlos. Por qué es que son tan diferentes a pesar de que todas son mujeres...

Mientras las rememoraba, Ainz se puso lentamente de pie y miró por la ventana. Por supuesto, esa acción no tenía ningún significado especial. Lo hacía simplemente para ganar tiempo. Una vez que tuvo una idea aproximada de lo que iba a decir, Ainz se dio la vuelta para mirarlos a los tres.

"No puedo permitir esa idea."

"¿A qué, a qué se debe?"

(Por supuesto que preguntarían eso, ¿no?...Quiero decir, incluso darles máscaras a los hombres solteros en navidad sería una mejor ley que esa...)

Ainz suspiró. Por supuesto, esa no tenía un significado especial, sólo intentaba ganar tiempo.

"Hay muchas razones complejas para ello, Albedo. ¿Necesitas que te explique todas y cada una de ellas?"

"S-sí. P-por favor, si no le importa."

Ainz planeaba decirle eso a Albedo, pero Mare había sido quien interceptó la pregunta en su lugar. Normalmente es un niño tan honesto; ¿por qué ahora está siendo tan malvado?, pensó Ainz con tristeza. Si hubiera sido Albedo, ella definitivamente hubiera dicho, "No hay necesidad de eso. Permítanme explicárselos a los dos en lugar de Ainz-sama". Pero bajo estas circunstancias, Ainz tenía que hacerlo él mismo.

"...Así que es así. Entonces, se los explicaré. Pero ¿por dónde podría empezar para que les sea fácil entenderlo...?"

Umu, dijo Ainz mientras apoyaba la barbilla sobre su mano. No hace falta decirlo, eso también fue para ganar tiempo. Ainz trató de pensar con desesperación, con tanto esfuerzo que pensó que su cerebro empezaría a sudar, y entonces, se le ocurrió una idea.

"—Primeramente, ah sí, eso debería ser. Ustedes dos deben pensar que debido a que se visten de esa manera, todo el país debe vestirse así también, ¿estoy en lo cierto? Después de todo, deben sentir que ése era el deseo de Bukubukuchagama-san. Sin embargo, eso sería incorrecto. —Sí, ustedes dos son especiales."

"¡¿Somos especiales?!"

"Desde luego que lo son. Ambos son especiales para Bukubukuchagama-san. Es por eso que tienen permitido vestirse de esa forma... así que ¿querrían permitir que lo especial se propague a personas a las que no conocen?"

"¡¿Cómo podríamos?!"

La persona que replicó tan alto fue —por sorprendente que parezca— Mare.

"¡Nunca! ¡Nunca dejaré que nadie excepto Nee-chan tenga lo especial de Bukubukuchagama-sama!"

"A-así es. Así son las cosas. ¿Lo entiendes, Aura?"

"¡Sí! ¡Fui tan tonta que no pensé en lo que sentía Bukubukuchagama-sama!"

"Además..."

Aura y Mare ya habían aceptado ese razonamiento. Ahora debería estar bien si se alejaba lentamente del tema. Sin embargo, había una cosa más preocupando a Ainz.

Ainz murmuró algo sobre que había muchas otras razones, y mientras lo hacía miró a Albedo.

Alguien tan extraordinaria como ella probablemente habría pensado un paso adelante de Ainz. ¿Le resultaría extraño a Albedo si él diera por terminado el tema en este momento? Eso hacía que Ainz se sintiera inquieto.

Cuando sus miradas se cruzaron, Albedo sonrió y luego inclinó el cuello.

Sin saber lo que significaba esa respuesta, Ainz apartó los ojos. Y entonces, justo había un Lich Anciano frente a él. Ainz contempló con indiferencia los expedientes que estaba sosteniendo.

"—Ahhh. Así que también estaba pensando en eso, Ainz-sama. Después de todo, ese documento es el que más miraba. Debería estar bien contárselo a ellos dos también, ¿cierto?"

Cuando Albedo habló de pronto, Ainz se volvió hacia ella.

"—Umu. Así que también pensaste en ello, Albedo."

"Sí, lo hice. Me estaba preguntando si usted también mencionaría esa idea, Ainz-sama. Creo que lo que está pensando es en si debe o no explicárselo a ellos, ¿estoy en lo cierto?"

"Era de esperarse de ti, Albedo. Sabes lo que pienso sin que haya necesidad de que te lo diga."

"Es usted muy amable."

Albedo sonrió y agachó la cabeza. En cambio, Aura hinchó las mejillas con fastidio.

"Aun así, no puedo creer que no haya pensado en los deseos de Bukubukuchagama-sama, a pesar de que debía ser lo más importante a considerar. Era de esperarse de nuestro creador, nuestro Overlord. Nunca seré capaz de igualar sus sabias decisiones, hechas tomando en cuenta incontables puntos de vista."

"No, no digas eso, Albedo. Estoy seguro de que algún día demostrarás talentos que sobrepasarán los míos."

El hecho era, que ella ya lo sobrepasaba por mucho. Ainz se sintió avergonzado de sí mismo cuando pensó en ello, pero Albedo sencillamente asintió con la cabeza, con una expresión llena de convicción.

"¡Sí! ¡Lo haré!"

"—Entonces, ¿cuáles eran las otras razones?"

"¿En serio Aura?, Albedo, explícaselo a ambos. Has que sea tan fácil de entender que incluso un niño pueda hacerlo. Sí, debe ser fácil de entender."

Luego de que Ainz dijera esto, se quedó en silencio y después miró una vez más por la ventana. Sin embargo, todos los nervios de su cuerpo estaban concentrados en escuchar, porque no quería perderse ni una sola palabra de lo que dijera Albedo.

"Por supuesto. En realidad, luego quería hablar de esto con Ainz-sama, pero entonces surgió un pequeño problema."

"¿Ehhh? ¿Alguien te causó problemas? ¿Quieres que vayamos allá y acabemos con esa persona por ti?"

"No, no se trata de eso. La verdad es, que hemos descubierto que nuestras reservas de recursos son insuficientes para el futuro. Así que, si ahora ordenáramos que todos cambien sus ropas, lo único que podríamos ser capaces de hacer, es tomar medidas molestas como intercambiarlas con ropas antiguas y cosas así."

¿Eh, en serio? Por supuesto, Ainz no podía decir eso. Todo lo que podía hacer era intentar recordar desesperadamente los contenidos del expediente que acababa de ver hace un momento.

En efecto, contenía algo acerca de recursos, pero las cantidades parecían ser bastante adecuadas. Sin embargo, si Albedo lo decía, entonces debía ser cierto.

(En otras palabras, esta situación es bastante mala, ¿no? Sin embargo, si ése fuera el caso, ¿no podemos sencillamente comprar más del Reino o del Imperio? Una ciudad como ésta debería tener bienes más que suficientes para eso, ¿cierto?)

Albedo tenía una respuesta para las dudas justificadas de Ainz:

"Esta ciudad era un excelente depósito de recursos, y funcionaba como una ciudad de comercio. Sin embargo, desde que Ainz-sama tomó el control, los comerciantes de los otros tres países raramente visitan este lugar. Por lo tanto, estamos en una situación en la que nuestros recursos restantes se desvanecen."

"Si nos hacen falta, entonces tomémoslos de algún otro lugar. ¿Qué tal del Imperio o del Reino?"

"Onee-chan, no, no podemos hacer eso. Ah, A-Ainz-sama dijo que teníamos prohibido usar la fuerza en esos tres países, ¿cierto?"

Efectivamente. Aunque él no sabía qué pasaría en el futuro, había colocado una prohibición total en el uso de la fuerza militar hasta que asumiera el control total de esta ciudad. Por supuesto, si el otro lado atacaba primero, sería un asunto completamente diferente.

"Entonces, ¿qué deberíamos hacer?"

"Eh, ehh, no deberíamos tener que preocuparnos. D-después de todo, A-Ainz-sama lo solucionará."

¿Es que ahora van a dejármelo todo a mí? Ainz quería usar eso para refutar lo que dijo Mare, pero se forzó a no hacerlo. Luego de que Aura le respondiera a Mare con un "¡Ya veo!", no podía atreverse a traicionar la confianza que esos dos niños habían puesto en él.

Sin embargo, era imposible que un empleado ordinario como Ainz pudiera pensar en una política financiera adecuada. Debido a eso, Ainz decidió jugar una de sus dos cartas del triunfo.

Ainz se dio la vuelta lentamente, y dijo con confianza:

"—Albedo. ¿Te encargarás de eso, cierto?"

En otras palabras, se lo dejaría todo a otra persona talentosa (Albedo) y lo daría por terminado.

"Sí. Dentro de poco, las semillas que Demiurge ha estado plantando deberían estar listas para ser cosechadas."

"Justo así. Ustedes dos no tienen nada de qué preocuparse."

Sus brillantes miradas de respeto y adoración hicieron que Ainz sienta una punzada de culpabilidad. Al mismo tiempo, el miedo de ver las miradas de decepción en sus ojos cuando se dieran cuenta de que todo era un engaño se arraigó en su corazón.

(Sin embargo, ese Demiurge. No sé qué semillas ha plantado, pero es realmente increíble.)

Ainz quería preguntarle sobre la cosecha, pero no podía.

Esto se debía a que Ainz Ooal Gown debería haber sido una eminencia que lo sabía todo.

(Sé que debería estudiar economía, pero sólo pude darle una mirada rápida a esos libros complicados... deberían de haber hecho que los que trataban sobre economía keynesiana y similares sean más fáciles de entender. ¿O podría ser que debido a mi edad me es difícil cambiar mi forma de pensar?)

Ainz era muy versado en las mecánicas de juego de Yggdrasil. Esto no era mera fanfarronería; él había aprendido más de 700 hechizos y memorizado los detalles de cada uno de ellos, una hazaña que había sorprendido a sus amigos. Adicionalmente, esos hechizos que no había aprendido aún podían ser usados como arma para conocer las fortalezas de sus oponentes una vez que supiera de ellos. Era por esto que Ainz había hecho todo lo posible para memorizar todos esos hechizos. Él se encontraba fácilmente entre los cinco primeros entre los miembros de su gremio en lo referente al conocimiento mágico.

Aun así, aunque podía hacer eso, estaba completamente perdido en temas académicos.

(¿Eh? ¿No será que ya no puedo recordar más cosas, debido a que no tengo cerebro?)

Ainz sabía que había aprendido muchas cosas desde que llegó a este mundo, así que también sabía que eso era imposible. Sin embargo, tembló un poco ante esa aterradora hipótesis.

"Entonces, tengo un asunto que requiere de la aprobación de Ainz-sama..."

"—¿Qué? ¿Dijiste aprobación?"

Ainz no pensaba que ninguna sugerencia de Albedo requeriría de su aprobación. Después de todo, ella era una chica lista, y seguramente tomaría decisiones mejores que las suyas. Sin embargo, si eso fuera así, la organización no sería capaz de funcionar adecuadamente. Después de todo, los mandamases debían asumir la responsabilidad por las acciones de sus subordinados. Parecía que era por eso que los superiores tenían que otorgar sellos de aprobación de esta manera.

"Alguien debe visitar la Capital Real para despertar a esos humanos. ¿Le permitiría ir a su sirvienta?"

"¡¿Qué?!"

Ainz había sido tomado completamente por sorpresa, y exclamó más fuerte de lo normal.

Enviar a Albedo cuando Demiurge tampoco estaba cerca hacía que Ainz se sintiera muy inquieto. Además, su control sobre la ciudad no era perfecto.

Más que cualquier otra cosa, la razón por la que había sido tan impactante era porque ésta era la primera vez que Albedo había dicho algo como eso.

"...Si te envío a ti... estaría bastante preocupado..."

"Vaya," Albedo sonrió de alegría. "Todo estará bien, Ainz-sama. Arreglaré las cosas de inmediato y regresaré a su lado."

"Es eso así... bueno, si es sólo por poco tiempo debería estar bien. ¿Quién recibirá el control de Nazarick y de esta ciudad?"

Aura y Mare parecieron bastante sorprendidos, así que no era algo obvio para ellos. No soy yo, espero, pensó Ainz.

"Planeo dejárselo a Actor de Pandora."

Aura y Mare dijeron algo parecido a "Todo estará bien si se trata de él".

"...Él, dijiste."

"Él es un individuo excelente creado por usted mismo, Ainz-sama. Como dicen, de tal padre tal hijo — ah, me disculpo. Y pensar que nosotros que sencillamente fuimos creados podríamos atrevernos a afirmar ser hijos de los Seres Supremos. Le ruego perdone mi descortesía."

La súbita disculpa de Albedo aturdió a Ainz — incluso los puntos rojos de la luz de sus ojos se apagaron.

"No es necesario que te disculpes. Eso es, bueno, mi hijo... perdón. Él no me desagrada, ese, hm, niño tonto... no, eso tampoco es su culpa... Bueno, cómo decirlo. Él es como un niño. Umu."

Antes de darse cuenta, todos estaban en silencio. Ainz sabía que la conversación se estancaría si esto seguía así, así que hizo de tripas corazón y preguntó:

"Si dejamos que Actor de Pandora se ocupe de esto, ¿qué hay de Momon, a quien está personificando? ¿Debería hacerlo yo?"

"No, ¿cómo podríamos permitirle hacer algo así, Ainz-sama? Estaba planeando hacer que Momon acepte un pedido y que sea enviado fuera con fines de reconocimiento."

Mm, Ainz asintió con la cabeza. Aunque había pensado en relajarse asumiendo la identidad de Momon, ahora las cosas eran muy diferentes a como eran cuando asumía el papel de un aventurero.

Habría muchas cosas difíciles, o cosas que tenían que manejarse con cuidado. Siendo así, enviar a Momon en una misión de reconocimiento podría ser la mejor opción.

"Ah, so-sobre eso... si envían a Mo-Momon-sama fuera, ¿las personas en esta ciudad estarán bien?"

"No habrá problemas. Este único movimiento hecho por Ainz-sama ha tenido consecuencias significativas. Debido a que no actuamos de formas que trivializaran a los humanos —a pesar de que casi no había ninguna intención de hacerlo— también Momon se ha visto beneficiado por esto y confían en él profundamente. Por lo tanto, todo lo que necesitamos es hacer que, antes de irse, Momon les diga a los líderes locales que nos obedezcan y todo debería estar bien. Sin embargo, ahora que lo pienso, ellos no tienen idea de que son marionetas bailando en sus cuerdas y gobernadas por Ainz-sama... como pensé, sólo él podría haber anticipado este giro en los acontecimientos justo después de ser transportado aquí y haber hecho los preparativos adecuados."

"Mm — es algo extraño, la forma en que confían en Momon-sama y no en Ainz-sama."

"Ciertamente. Aun así, ésta es una parte importante para tomar el control completo de esta ciudad en el nombre de la paz. Todo lo que tenemos que hacer es remover gradualmente a Momon e inculcar lealtad a Ainz-sama en su lugar. Esto podría tomar muchos años, pero no hay remedio."

"Bien. Entonces, Albedo, déjaselo a Actor de Pandora. Luego de que te hayas preparado y transferido tus tareas, ve y recoge la cosecha. ¿Hay algo más que necesites?"

"Entendido. Entonces, planeo conducir algunas negociaciones cuando vaya a ver al rey humano. ¿Podría concederme algo de su valioso tiempo para revisar un proyecto conmigo?"

"Umu. Tráemelo más tarde."

Además, todo lo que él haría sería algo simple como ponerle el sello al proyecto de Albedo.

"Adicionalmente, aunque me avergüenza preguntar, estaría encantada si pudiera darme varios conjuntos de ropa. Simplemente estaba pensando que allá será necesario que me cambie de ropa."

"¿Es así? Entonces te daré varios conjuntos de mi propia ropa. Ven a verme más tarde. Hablando de ello, Demiurge — no, no es necesario. Está bien. Entonces, continuemos... hm, ya que han venido hasta aquí, me gustaría oír sobre ustedes dos también."

(continúa) 63/453p


Parte 2

Luego de concluir lo que tenían que hacer, los tres abandonaron la habitación junto a los Liches Ancianos, dejando a Ainz, a Fifth, y por supuesto, a los Asesinos de Ocho Filos que estaban en el techo.

Francamente, éste era todo el trabajo que Ainz tenía que hacer por hoy. Todo lo demás era tiempo libre. Aunque había algunos asuntos de los que era mejor encargarse pronto, una vez que los hubiera terminado, se encontraría totalmente libre. Mientras divagaba sobre lo que haría con su tiempo, de pronto pensó en algo y se puso de pie.

"Lo siguiente que haré será ver a Actor de Pandora."

Con esa orden, Ainz se puso en marcha. Fifth lo siguió en silencio, y naturalmente, también lo hicieron los Asesinos de Ocho Filos.

Una vez que dejó su hogar, descubrió que, como correspondía a la estación, el exterior estaba bastante frío. El viento tenía un ligero toque helado, pero Ainz era completamente inmune al frío. Luego de mirar a Fifth para asegurarse de que ella estuviera bien, continuó caminando.

El distrito contenía tres tipos de edificios: La residencia de Ainz, todo tipo de estructuras gubernamentales, así como también, casas de huéspedes. Actor de Pandora —no, Momon, vivía en una de aquellas casas.

Normalmente, él habría llamado a Momon ante él como le correspondía a su condición de gobernante, pero lo que había hecho ahora se debía a un cambio de parecer.

"—¿Hm? ¿Qué es esto?" Murmuró Ainz mientras se acercaba a la casa de huéspedes. Estaba mirando los establos anexos a la casa en cuestión. La palabra "establos" implicaba que serían usados para los caballos, pero en este momento la única allí era Hamsuke. O más bien, así debía de haber sido.

Algo confundido, Ainz se acercó a los establos, y oyó un suave hyu~hyu~ de ronquido. Dormir era un privilegio de las criaturas vivas, así que Hamsuke debería estar dentro.

El sol ya se encontraba alto en el cielo, pero Hamsuke seguía durmiendo.

Hamsuke podía ver en la oscuridad como un gato, pero de acuerdo a ella, no era una criatura ni diurna ni nocturna. Comía hasta saciarse y luego dormía hasta estar hambriento. Ésa era su forma de vida.

La primera vez que Ainz oyó esto, se preguntó, "¿Y qué parte de eso suena como un Rey Sabio del Bosque?". Se sentía como un tonto por haber esperado que Hamsuke se comportara como un ser inteligente.

"No se ha percatado de nosotros aun cuando estamos tan cerca. ¿Es que perdió sus instintos salvajes? En verdad... qué criatura degenerada. No, tal vez trabajó toda la noche."

"Ése no es el caso. Ayer Hamsuke-sama estuvo aquí todo el día también."

"...Ya veo."

Ainz quería hablar con Hamsuke a pesar de las despiadadas palabras de Fifth, pero no podía pensar en nada que decirle.

(Bueno, de todas formas se trata sólo de una mascota. No debería haber esperado nada de ella. No importa si se deja caer a ese nivel... sin embargo, yo estoy ocupado con todo tipo de cosas, pero esta amiga está afuera divirtiéndose. Realmente me irrita... aunque sé que sólo estoy desquitando mi ira en ella.)

Ainz asomó la cabeza dentro del establo, y la hamster gigante se encontraba durmiendo en el suelo de manera desprotegida. Todo lo que le hacía falta era una burbuja en la nariz y sería la imagen misma de una dormilona.

Sin embargo, había algo más que llamó la atención de Ainz, aparte de la manera en la que dormía Hamsuke como un tío de mediana edad (aunque su cuerpo no debería haberlo permitido).

Había un Caballero de la Muerte que tenía la cola de Hamsuke enrollada en la cintura. Esa criatura no-muerta debía de ser la que llamó la atención de Ainz hacia este establo en primer lugar.

Ya que era una criatura no-muerta que él mismo había creado, existía un vínculo entre ellos y por lo tanto podía determinar su ubicación aproximada. Sin embargo, había demasiados no-muertos en E-Rantel, así que ese sentido particular se había hecho confuso.

Con toda honestidad, le era muy difícil determinar con exactitud la ubicación de los no-muertos que había creado. Aun así, Ainz no recordaba haber dejado uno en los establos, por lo que se mostró confundido al sentir uno aquí. 

"Despierta, Hamsuke."

"Muuu, sí..."

Sus ojos parpadearon como los de un ser humano al mismo tiempo que se gran cara se movía, y luego se percató de Ainz.

"¡Ohhh! Me preguntaba quién era, pero resulta que, era mi señor!"

"No importa quién soy. Normalmente deberías llamarme Ainz-sama, ¿correcto? Después de todo, eres el corcel de Momon, no el mío."

"¡Por supuesto, lo soy, mi señor!"

"Es eso así... bueno, siempre y cuando lo entiendas..."

Dicho esto, la reacción de Hamsuke hizo que Ainz pensara, ¿Realmente lo entiendes?

Además, las bestias mágicas no eran particularmente resistentes al control mental. Por lo tanto, Ainz le prestó un ítem a Hamsuke para que fuera inmune al control mental, sin embargo seguía sintiéndose inquieto de que alguien intentara manipularla a través de otros medios no mágicos.

"Bueno, confiaré en ti ya que no has cometido ningún error hasta ahora. Entonces, vamos al tema principal. ¿Qué pasa con ese Caballero de la Muerte?"

"¡Ohhh! ¡Él es un amigo que entrena con uno, mi señor!"

Fue entonces que Ainz lo recordó.

Había llevado a cabo un experimento sobre el aprendizaje de artes marciales al mismo tiempo que Hamsuke entrenaba para ser una guerrera. En otras palabras, había usado a este Caballero de la Muerte para ver si podía continuar ganando niveles como guerrero.

Ainz había equipado al Caballero de la Muerte con artefactos que incrementarían su XP (experiencia) ganada y que lo debilitarían mucho, pero finalmente el Caballero de la Muerte no había subido de nivel. Ainz había anticipado esto, así que no se molestó. Sin embargo, no sabía por qué, pero Hamsuke había estado quejándose, así que al final tomó de vuelta los artefactos y dejó al Caballero de la Muerte con ella.

(Así que es ése... Ahora que lo pienso, las púas de su armadura parecen haber sido redondeadas... No se lo presté para que sea una almohada de cuerpo entero, sino porque quería que se convierta en una guerrera, o tal vez que domine alguna cosa... Bueno, no importa. Hay suficientes Caballeros de la Muerte para todos. Darle uno no tiene importancia.)

De hecho, había más que suficientes Caballeros de la Muerte, tantos que cuando Ainz creaba no-muertos todos los días, ya no creaba más Caballeros de la Muerte.

"¿Es así? Entiendo. Sin embargo, sin importar qué, tú eras una bestia mágica salvaje. Es bastante problemático que dejes que alguien se te acerque tanto sin darte cuenta. ¿Nosotros no somos Aura, cierto? ¿No deberías tomarte esto un poco más en serio?"

Hamsuke parecía deprimida, y sus bigotes cayeron hacia abajo.

"Me disculpo sinceramente. Uno se había acostumbrado a ser la criatura más fuerte en ese bosque. Uno nunca requirió estar alerta porque uno nunca antes fue emboscado."

"Debiste haber tenido un... periodo... de niñez... o algo, ¿cierto? Por antes que eso, ¿qué hay del Gigante del Este y de la Serpiente del Oeste?"

"¿Quiénes son ellos? Esos caballeros... ¿Este? ¿Oeste? ¿De quiénes está hablando?"

Un signo de pregunta apareció sobre la cabeza de Ainz.

"...Son seres que manifestaron pretensiones sobre el bosque, justo como tú. "

"Jojo~ ¡Ni siquiera sabía que existía gente así es ese bosque! ¡Era de esperarse de usted, mi señor! Su perspicacia es en efecto aguda. Uno sabía poco aparte del territorio de uno. "

"Tú... te llamas a ti misma el Rey Sabio del Bosque y sin embargo..."

"En el pasado, un guerrero humano, que ingresó a los territorios de uno, me llamó de tal manera. Hablando de ello, uno perdonó la vida de aquel guerrero, y sólo la de él, porque uno pensó que el nombre sonaba bastante impresionante. Ah, qué nostalgia—"

Ainz sintió que finalmente había resuelto el misterio.

Luego de que ese guerrero regresó con vida, debía de haber exagerado mucho las historias de su enemiga, Hamsuke. Probablemente, era alguna forma de justificar su propia supervivencia cuando todos sus camaradas habían muerto.

Eso tampoco era muy difícil de entender. El hecho era, que Hamsuke era muy fuerte. De todos los guerreros humanos que Ainz había conocido, tal vez sólo Clementine y Gazef podrían haber derrotado a Hamsuke.

De pronto, Ainz recordó a Gazef.

"¿Ohh? ¿Sucede algo, mi señor?"

"No... no es nada. Es sólo que... sí... es sólo que tú no calificas para nada como un Rey Sabio del Bosque, sino solamente como un Hámster del Bosque."

"Hámster, dice — ¡es verdad, usted antes mencionó a esas criaturas, mi señor! ¿Así que uno realmente es un hámster?"

"Umu. Eres un Hámster Gigante."

"¡Ohh! ¡Así que uno en verdad era un Hámster Gigante! Entonces, ¿sabe en dónde encontrar a otros miembros de la especie de uno, mi señor?"

"Eso, no lo sé."

Luego de esa corta respuesta, Hamsuke cayó una vez más en la desesperación. ¿Fui demasiado duro? Pensó Ainz y la reconfortó:

"He garantizado que todo aquel que sirva a Nazarick será recompensado apropiadamente por sus servicios. Siempre y cuando continúes trabajando por Nazarick, algún día encontraré a los miembros de tu especie por ti."

"¡Ohhh!"

Los bigotes de Hamsuke rebotaron cuando se pusieron en atención.

"¡Aunque uno ya era leal a mi señor, a partir de hoy, uno servirá aún más lealmente a mi señor!"

"Umu umu. Entonces, Hamsuke, ¿está Momon—? no, ¿está Actor de Pandora en la casa de huéspedes?"

"¿El doble de mi señor? Uno no lo sabe con seguridad. Después de todo, usualmente él usa los coches y carretas que los humanos de esta ciudad preparan para él, y no siempre lleva a uno consigo."

"Ah, creo recordar que usa tales medios de transporte para compartir información."

Kuku, Ainz rió malévolamente.

Todo se había desarrollado como había anticipado. Bajo la excusa de compartir información con él, las personas le contarían a Momon las cosas que deseaban ocultar de Ainz, o tal vez conspirarían para enemistar a Momon y a Ainz. Sin embargo, la realidad era, que eran ellos los que, sin saberlo, serían envenenados por las ideas de Actor de Pandora.

Ainz era un rey digno de confianza, un ser misericordioso que pensaba en las personas, y demás.

"Lo entiendo. Sin embargo... ahora pareces ser capaz de usar armadura. Si no tienes nada que hacer, ¿qué tal si te la pones y entrenas con ella?"

El prototipo de armadura debería estar terminado.

"¡Uno lo entiende, mi señor! Entonces, si fuera posible, a uno también le gustaría ver a esos hombres-lagarto-dono."

"Muy bien. Te concederé ese deseo tuyo. Más tarde hablaré con Cocytus y haré que envíe a alguien aquí."

"Tiene la gratitud eterna de uno, mi señor. ¡Ven, Caballero de la Muerte-dono! ¡Vamos a trabajar duro juntos!"

Ainz no le prestó atención a la ardiente amistad entre la bestia y el cadáver y siguió su camino.

A espaldas de Ainz, una voz dijo algo parecido a "En serio — ¡qué molesto!", pero él no pensó que el Caballero de la Muerte había hablado. Aunque Ainz estaba algo interesado en lo que Hamsuke tramaba, pronto lo dejó de lado.

(Hablando de ello, hace un tiempo atrás, creo que le di a Hamsuke... se siente como si hubiera olvidado algo. Oh bueno, si no lo recuerdo, seguro no debía ser tan importante, supongo.)

(continúa) 70/453p

La cabeza de Ainz estaba llena de estos pensamientos, que no podía articular del todo. Se sentía como si estuviera esperando por un estornudo que no llegaba. Llegó ante la puerta de la casa de huéspedes, pero no haría nada como tocar la puerta. Fifth, que había estado siguiendo a Ainz por detrás, se le adelantó inmediatamente.

"Ábrela."

"Entendido, Ainz-sama."

Fifth se veía completamente seria mientras abría la puerta, pero las esquinas de sus labios parecían estar algo relajadas. Esto debía ser así por la satisfacción que sentía al poder ayudar a Ainz de alguna forma.

(Parece que tenía razón al observar a Jircniv. En verdad me he convertido en un auténtico gobernante. Por supuesto, esa no es exactamente la manera correcta de tratarlo, pero continuaré estudiándolo de ahora de adelante. Después de todo, me servirá de ayuda para aprender a ser un rey.)

Ainz no le dio las gracias a Fifth, y en su lugar observó la puerta abierta.

"—Asesinos de Ocho Filos."

"¡Sí! ¡Listos para recibir órdenes!"

Los Asesinos de Ocho Filos, que habían estado siguiendo a Ainz, formaron una fila.

"—Vayan."

"¡Sí!"

Sus mandíbulas se abrieron y cerraron, y entonces, los alineados Asesinos de Ocho Filos, respondieron con un tono de voz que parecía más enérgico que de costumbre antes de ingresar al edificio. Se suponía que el único dentro de la casa de huéspedes era Actor de Pandora. Ocasionalmente, Narberal también estaba aquí, pero por lo general, ella se encontraba en la Gran Tumba Subterránea de Nazarick, llevando a cabo las órdenes de Ainz.

Él podría haber dejado a una sirvienta regular apostada en aquí, pero eso podría causar problemas si la gente que venía a visitar a Momon pensaba que estaban siendo vigilados. Por lo tanto, las cosas habían llegado a esto. Sin embargo, si Actor de Pandora se quedaba solo aquí, existía la posibilidad de que la gente que le lavó el cerebro a Shalltear pudiera infiltrar este lugar. En consecuencia, Ainz pensó que sería mejor tomar algunas contramedidas.

(...Sin embargo, para que eso ocurra, alguien necesitaría infiltrase todo el camino hasta aquí. Bueno, sólo los tontos no hacen los preparativos suficientes. ...Mm — sin embargo, ¿Cuánto tengo que esperar aquí? ¿O debería seguir adelante? Según el sentido común, debería esperar aquí. Después de todo, los Asesinos de Ocho Filos regresarán a mí. Sin embargo, ¿se supone realmente que un rey deba esperar en la puerta?)

Luego de dudarlo un poco, Ainz pensó, oh bueno, olvídalo, e ingresó a la casa de huéspedes.

Avanzó utilizando el porte correcto y majestuoso que había practicado docenas de veces, de la forma en que sentía era la más adecuada para un gobernante.

Sin embargo, en menos de 20 pasos, uno de los Asesinos de Ocho Filos regresó y se puso de rodillas ante Ainz.

"Ainz-sama, hemos llamado a Actor de Pandora-sama. Pronto vendrá ante usted."

"Ya veo. Entonces esperaré en el cuarto de invitados."

Ainz había estado antes en esta casa de huéspedes, así que tenía una idea aproximada de la distribución de habitaciones. Luego de que Fifth abriera la puerta por él, Ainz avanzó sin vacilaciones hacia el asiento principal en el cuarto de invitados.

Esto violaba muchos de los modales que había aprendido como asalariado y lo sintió incorrecto. Sin embargo, ésta era una tarea fácil para Ainz, que había pasado mucho tiempo practicando cómo ser un gobernante.

Poco después, alguien llamó a la puerta. Ainz asintió con la cabeza hacia Fifth.

Habiendo recibido permiso, Fifth abrió la puerta, y Actor de Pandora ingresó al cuarto. No estaba usando magia para personificar a Momon, sino que estaba usando su uniforme militar habitual.

"Oh Supremo, mi creador Ainz-sama—"

"No es necesario que me saludes. Siéntate."

"¡Sí!"

Y juntó sus botas con un kan antes de acercarse.

Sus movimientos eran fluidos y precisos como los de un soldado, pero para Ainz, eran completamente innecesarios. La mejor palabra para describir esto era "sobreactuado".

Y así, Actor de Pandora avanzó al lugar al lado de Ainz y se sentó.

(¿No es usual que las personas se sienten frente a frente?)

Todos poseían un área alrededor sí mismos llamada el espacio personal, pero Ainz no podía evitar quedarse mirando el implacable blitzkrieg(guerra relámpago) de Actor de Pandora en ese ámbito.

(...Bueno, supongo que está bien. Sin embargo, está realmente cerca...)

Ainz inspeccionó de cerca a Actor de Pandora mientras éste se sentaba. Ya no sentía la misma conmoción que había sentido cuando lo vio por primera vez en la Tesorería. Tal vez el pasar del tiempo y el haberse reunido con él varias veces para darle órdenes habían suavizado el impacto en él.

"Podría preguntar—"

"No, no es nada, no te preocupes por ello. Muy bien, tengo algunas cosas que preguntarte. Primero, me gustaría saber sobre la situación de Momon. Sé lo que le has reportado a Albedo... así que, ¿hay algún problema?"

"Parecería que no hay nada en espe—"

"Es así entonces. Bien, me gustaría preguntarte, como Actor de Pandora — ¿hay algún problema de tu lado?"

El humor en el aire cambió.

"¡En verdad, Ainz-sama!"

Ainz se echó hacia atrás, como si la tremenda presencia de Actor de Pandora lo estuviera aplastando.

"¡He, he sufrido mucho!"

¡¿Quién es el que sufre aquí?!

Sin embargo, Ainz no tuvo tiempo de responder con eso antes de que Actor de Pandora continuara hablando.

"Durante este tiempo, ni una sola vez he sido capaz de de tocar ítems mágicos. No he podido cuidar de los muchos ítems mágicos creados por los Seres Supremos. La clasificación de los cristales de datos también se ha detenido. ¡Por favor! ¡Sin importar qué, Ainz-sama! ¡Le suplico que me conceda algo de tiempo con esos ítems!"

"...Yo, ¿yo te diseñé de esa forma?"

"¡No hay duda de eso! ¡Estos sentimientos me fueron otorgados por usted, Momonga-sama!"

"...Ahhhhh."

Ainz intentó recordar desesperadamente la forma en la que había diseñado a Actor de Pandora. Pudo recordar haberle dado un trasfondo que decía que le gustaba administrar ítems mágicos y cosas parecidas. La intención original de Ainz era la de diseñarlo de un modo tal que él no encontrara extraño estar solo en la Tesorería — en efecto, se podía considerar que estar rodeado de las cosas que uno amaba era un trabajo divino. Entonces, parecía que el origen del problema eran los ajustes de personalidad que Ainz había hecho. Sin embargo, por alguna razón, parecía haber alcanzado el nivel de fetiche.

"¿No te permití regresar a Nazarick todos los días?"

Si bien la mitad de los no-muertos en Nazarick habían sido creados por Ainz, la otra mitad, había sido creada por Actor de Pandora. Por supuesto, los no-muertos creados por él eran, hasta cierto punto, más débiles que los creados por Ainz. Aun así, eso se encontraba dentro de los parámetros aceptables, y había suficientes cadáveres congelados para ese propósito en el 5to Piso.

De hecho, había tantos que incluso si los dos trabajaban juntos no podrían agotarlos.

"¡Sin embargo, no he recibido permiso para regresar a la Tesorería!"

¿Qué era lo que podría estar sintiendo que le hacía omitir su dramatismo usual?

"Lo entiendo. Entonces, informaré a Shalltear y haré que te de el Anillo a ti. Adicionalmente, te otorgo permiso para trabajar en las armas y equipo de mis camaradas. No los dañes."

"Se hará como—"

"Deja eso. Está bien si hablas con normalidad. No te lo dije antes, ¿hm, Actor de Pandora?"

"¡Sí!"

"La relación entre nosotros es la de un creador y su creación. El hecho es que, estoy muy feliz con la forma en que has trabajado duro para mostrarme al ser que tuve la intención de crear. Sin embargo, algunas veces me pregunto; ¿un hijo no debería trabajar para sobrepasar a su padre?"

"Ohhhh... Ainz-sama. ¡Y pensar que se referiría a mí como a su hijo!"

"Umu, umu. Tú eres, eh, mi hijo, o algo así. Ése, eh, cómo decir esto, lo más seguro es que, eh, ése debería ser el caso. Por lo tanto, no es necesario que hables en alemán, o que hagas saludos, o que seas tan dramático frente a mí. Ya que fui yo quien te creo, quiero ver las partes de ti que no hice yo, como prueba de que has crecido."

Ainz dio un vistazo al fondo, en dirección del gimoteo, y vio que Fifth estaba secando las esquinas de sus ojos con un pañuelo.

¿Qué?

¿No está llorando con demasiada facilidad?

Justo cuando Ainz se sentía confundido, Actor de Pandora agachó la cabeza.

"¡Lo entiendo — Padre!"

"...Oh."

"¡Le demostraré lo que desea ver, Padre!"

Se había equivocado. Se lo había tomado muy a la ligera. Aunque era imposible, Ainz sintió un dolor de cabeza asaltándolo.

"Actor de Pandora. No debes decirle a nadie nada de lo que ha ocurrido aquí. ¿Entendido? Si alguien supiera que recibes un trato especial, podría producir roces con los otros. Además — de hecho, debido a eso, te colocaré al final de mis prioridades. Si llegara el momento en el que tuviera que elegir entre ayudarte a ti o a los Guardianes, te abandonaré."

"¡Pero por supuesto! ¡Por favor, sacrifíqueme como crea conveniente!"

Al mismo tiempo que veía la forma en la que inflaba el pecho mientras hablaba, Ainz sintió una oleada de culpa en el corazón.

"Perdóname. Y... Fifth. No hables de lo que ha ocurrido aquí."

Luego de ver a Fifth asentir con la cabeza, Ainz también asintió del mismo modo.

"Entonces, me marcho."

"Ah, sobre eso, ¿podría esperar un momento? Ya que raramente nos vemos, hay un asunto que me gustaría preguntarle, Padre. ¿Podría saber cómo planea gobernar este Reino Hechicero?"

"¿Qué?"

"Muchos humanos tienen sus dudas respecto al camino que usted planea tomar para este país, Padre. Por ejemplo, si desea adoptar una política expansioncita, ellos temen que serán enviados al campo de batalla, y cosas así."

Ainz se congeló donde estaba.

¿Hacia dónde iba a dirigir a Ainz Ooal Gown?

Para comenzar, Ainz era sólo una persona ordinaria, y sin embargo había proclamado un objetivo casi inalcanzable como la conquista del mundo. Ainz había dejado de pensar en eso. Sentía que sería mejor dejarles ese asunto a personas inteligentes como Albedo o Demiurge.

No obstante, el asunto de cómo gobernar este país era una cuestión que no podía evadir.

"¿Hay, hay algún problema, Padre?"

"...Planeo decírtelo, pero aún estoy formulándolo en mi mente. Discutiré el asunto con los Guardianes de Nazarick y luego te informaré."

"¡Sí!"

Ainz se puso de pie en silencio.

"Entonces eso será todo, Actor de Pandora."

Luego de oír a Actor de Pandora despedirse de él, Ainz dejó la habitación.

Antes de atravesar la puerta principal, le envió un 「Mensaje」 a Shalltear informándole del pedido de Actor de Pandora. Si lo dejaba para después, probablemente lo olvidaría.

Una vez que llegó a la puerta, Ainz se movió más rápido que Fifth y la abrió antes que ella pudiera hacerlo por él.

Entonces, miró al cielo.

Era un cielo despejado y azul.

"Voy a volar," dijo cortante. Aunque las personas detrás de él comenzaron a entrar en pánico, Ainz no les prestó atención.

Ainz flotó hacia el cielo gracias al hechizo de 「Vuelo」, y luego aterrizó en el techo de una casa de huéspedes.

Ya que E-Rantel era una ciudad protegida por tres capas de paredes, desde esta posición, la mitad de su campo visual era bloqueado por los muros de la ciudad.

"No puedo ver desde aquí, ¿eh? Parece que tendré que dar un paseo."

Era posible que se le ocurriera algo si caminaba por las calles. Quedarse aquí significaba que no había forma de que pudiera pensar en nada.

En ese momento, las figuras de los Asesinos de Ocho Filos —que habían subido por las paredes— aparecieron ante Ainz.

"¡Ainz-sama, por favor espere! ¡Es peligroso ir solo!"

Él no podía simplemente ignorar las palabras del Asesino de Ocho Filos.

Alguien parado en medio de una zona muy amplia y con buena visibilidad en todas las direcciones, prácticamente estaba pidiendo ser asesinado por un francotirador.

"Es verdad. Sería un buen blanco si mi oponente fuera Peroroncino-san."

Peroroncino el arquero —que era el miembro más especializado en el combate a distancia dentro del gremio Ainz Ooal Gown— probablemente sería capaz de dejar gravemente herido a Ainz. Ese hombre podía fácilmente atacar incluso desde una distancia de dos kilómetros. Su táctica favorita era ocultarse y luego disparar a sus oponentes — aunque con un arco. Dicho esto, incluso si su oponente era Peroroncino, Ainz no tenía intenciones de permitir que jugaran con él hasta que muriera.

Ainz tenía confianza en que podía usar varios medios para defenderse, escapar, o contraatacar. Él había perfeccionado sus habilidades mediante el enfrentamiento con otros jugadores (PVP), y definitivamente no moriría sin poder hacer nada. Sin embargo, si tuviera que tener cuidado de los métodos de ataque de este mundo, entonces los Asesinos de Ocho Filos tenían razón.

Ainz no podía morir ahora. Por lo menos, antes de experimentar con la resurrección de jugadores, tenía que asumir que sólo tenía una vida, y preparar un escudo humano para sí mismo.

Su mejor opción y la más segura para ese trabajo era Albedo, cuya fuerza defensiva era la más alta entre los Guardianes. Sin embargo, necesitaría gente para protegerla a ella también, lo que significaba que necesitaría un gran despliegue de fuerzas. Él no quería hacer eso a menos que fuera con el propósito de servir de cebo para un ataque enemigo.

Si era así, la mejor alternativa sería usar vasallos desechables y de alto nivel, pero—

(No tengo a ningún monstruo vasallo de alto nivel. Incluso si quisiera usar un monstruo mercenario, gasté mucho dinero invocando a los subordinados de Albedo, así que no me sobra dinero para invocar monstruos despreocupadamente.)

Había decidido dar un gran espectáculo de derroche para mostrar que era generoso, y ahora lo lamentaba ligeramente. Todo lo que podía hacer para reconfortase era decirse a sí mismo que había tenido que mantener su imagen como jefe de ella.

(Espera un momento, pensemos sobre esto paso a paso.)

Ainz hizo una lista de las posibilidades en su mente.

Monstruos mercenarios. No tenía dinero, así que estaban descartados.

La habilidad, 「Teniente No-Muerto」. Requería XP, así que decidió no hacerlo.

Usar las invocaciones del Báculo de Ainz Ooal Gown. El mismo hecho de tener que llevar consigo el Arma del Gremio significaba que quedaba fuera de la discusión.

La habilidad, 「Crear No-Muerto」. Aun si creaba no-muertos de alto nivel, sólo serían de nivel 70, en los que ni siquiera podría confiar para servirles de escolta a los Guardianes.

(No, tengo guardado un haz bajo la manga.)

Él había perfeccionado sus habilidades de creación de no-muertos a través del uso de un ritual oscuro.

Sólo cuatro veces al día podía crear no-muertos de niveles superiores. Sin embargo, si dividía eso en dos usos, podría crear no-muertos de alrededor del nivel 90.

Ainz frotó su barbilla, y se preguntó qué tipo de no-muerto debía crear. Los 「Muertes Eternas」 del tipo ladrón, o los del tipo Globo Ocular orientados a ser sensores.

Por supuesto, los 「Muertes Eternas」 eran no-muertos excelentes, pero tenían una habilidad de aura pasiva llamada 「Aura de Muerte y Decadencia」 que siempre estaba activada. Ésa era una habilidad poderosa que combinaba los efectos de las habilidades 「Aura de Desesperación V (muerte instantánea)」 y 「Aura de Desesperación I (miedo)」 de Ainz, lo que la hacía capaz de provocar muerte instantánea y penalidades de estado al enemigo. En particular, las penalidades de estado no eran una habilidad que afectara la mente. Esto le permitía ignorar las inmunidades a los efectos mentales, lo que hacía que fuera muy difícil de enfrentar.

No obstante, si esta habilidad se usaba bajo condiciones en las que el fuego amigo estuviera habilitado, dibujaría con rapidez una imagen infernal de sufrimiento y miseria. Por supuesto, era posible que él simplemente pudiera ordenarles no usarla, pero traer a ese tipo de no-muerto a las calles de una ciudad, sería una locura total.

Muchos otros monstruos aterradores surgieron en su mente, pero descartó todas esas ideas.

(...Cómo podría decir esto... todos son muy capaces, pero todos son feos.)

En el momento en que Ainz le daba vueltas al asunto, vio a Fifth a sus pies, tratando de subir por la pared.

 Sin decir más, Ainz saltó, usando 「Vuelo」 en el aire para desacelerar su descenso, y aterrizó con elegancia abajo en el suelo.

Fifth —que se encontraba aferrada a una ventana y cuyo rostro estaba enrojecido— se apresuró a asumir su lugar detrás de Ainz.

"Fifth."

"¡Sí!"

"Luego de esto iré a la ciudad."

"¡Entendido, prepararé el carruaje de inmediato!"

"No, no hay necesidad de eso. Pretendo observar las condiciones de la ciudad. Yo gobierno estas calles, así que planeo caminar."

"¡¿Eh?! ¡Pero eso sólo ensuciaría sus preciosos pies! ¡Por favor ordénenos limpiar las calles por usted! ¡Y debemos preparar un séquito!"

Solamente unos cuantos caminos en E-Rantel estaban empedrados, así que después de llover, el resto de ellos se convertían en trechos de barro.

"No es necesario. He vivido antes en esta ciudad."

Sin embargo, luego de registrarse en la posada, él regresaba de inmediato a Nazarick para crear no-muertos.

"Adicionalmente, planeo invocar un séquito con magia, así que no es necesario traer a gente de Nazarick."

"...Si ése es el deseo del Supremo."

(De todos modos, aun queda la cuestión de qué invocar. Si llamo a demonios o a no-muertos, provocará malos rumores y comentarios maliciosos. Así que tendré que invocar algo bonito, para mejorar la opinión sobre mí. Lo que cumple con esos criterios...)

Al pensar en eso, Ainz encontró la respuesta.

"Luego de eso invocaré ángeles. Vamos."

"Sí."

Aunque el valor del karma de Ainz era extremadamente negativo, no tendría problemas para invocar ángeles, cuyos valores de karma eran altamente positivos. Había algunas clases que tenía la penalidad de no poder invocar monstruos cuyos valores de karma fueran demasiado diferentes a los propios, pero Ainz no poseía tales clases.

Apropósito, los monstruos invocados por aquellas clases serían más fuertes mientras más cercanos estuvieran sus valores de karma con los valores de karma de sus amos.

En Yggdrasil, cualquier desventaja también tendría una ventaja equivalente.

(continúa) 82/453p

Ainz se dirigió al patio.

Como era de esperarse de un lugar usado para poner a prueba a los caballos, entrenar sabuesos u otras actividades de ese tipo, la extensión de césped recortado de la que se componía el patio era en efecto enorme.

"Entonces, comencemos. Esto podría demorar bastante, así que habla conmigo mientras tanto."

"¿Qu-quién, yo?"

"Exacto. En otras palabras, quiero saberlo todo sobre el 9no Piso de Nazarick — correcto. Cuéntame todo sobre tu trabajo. ¿Hay algo particular sobre las habitaciones que limpian?"

Ain no esperó a que Fifth le respondiera. Luego de cambiar las partes de su equipo, lanzó su hechizo.

Éste era el hechizo de súper-nivel 「Panteón」, que era similar al hechizo de 10mo nivel 「Armagedón - Bueno」 y al hechizo de súper-nivel 「Nibelungo I」, y que era diametralmente opuesto al hechizo de súper-nivel 「Pandemonio」.

Escuchó las palabras de Fifth mientras esperaba que el hechizo de súper-nivel hiciera efecto. Si fuera necesario actuar con urgencia, naturalmente, usaría un ítem de pago, pero hacer eso en este momento hubiera sido un despilfarro tremendo.

Charlar con las sirvientas no está mal, pensó Ainz.

Además, ésta era la primera vez que oía que las sirvientas tenían prohibida la habitación de Albedo.

"—Ya veo. Bueno, ésta conversación fue muy interesante. Aunque se me acaba de ocurrir, regresa a mi cuarto y trae aquí a Nurunuru-kun. Podría haber problemas sin él."

"¡Entendido!"

Ainz observó el uniforme de sirvienta de Fifth balancearse violentamente cuando ella salió corriendo, mientras él esperaba en el patio.

Mientras esperaba, recordó las palabras de Fifth.

Aparentemente, Albedo les había dicho a las sirvientas que, como parte de su entrenamiento para casarse, ella misma se haría cargo de la limpieza de su habitación, así que no deseaba que nadie ingresara a la habitación.

Ainz murmuró "Madre mía" para sí mismo.

"Albedo, no es que no entienda lo que sientes, pero el hecho es que, eres una persona ocupada, así que deberías dejarle la limpieza a las sirvientas. Realmente no puedo decir esto pero, en ese sentido, parece ser que soy mejor gobernante que tú."

Poco después, Fifth regresó, jadeando y presentándole a Nurunuru-kun. Ainz sonrió, satisfecho de su habilidad de mando.

"Gracias."

Ainz aceptó al Insecto Labio de Fifth con unas cortas palabras de aprecio. Luego, colocó al Insecto Labio en la base de su huesuda garganta.

"Ah, eh, um."

Por alguna razón, hubo un cambio en la voz de Ainz. Por supuesto, ésa era la habilidad especial de la criatura, pero él seguía sin entenderlo. Todo lo que podía hacer era aceptarlo.

Ainz hizo a un lado sus dudas y lanzó el hechizo de súper-nivel. Seis Pilares de luz aparecieron alrededor suyo, y de ellos, salieron seis ángeles.

Estos ángeles tenían cabezas de león, con un par de alas extendidas y otro par plegadas alrededor de ellos, para un total de cuatro alas. Cada uno vestía trajes de brillante armadura y en una mano sostenían escudos con patrones de ojos y lanzas de fuego en la otra.

Estos ángeles estaban alrededor del nivel 80, Guardias Querubín de la Puerta (Cherubim Gatekeepers).

Ainz no conocía mucho de mitología, así que no sabía por qué se les llamaba guardias de la puerta, sobre lo que sí sabía era de su fuerza como monstruos.

Los Guardias Querubín eran idóneos para la tarea de servir de tanques, y sus considerables habilidades sensoriales también los hacían ser muy buenos centinelas.

"Protéjanme. No maten a mis enemigos, incapacítenlos al mismo tiempo que les hacen el menor daño posible."

"Entendido, oh invocador."

Esta orden no la había dado por compasión. Aunque Ainz no tenía reparos en matar a sus oponentes, tenía que tener en cuenta que podría haber personas planeando algo tras bastidores. Adicionalmente, tenía que dejar que fuera Momon quien realizara las ejecuciones, de ahí sus instrucciones para capturar vivo al enemigo.

"Entonces, vamos."

Una vez que los ángeles hubieron asumido una formación defensiva alrededor de Ainz, él avanzó inmediatamente.

Los hechizos de invocación —que incluían a este hechizo de súper-nivel— terminarían luego de un tiempo. Por lo tanto, tenía que evitar perder el tiempo.

"Ángeles, Fifth también vendrá con nosotros. Defiéndanla a ella como a mí mismo."

"Entendido, oh invocador."

"A-Ainz-sama, ¿cómo podría comparar mi cuerpo con la preciosa forma del Supremo?"

"...Fifth. Tú podrás ser una sirvienta, pero sigues siendo la creación de uno de mis amigos. Por lo tanto, eres muy valiosa para mí. Recuerda bien eso, porque me molesta repetir las cosas. Luego ve y cuéntaselo a todas tus compañeras.

"¡Gracias, muchas gracias!"

Por cierto, no les dijo lo mismo a los Asesinos de Ocho Filos ya que eran seres invocados con el oro de Yggdrasil. Podría haber sentido algo de culpa por tener que sacrificarlos, pero para él, ellos no tenían más valor que ése.

"Vamos."

Con los seis ángeles, Fifth, y varios Asesinos de Ocho Filos —el resto se quedó como centinelas— a cuestas, Ainz se dirigió a la puerta.

Allí se alzaba imponente la figura de un Señor de la Cripta (Crypt Lord), que comandaba a veinte Caballeros de la Muerte.

Estaba vestido con una túnica púrpura hecha jirones, que alguna vez fue magnífica, y llevaba una corona de un brillo inusualmente lustroso. Era una criatura de Nazarick, un no-muerto de nivel 70.

Sus habilidades de tipo comandante podían fortalecer a cualquier Caballero de la Muerte que controlase, pero no podía hacerlo ya que los Caballeros de la Muerte que eran sus subordinados estaban bajo el control de Ainz. Sin embargo, él lo había puesto allí porque reconocía sus excelentes habilidades de mando.

"Voy a salir luego de esto, díselo a Albedo."

Luego de dejar atrás al Señor de la Cripta —que estaba haciendo una profunda reverencia— Ainz llegó a las calles.

No tenía un objetivo en mente.

En lugar de dar un paseo, era más como que quería encontrar la respuesta a la pregunta de Actor de Pandora. No sería capaz de resolver lo que normalmente podía solucionar si estaba siendo molestado por todos lados.

Ainz dio inicio a su caminata al mismo tiempo que imaginaba el futuro que el Reino Hechicero de Ainz Ooal Gown tendría a su cargo.


Parte 3

Ainz y compañía avanzaron en línea recta por el camino principal.

Era difícil decir que las calles estaban llenas de vida. Por lo menos eso era obvio cuando comparaba la escena ante él con los recuerdos que tenía de sus días como Momon. Las expresiones de los transeúntes eran sombrías, y parecían estar moviéndose más rápido.

En contraste, los Caballeros de la Muerte caminaban orgullosos entre las calles. Probablemente estaban patrullando en lugar de los guardias de la ciudad. Ainz sólo les había dado órdenes simples: arresten a cualquiera involucrado en actos de violencia, protejan a cualquiera que pida ayuda.

Ainz volvió su mirada hacia el muro de la ciudad.

Una porción de los Caballeros de la Muertes había sido asignada al trabajo de centinelas en la cima de los muros. Había otros como ellos observando las puertas de la ciudad o patrullando. Sin embargo, la forma más extraña en la que habían sido usados fue cuando fueron enviados a fundar pueblos con los habitantes de los barrios pobres.

Las personas que terminaban viviendo en los barrios pobres eran típicamente los segundos hijos o los terceros en los pueblos, aquella gente que no tenía granjas propias para trabajar. Soñaban con una vida mejor en la ciudad, pero al final, lo único que podían obtener era la miserable existencia de un indigente entre las cenizas de sus sueños. Por lo tanto, Ainz prometió otorgarles una parcela de tierra, y los envió allá.

Fueron enviados a las ruinas de los pueblos que habían sido quemados por las maquinaciones de la Teocracia Slane. Ya que habían sido destruidos por causas externas, todo lo que uno tenía que hacer era limpiar los escombros, buscar nuevos pobladores, y el pueblo podría recuperarse naturalmente.

Debido a que habían sido atacados en el pasado, Ainz permitió que Caballeros de la Muerte y Devoradores de Almas vayan con ellos como guardias, y también les ordenó que ayudaran a los pobladores con las labores agrícolas.

Por supuesto, ninguno de ellos era particularmente hábil trabajando el campo. Sin embargo, eran muy superiores a los seres humanos comunes cuando se trataba de trabajo físico bruto. Esencialmente, eran maquinaria pesada agrícola que no requería combustible y que podía funcionar 24 horas al día. Eran ideales para la tarea de pioneros y para el trabajo pesado, y seguramente obtendrían grandes ganancias en las siguientes cosechas.

El propósito de Ainz era reconstruir los pueblos en menos de un año, y permitirles lograr una autosuficiencia básica. Entonces comenzarían con la cosecha regular en el segundo año.

Sin embargo, el objetivo de eso era simplemente recolectar su producción como impuestos y usarla en la Caja de Cambio, en donde sería convertida en monedas de oro de Yggdrasil. Albedo y Demiurge habían alabado esta idea hasta el cielo, así que debía ser bastante factible.

Les había prestado a los no-muertos con el objetivo de evitar perder años tontamente en el desarrollo del espacio natural.

Al mismo tiempo, ya que los no-muertos eran un préstamo, él recolectaría cuotas de alquiler adicionales por ellos, además de los impuestos acordados. Aunque no necesitaba cobrarles la renta, la idea se le había ocurrido luego de tomar en cuenta que en el futuro podría terminar alquilando los no-muertos a otros varios usuarios.

Aunque el plan daba prioridad al envío de grandes cantidades de residentes de los barrios pobres —con sus familias a cuestas— fuera de la ciudad, eso por sí solo no era la única causa de la falta de personas en las calles.

Probablemente se debía a Ainz. Cuando los transeúntes se encontraban con él en las calles, lo miraban con los ojos bien abiertos antes de regresar por donde vinieron, o dando un rodeo alrededor suyo.

Era como caminar en un páramo abandonado.

Sin embargo, ser temido no era tan malo. Era una docena de veces mejor que ser menospreciado.

(Aun así, pensar que mi ciudad sería un lugar así de inhabitado...)

No le importaba lo que podría sucederle a nadie más, siempre y cuando la Gran Tumba Subterránea de Nazarick y sus NPCs fueran felices. Sin embargo, ¿qué pensarían sus antiguos amigos si estuvieran aquí?

¿Serían como Ainz, que se había visto afectado por su condición de no-muerto, y terminarían siendo influenciados por sus naturalezas de monstruos? ¿Terminarían tratando a los humanos como poco más que carne? ¿O continuarían aferrándose a las fuertes emociones de sus días como humanos?

 (¿En qué demonios deseo convertir este país...?)

Justo como dijo Actor de Pandora, Ainz tenía que tomar una decisión sobre cómo dirigir este país y sobre el objetivo de gobernar esta ciudad.

Por ejemplo, cultivando trigo y cosas similares, y luego arrojandolo a la Caja de Cambio en la Tesorería. Al usar las monedas obtenidas de eso para reforzar la Gran Tumba Subterránea de Nazarick, el país se convertiría entonces en uno cuyo solo propósito sería producir dinero.

Por ejemplo, podía reproducir y masacrar humanos, haciendo así que el país produzca XP para ser almacenado dentro de Avaricia y Generosidad.

Por ejemplo, podía relegar todas las tareas de producción y trabajo a los no-muertos, haciendo así un país en el que los vivos no tuvieran que trabajar.

Y por ejemplo...

Desde una tierra llena de amor a una resonando con resentimiento, ¿cómo terminaría este país que llevaba el nombre del gremio?

Él no podía dejarles esta decisión a sus subordinados. Éste era su deber, su responsabilidad, como el gobernante de Nazarick y del Reino Hechicero de Ainz Ooal Gown.

"—Fifth, ¿qué piensas de esta ciudad? ¿De este país?"

"Mis más sinceras disculpas. ¿Podría saber cómo desearía que responda la pregunta?"

Había sido demasiado abstracto. Ainz decidió preguntar de nuevo:

"¿Sientes que éste es un país en el que podrías vivir feliz? Dime toda la verdad y no te guardes nada."

"Sí. Soy muy feliz en este país porque usted lo gobierna, Ainz-sama."

Ainz miró al cielo y suspiró. Bueno, debería haber sabido que un NPC le daría una respuesta como ésa.

"Sólo que—"

"Oh, ¿de qué se trata? Dime todo lo que te venga a la mente."

"Entendido. ¿Cuál es la razón de que a pesar de que usted está aquí, Ainz-sama, nadie viene a rendirle homenaje al gobernante de este país, a su poderosa forma? Y también está la forma en la que se ocultan en las casas para mirarlo... ¡es muy molesto!"

Fifth resopló. Efectivamente, muchas personas estaban espiando a Ainz y a su séquito mientras se ocultaban en las tiendas a lo largo del camino. De hecho, a algunos les temblaron las rodillas cuando vieron a los ángeles.

"Fifth, ¿crees que los humanos son criaturas aburridas?"

"Sí. Es como dice. No fueron creados por los Seres Supremos, por lo tanto son formas de vida lamentables."

Más de la mitad de seres en Nazarick pensaban de esa forma. Ni siquiera las sirvientas de nivel 1 eran la excepción.

"Fifth. Todos ustedes son lo más importante para mí."

"¡Muchas gracias!"

"Sin embargo, debo mostrar algo de compasión por la gente que gobierno. Después de todo, son los ciudadanos del Rey Hechicero."

"Es como dice."

"Entonces, ¿por qué no convertir este lugar en una utopía? Un mundo maravilloso y de ensueño, tan dulce como sumergirse en miel. Un mundo en el que desearán ser gobernados eternamente."

"Siento que es un plan excelente."

"Ya que mi intención es conquistar el mundo, estos súbditos míos no serán sólo humanos. Todas las razas del mundo deberán arrodillarse ante mí."

"Naturalmente."

El Proyecto Utopía.

Este plan se estaba llevando a cabo en el 6to Piso, y había sido iniciado con la intención de ser atractivos para la mayor cantidad de jugadores que encontraran, con la idea de que Nazarick era un buen gremio, uno que le daba la bienvenida a todas las razas.

Usar este lugar para el experimento parece una buena idea, pensó Ainz.

"Le anunciaré al mundo: sólo aquellos que sirvan al Rey Hechicero obtendrán la prosperidad eterna."

"No hay duda de que ésa es la verdad."

Si podía hacer eso, entonces en caso encontrara a sus antiguos amigos —sus antiguos camaradas de gremio— podría mostrarles esta ciudad con orgullo.

Parecería que el país que Ainz quería era uno en el que él gobernaría a muchas otras razas viviendo en armonía.

Tomaría la visión de Ainz Ooal Gown dentro de la Gran Tumba Subterránea de Nazarick y la reproduciría a través del mundo entero.

Justo de la misma forma en que sus amigos podrían estar ocultos en algún rincón del mundo, él crearía un mundo en el que diferentes razas y heteromorfos podrían sonreír y vivir.

La luz en los ojos de Ainz brilló con mayor intensidad.

El Reino Hechicero de Ainz Ooal Gown debía ser un país en el todas las razas pudieran coexistir. Esto era algo que sólo el Reino Hechicero podía hacer.

Aun si el fundador de una nación fuese un genio, no había garantías de que sus hijos serían similarmente dotados. Y en la siguiente generación, sus nietos, y sus bisnietos después de ellos — no había garantías de que ellos fueran talentosos tampoco. Si la segunda generación era incompetente, serían arrasados por la sociedad en la tercera generación. Ainz había oído esta historia muy a menudo.

Sin embargo, si eran gobernados por un genio siempre joven e inmortal, este tipo de cosas no sucederían. La forma ideal de esto era una dictadura dirigida por un puñado de genios.

Con gente como Demiurge y Albedo en el Reino Hechicero — no, se debía precisamente a que ellos estaban allí que podían crear un paraíso eterno. Como Ulbert había dicho alguna vez, una dictadura dirigida por una mano de hierro sería grandiosa, o algo por el estilo.

 Ainz meditó el asunto por más tiempo.

Guiados por Demiurge y Albedo, los Guardianes avanzaban en su objetivo de dominación mundial. Ainz no podía negarles esto por completo. Después de todo, esto incluso podría difundir su nombre a sus camaradas.

Sin embargo, ¿no sería mejor difundir ese nombre a través de otros medios diferentes a gobernar a la fuerza? Al dejar que el Reino Hechicero sea conocido como una utopía, ellos podrían lograr que muchas personas escojan doblar la rodilla y someterse a su gobierno para obtener esa dulce promesa parecida a la miel.

El azúcar y el látigo.

Si Demiurge y Albedo fueran los látigos, entonces Ainz sería el azúcar.

(Qué idea tan buena...)

Ainz lo había decidido.

Ainz era diferente a los NPCs que sólo podía despreciar a aquellos fuera de Nazarick. Esta forma de conquista mundial era algo que sólo a él, con sus vestigios de humanidad, podía habérsele ocurrido. Dominaría a través de un carisma abrumador.

Entonces, ¿qué debía hacer para llevar a cabo este plan?

Al mismo tiempo que comenzó a caminar de nuevo, pensaba desesperadamente sobre el tema.

Necesitaría métodos diferentes a los de Demiurge y Albedo — métodos que no dependieran de la fuerza.

No podía imaginarse gobernando un país por sí solo. Debido a eso, Ainz se imaginaría a sí mismo como un empleado de una pequeña compañía.

Sería una compañía pequeña, del tipo que sólo tenía un solo piso en un edificio, y él único empleado de esa compañía sería Ainz.

El producto de esta compañía sería "El Sobresaliente Gobierno del Reino Hechicero". Entonces él promovería las ventas de este producto.

Primero, tenía que considerar su mercado objetivo. Sólo entonces podría entregar su producto en las manos de aquellos que lo necesitaban. Sin embargo, le hacía falta información sobre los consumidores. ¿Por qué era así? Era simple — porque no tenía suficiente publicidad.

Ahora bien, no era un asunto de viajar a otras ciudades y entregar panfletos en la entrada. Eso sólo sería una pérdida de tiempo. Ainz era el único empleado, así que tenía que considerar otros métodos.

En este mundo no había nada parecido a los medios de comunicación de masas. Aunque los comerciantes y otros profesionales similares tenían sus propias redes de inteligencia, casi no había garantía de la precisión de cualquier publicidad proveniente de ellos. Para cuando Ainz se había percatado de esto, había llegado a la entrada del Gremio de Aventureros.

Tal vez se debía a que cuando era Momon había venido aquí a menudo, pero parecía que se había vuelto un hábito. Eso era un síntoma de adicción al trabajo, ¿cierto?

Ainz sonrió con amargura, y abrió las puertas.

(continúa) 95/453p

El mostrador estaba a la vista. Había una recepcionista sentada allí. A su izquierda se encontraba un gran par de puertas dobles, y a la derecha un tablón de anuncios, el cual tenía adheridas solicitudes escritas en pergaminos. Y los aventureros que debían de haber estado de pie frente a éste — no estaban allí.

El Gremio estaba vacío. No se podía comparar con lo que había sido durante sus días como Momon.

Ainz ignoró a la recepcionista que lo miraba con ojos saltones, y se acercó al tablón de anuncios.

Aunque seguía sin entender lo que decían, ya había memorizado algunas frases, las que incluían el mes y el año.

A simple vista, únicamente había viejas solicitudes de hace un mes atrás. En otras palabras, eran trabajos poco importantes y repetitivos.

"...Recepcionista. Parece ser que ahora la cantidad de trabajos es mucho menor. ¿Es que nadie ha hecho ninguna nueva solicitud?"

"Hiii... sí, sí, es correcto. Ésas son todas las que tenemos, Su Majestad."

Así que el número de aventureros había disminuido debido a que el número de solicitudes también lo había hecho.

La causa de esto era Ainz.

Ainz había usado sus propias fuerzas militares —los Caballeros de la Muerte— para patrullar las calles y mantener la seguridad interna del Reino Hechicero. Al final, había provocado que la gente huya debido a la amenaza de esos monstruos.

Había considerado que si ellos continuaban patrullando, personas tales como los aventureros podrían dejar de existir por completo.

Para que se queden, él necesitaría preparar solicitudes para ellos— no, no había necesidad de tener aventureros allí.

Todo lo que los aventureros podían hacer, los Caballeros de la Muerte lo hacían mejor— aunque podrían tener dificultades con ciertas tareas, por ejemplo la recolección de hierbas. Pero en ése caso, todo lo que tenía que hacer era alquilarles los Caballeros de la Muerte a los herboristas como guardaespaldas.

Ainz seguía sin poder pensar en algún uso para los aventureros. A fin de cuentas, el hecho era, que había que gastar dinero para contratar aventureros. E-Rantel y su baja recaudación de dinero no podía darse el lujo de algo así.

Además, apenas eran indispensables.

Con eso en mente, Ainz se volvió hacia el exterior.

(Qué trabajo tan banal...)

Recordó la primera vez que él y Narberal habían venido al Gremio de Aventureros de esta ciudad.

Había pensado que los aventureros eran como lo que había visto en Yggdrasil, aquellos que se aventuraban a lo desconocido y viajaban a varios lugares alrededor del mundo.

(Si sólo son mercenarios antimonstruos, entonces una vez que ya no haya necesidad de ellos, se quedarán sin trabajo. Es lo mismo en todo el mundo. Y pensar que la imagen de los aventureros como eran representados en Yggdrasil al final no era más que un sueño... ¿un sueño?  ¿El de explorar lo desconocido y viajar alrededor del mundo? Podría ser que...)

Un destello de inspiración atravesó la mente de Ainz.

Si él cambiara a los aventureros de mercenarios cazadores de monstruos a exploradores de lo desconocido, como en Yggdrasil, eso significaría que llevarían el nombre del Reino Hechicero hacia tierras inexploradas.

Ainz no sólo quería llegar al mundo humano, sino a todas las razas también. Podía promocionarse a sí mismo en el mundo humano usando las conexiones de los comerciantes. Sin embargo, ya que eso no era suficiente, los aventureros eran la mejor alternativa para el trabajo.

"Hmhm," asintió con la cabeza.

Aunque la recepcionista lo miraba con desconcierto, él no le prestó atención. O más bien, si lo hacía, el momento de inspiración desaparecería.

Pensando como el jefe de un pequeño negocio, Ainz decidió meditar sobre los resultados de su plan.

(Sin embargo, el número de aventureros en el Reino Hechicero se está reduciendo lentamente. Si esto continúa, la situación seguirá deteriorándose. Incluso podrían desaparecer por completo en el futuro cercano. ¿Qué puedo hacer para invertir esa tendencia?)

Era bastante simple incrementar sus números. Todo lo que tenía que hacer era revertir las circunstancias actuales — en otras palabras, el Reino Hechicero pagaría por la eliminación de monstruos. Sin embargo, eso iba en contra del objetivo de Ainz de hacer de los aventureros exploradores de lo desconocido. Aunque también podía colocar solicitudes para hacer que lo promocionen, Ainz no tenía el dinero para eso.

Literalmente había montañas de oro en la Gran Tumba Subterránea de Nazarick, pero esos no eran los fondos personales de Ainz. Aunque todos los NPCs estarían de acuerdo en que toda la riqueza en Nazarick le pertenecía a Ainz, él no quería usar ese dinero en un proyecto personal.

Justo cuando Ainz se encontraba sumido en sus pensamientos, el sonido de la puerta al abrirse vino desde la entrada.

Cuando se dio la vuelta, vio aventureros —a quienes parecía haber conocido antes— parados en la entrada, congelados donde estaban mientras lo miraban.

(¿Hm? El nombre de ese hombre es... déjame ver... ¿Yokmok? No, no es así, pero está cerca.)

Sentía que podía tocarlo con la punta de los dedos, pero no podía tomarlo del todo en sus manos. Esta frustración hizo que Ainz escarbara con toda su voluntad en las profundidades de sus recuerdos.

"¡¿Moknak...?!"

En el momento en que encontró la respuesta, la soltó sin pensar. Habiéndolo llamado por su nombre, el aventurero se congeló donde estaba.

(¡Mierda!)

Para cuando se dio cuenta ya era demasiado tarde. Podía sentir los ojos de la recepcionista del gremio mirando en dirección suyo.

Era imposible que el nuevo gobernante de E-Rantel, el Rey Hechicero Ainz Ooal Gown, supiera siquiera de un simple aventurero de rango mithril. Y si en verdad conocía al hombre, ¿que daba a entender eso? El cerebro de Ainz se puso a toda marcha al mismo tiempo que lo meditaba, pero antes de poder responder, Moknak habló:

"¿Oyó, oyó eso de Momon-dono? Mi nombre, quiero decir..."

"Umu, sí. Es correcto."

Ainz decidió usar esa oportunidad. Un par de emociones dramáticamente opuesta surgieron en la cara de Moknak, expectativa y miedo.

Una vez que se recuperó de su anterior perturbación, Ainz inició un análisis más profundo de la situación.

Recordaba a este hombre como el líder del equipo de aventureros de rango mithril, "Arcoíris". La primera vez que lo había visto fue durante el incidente del Altercado del Vampiro. Luego de eso habían hablado muchas veces, pero ya que no se habían visto recientemente, había olvidado al hombre.

Al igual que otros aventureros y soldados, él parecía adorar a Momon como a un héroe. Así que, ¿qué sentiría sobre la conversión de Momon en un subordinado del Rey Hechicero?

¿Por qué Momon mencionaría su nombre al Rey Hechicero? ¿Simple charla? ¿O acaso Momon lo había vendido? Su corazón probablemente se encontraba en medio de un torbellino de dudas y sospechas de ese tipo.

Ainz comenzó a buscar una manera de convertir esta amenaza en una oportunidad.

"Cuando le pregunté sobre aventureros capaces en este lugar, él me habló sobre Moknak, el líder de Arcoíris."

Moknak, que originalmente tenía la cabeza agachada, de pronto miró hacia arriba.

"¡Es, ¿es verdad eso?!"

"¿Dudas de mis palabras?"

"¡No! Por supuesto que no..."

Cuando se discutían negocios con un cliente, lo primero que uno debía hacer era elogiar a la contraparte. Muy pocas personas reaccionarían mal a un elogio. Una vez que se encontraban mejor dispuestos, entonces podían hablar de negocios. Esto era al mismo tiempo una habilidad básica para un vendedor, y también el secreto definitivo.

Ahora que había desequilibrado a la otra parte y tomado la iniciativa por completo, Ainz no perdió la oportunidad de disparar otra pregunta.

"Dime, ¿por qué estás en E-Rantel?"

Si quería aprender más sobre los aventureros, el método más rápido para lograrlo era preguntándoselo directamente a uno.

Moknak estaba desconcertado por la pregunta de Ainz, pero en poco tiempo, pareció haber reunido la determinación suficiente para responderle.

"Es debido a los no-muertos, Su Majestad. Este lugar está cerca a las Planicies Katze, y podemos matar monstruos por dinero sin que se agoten."

Aunque Ainz no lo entendía del todo, parecía que incluso aunque estaba bañado en sudor, Moknak tenía una sonrisa rebelde en el rostro que parecía estar diciéndole, "Ahí está, lo dije".

Ainz había estado planeando tomar bajo su control las Planicies Katze en el futuro cercano. Particularmente estaban los rumores sobre un barco que surcaba a través del lugar, que habían despertado el interés de Ainz.

"Ya veo."

"¿Eh?"

"¿Hm?"

"Ah, no..."

Qué hombre frustrante. Ainz hizo a un lado las ganas que tenía de suspirar e impulsivamente preguntó:

"¿Eso es todo?"

"...No, hay más. Antes de que Momon-dono viniera aquí, nosotros éramos los únicos aventureros de rango mithril entre los aventureros veteranos, así que nos fue más fácil obtener trabajos bien remunerados."

Así que se trataba de dinero después de todo. Tal vez destinar parte del presupuesto para las remuneraciones de los aventureros sea la mejor forma de proceder.

"Además, nací en esta ciudad, así que conozco a mucha gente aquí. Y también, todo tipo de ítems mágicos fluyen a través de este lugar."

"Ohh, ítem mágicos, dices."

"Sí. Después de todo, los ítem mágicos salvaron mi vida en el pasado, así que como aventurero, es natural que quiera estar en un lugar con muchos de ellos."

En Yggdrasil, también había historias de como un simple ítem mágico había evitado la muerte de equipos enteros. Ahora bien, el también había visto muchas personas que se veían como aventureros en los mercados de la Capital Imperial. En otras palabras, si él podía establecer un negocio de ítem mágicos de mayor escala que el del Imperio, eso seguramente atraería aventureros.

Probablemente sería capaz de lograr excelentes resultados al crear ítems mágicos con los cristales de datos apropiados y luego subastarlos. Sin embargo, fundamentalmente eso reduciría las reservas de Nazarick, y no había ninguna garantía de que Ainz y los otros no encontrarían las tecnologías desarrolladas con esos ítems como base, apuntadas a sus gargantas en su lugar.

(Pero usarlo como carnada debería estar bien, ¿cierto? No, es mejor evitar usar los recursos de Nazarick si es posible. Entonces ¿que hay sobre ítems creados usando las tecnologías de este mundo? De ese modo, podremos dárselos a otros países sin causar ningún problema... ah, esto es difícil. Dejaré esa idea para otro momento.)

"Ah..."

La preocupada voz de Moknak sacudió de vuelta la mente de Ainz desde las profundidades de sus reflexiones.

"Su Majestad, ¿podría saber por qué está haciéndome estas preguntas? Si me permite ser franco..."

Moknak apretó los dientes, y continuó con una voz cargada de dolor:

"Somos polvo comparados incluso a uno solo de los no-muertos que Su Majestad comanda. Con no-muertos así de poderosos defendiendo el área alrededor de esta ciudad, casi es innecesaria la existencia de aventureros dentro del Reino Hechicero."

¿Qué debería decir ahora? ¿Qué combinación de palabras podría usar para dejarle a él —y a la recepcionista que los miraba, y a los empleados del gremio reunidos alrededor de ellos que no estaban a la vista— una buena impresión de sí mismo?

O tal vez, podría arriesgarse y callarlo directamente diciendo "No es necesario que te explique eso a ti". Eso podría ser lo más seguro. Sin embargo, si lo hacía, eso podría hacer que sospecharan incluso más. Tenía que haber una mejor—

(No, tengo que creer en mí. Soy un hombre que ha superado muchos peligros en el pasado. Debo ser capaz de pensar en algún modo de sortear esta dificultad.)

Ainz permitió que su presencia irradiara desde sí mismo.

(Ahora que lo pienso, ya tienes un cuadro más claro de las cosas en mente. ¿Así que por qué sigues en esta ciudad? ¿Es porque naciste aquí? ¿O es que tienes novia?)

La respuesta a todas esas preguntas determinaría la dirección en la que el Rey Hechicero llevaría esta conversación.

"Antes de responderte, me gustaría que respondas a mi primera pregunta. ¿Por qué sigues en esta ciudad?"

"Eso, eso es porque..."

Moknak comenzó a tropezar con sus palabras. Entonces, a pesar de dudarlo un poco, continuó:

"Es debido a Momon-dono. Momon-dono se quedó en esta ciudad para ser nuestro escudo. Siendo así, como podría yo, un nativo de esta ciudad, ¿hacer algo tan deshonroso como escapar?"

En ese instante, Ainz sonrió.

Por supuesto, cuando él había sido Momon, había entendido a este hombre en cierta medida. Sin embargo, no había esperado que desnudara su corazón con tanta facilidad.

"Ya veo. Entonces, responderé a tu pregunta."

Ainz pretendió quedarse en silencio por un momento, y entonces anunció con voz severa:

"Se debe a Momon. Ya que algún día todos ustedes podrían convertirse en alguien como él, quise saber qué querían los aventureros, y lo que buscaban."

Los ojos de Moknak se abrieron por la sorpresa. El sonido de tragar saliva pudo oírse de los empleados del gremio alrededor.

"Momon es fuerte, pero más importante aún, tiene un espíritu noble."

Se sentía un poco vergonzoso estar diciendo ese tipo de cosas sobre sí mismo, pero así era como había sido planeado el carácter de Momon, así que no había remedio.

"Y entonces, vi algo parecido al brillo de Momon entre ustedes, aventureros."

¿Rindió frutos mi entrenamiento en actuación?, se preguntó Ainz cuando dijo esas palabras. Un rayó pareció brillar a espaldas de Moknak y los otros.

"Pero, pero Momon-dono es un ser supremo, al que sólo un elegido podría aspirar llegar a ser. De ninguna manera podríamos alcanzar su—"

"¿Así que, lo que dices es que Momon es ciego a su propia grandeza?"

"¡Qué! ¡¿Momon-dono también dijo eso?!"

"No directamente."

Aunque no pensaba que fuera para nada gracioso, de todos modos se esforzó por dar a entender que él lo encontraba divertido. Ainz asumió la sonrisa de un rey —el resultado de mucha práctica— y se la mostró a todos.

"Aun si no pueden hacerlo, ¿qué hay de sus hijos? ¿Y sus nietos? ¿Están diciendo que entre ustedes no hay nadie que pueda producir a alguien como Momon? Yo soy un ser inmortal, y el gobernante del Reino Hechicero. Es natural que quiera hacer algo para inspirar lealtad genuina en el siguiente Momon. Éste es el significado que yo, como gobernante, he encontrado para la existencia de aventureros en el Reino Hechicero. Bueno, hay otra razón, pero ya que aún no ha adquirido forma definitiva en mi mente, lo dejaré ahí por el momento."

Al aire a su alrededor estaba en silencio.

(¿Hm? ¿No funcionó? ¿Este hombre no es un ferviente fanático de Momon?)

Justo cuando Ainz comenzaba a inquietarse, Moknak hizo una profunda reverencia hacia él.

"Su Majestad, estoy agradecido de haberlo conocido, y por la oportunidad de saber lo que piensa."

Cuando Moknak levantó la cara, no había rastros del malestar, miedo o duda que originalmente habían estado allí. En cambio, tenía una sonrisa alegre y relajada.

"...Qué hombre asombroso. Y pensar que poseía tan increíble carisma, superando incluso su poderosa magia."

"Yo también estoy contento de haber conocido a tan excelentes aventureros. Algún día, me gustaría tomarlos bajo mi protección."

El rostro de Moknak se relajó, sintiéndose un poco más feliz ahora.

"Pero, Su Majestad. El Gremio de Aventureros no está afiliado al gobierno. Y yo tampoco. ¿Realmente puede tomarnos como sus subordinados?"

"Umu. Precisamente vine con ese objetivo. Claro que, se trata sólo de un borrador y no ha tomado forma completa aún... Recepcionista, informe al líder del gremio que al Rey Hechicero le gustaría hablar con él."

"¡S-sí!"

La recepcionista —que había estado escuchando su conversación en silencio— corrió apresuradamente fuera de la habitación.

"Entonces, Su Majestad, nos despedimos de usted."

Esto era completamente diferente a como habían actuado cuando habían llegado. Moknak procedió a mostrarle una reverencia llena de respeto antes de darse la vuelta y marcharse.

(Entonces ahora... qué es lo siguiente que debo hacer.)

La idea clave del incompleto plan de Ainz era usar a los aventureros para ensalzar las virtudes del Reino Hechicero. Ése plan tenía tres puntos principales:

El primero era la expansión del Gremio de Aventureros. Una organización que sólo tuviera alrededor de 10 miembros no tenía sentido.

Lo segundo era instruirlos. Unos debiluchos no llegarían lejos, y si el evangelio de ser gobernado por el Reino Hechicero se difundía con demasiada lentitud, no le cosecharía muchos beneficios.

Lo tercero era hacer que genuinamente quieran ayudarlo. No era que no podía usar a Momon, pero si Ainzach quería ayudarlo por su propia voluntad, eso haría las cosas más fáciles en el futuro.

(Necesito resolver estos problemas antes de negociar con Ainzach. Sin embargo... es realmente difícil negociar casi sin ninguna información. Ah~ me duele el estómago.)

Todo lo que podía hacer ahora era rogar para que el Líder de Gremio no estuviera allí. Desafortunadamente, la primera cosa que la recepcionista dijo al regresar fue, "Por aquí, por favor."

Ainz miró al techo, y luego siguió a la recepcionista.

(continúa) 106/453p

Parte 4

Como Momon, muchas veces había caminado a través de éste corredor, y cuando pasó por el cuarto del líder del gremio — aunque no entró, más bien fue llevado a la habitación de al lado. Esa habitación era usada para recibir invitados.

Un hombre de contextura poderosa vino a recibirlo — el líder del gremio, Pluton Ainzach.

Ainz ya se había reunido muchas veces antes con él como Momon — en el pasado él había arrastrado a Momon a establecimientos para adultos. Sin embargo, ésta era la primera vez que se reunía con el hombre como el Rey Hechicero Ainz Ooal Gown, así que tenía que estar profundamente consciente de sus palabras y acciones.

"Oh, es Su Majestad, el Rey Hechicero. Como ciudadano de éste país, nada me complace más que recibirlo dentro de mi humilde morada. Por favor, pase, y aunque éste es un lugar sucio, le pido que tome asiento si le parece."

Ainz se sentó en el lugar que le indicaba Ainzach.

Fifth estaba detrás de Ainz, mientras que tres de los ángeles lo siguieron al interior. El Resto se quedó fuera de la habitación, en espera de órdenes.

"Por derecho, yo debí de haberlo visitado, pero me siento profundamente agradecido de que viniera hasta aquí a verme."

Ainzach se arrodilló, y agachó profundamente la cabeza.

Ainz sonrió con amargura cuando vio a Ainzach haciendo esa escena.

Era completamente diferente a como había sido cuando le hablaba a Momon. Su amable voz estaba teñida de respeto, pero eso sólo era una fachada. Ainz no pudo evitar sonreír luego de darse cuenta de que todo esto no era más que técnica profesional. Por supuesto, su propia expresión no cambió.

Ainz volvió la mirada hacia la otra puerta en la habitación, una que no era la entrada.

Esa puerta conducía hacia la habitación del líder del gremio. Si fuera Momon probablemente hubieran hablado allí. El hecho de que el líder del gremio lo había recibido aquí hiso que Ainz fuera consciente de la distancia que los separaba a ambos.

"¿Sucede algo, Su Majestad?"

Ainzach levantó la cabeza para mirar a Ainz, que parecía haberlo ignorado en favor de mirar hacía la habitación de al lado. Ainz no pudo evitar resoplar ante su imprudencia.

La cara de Ainzach se congeló. Tal vez pensó que esa risa estaba dirigida hacia él.

Ainz se sintió disgustado por su propia descortesía, pero el Rey Hechicero no podía disculparse. En lugar de eso, decidió seguir adelante con la conversación en un intento de pasarlo por alto.

Sin embargo, ¿qué tipo de actitud debía asumir con el líder del gremio?

Ainz seguía tanteando cuál era la forma correcta de ser un rey, y no tenía ningún conocimiento en ese campo. Lo único guiándolo era un ligero sentimiento de "esto debería estar bien". Con eso, decidió intentar algo.

"Creo que para este momento ya debería haber oído sobre ello, Ainzach, pero tengo una propuesta para usted."

"—Perdóneme, Su Majestad, pero no estoy seguro de lo que habla. Si fuera posible, ¿podría comenzar desde el comienzo?"

Por sus antiguas interacciones con el hombre, Ainz sabía que Ainzach era un hombre capaz y que también era capaz de mentir descaradamente. Era muy posible que ya tuviera una fuerte comprensión de la situación. Fue probamente por eso que no se alarmó por los ángeles.

Siendo así, no había necesidad de irse por las ramas. Ainz decidió ir al punto.

"Planeo incorporar este Gremio de Aventureros dentro del Reino Hechicero."

"...Ya veo. Creo que nadie se opondrá a eso."

"Oh. He oído que el Gremio de Aventureros siempre se mantuvo neutral. ¿Realmente está de acuerdo con esto?"

"Todo procederá según sus deseos, Su Majestad. Esta nación está gobernada por las leyes que usted ha establecido. Si Su majestad desea subordinar al Gremio de Aventureros bajo su bandera, nadie puede contradecir esa decisión."

Ainz resopló de nuevo. Esa reacción pareció fastidiar un poco a Ainzach. Por la mirada en lo profundo de sus ojos, Ainz sintió que había molestado al líder del gremio.

"Efectivamente, todo procederá como deseo. Sin embargo, ¿usted realmente tiene intenciones de aceptarlo? ¿O tal vez intentará advertir a los aventureros y mandarlos al Imperio y al Reino antes de entregarme el cascaron vacío de un gremio?"

Ainzach miró intensamente a Ainz, y entonces dejó caer los hombros, como diciendo, "Así que eso es todo lo lejos que pude llegar, eh".

"Era de esperarse de Su Majestad. Y pensar que no sólo reclamaría y obtendría esta ciudad, sino que también sería capaz de ver a través de mis pensamientos más profundos... ¿Leyó mi mente con magia?"

"No, no usé magia. No fue nada más que experiencia."

"Porque ha vivido mucho tiempo, lo entiendo. Vaya vaya, qué temible señor es usted. Entonces, ¿qué será de mí?"

"Nada le pasará a usted."

"...No le daré las gracias por eso, ¿sabe?"

"No necesito su agradecimiento. Más que eso, deseo sus opiniones. He oído que los aventureros existen para defender a las personas. Por lo tanto, no desean ser usados en las guerras de la humanidad y desean mantener un grado de independencia de cualquier nación. ¿Es verdad esto?"

"Es como dice, Su Majestad. En verdad, cuando Su Majestad tomó posesión de esta ciudad, nosotros no teníamos intenciones de ofrecer resistencia alguna."

"¿Y sin embargo el hombre llamado Momon me hizo frente...?"

Ainzach gruño, "Oh". Bueno, no tenía sentido hacer las cosas más difíciles para sí mismo. Ainz decidió continuar hablando, y por supuesto, tenía que ayudar a cubrir a Momon.

"Ah, no haré hincapié en ese asunto. Después de todo, estamos trabajando juntos, en cierto sentido. Ciertamente, esa cooperación es uno de los motivos por los que puedo gobernar este país pacíficamente."

Ainzach parecía estar a punto de decir algo, pero Ainz lo ignoró y continuó.

Éste era el verdadero meollo de la cuestión.

Tenía que poner a Ainzach de su lado, y hacer que quiera ayudar al Reino Hechicero por amabilidad.

Luego de acordarse de las muchas quejas y reclamos que tenía durante sus días como Momon, Ainz dijo:

"...Entonces, tengo una pregunta luego de oír sus palabras. Usted estaba muy seguro sobre que 'los aventureros existe para defender a las personas'. Sin embargo, ¿quiénes exactamente son estas 'personas'?"

"¿Podría saber lo que intenta decir con eso?"

Había una mirada de desconcierto en la cara de Ainzach.

"En otras palabras, la palabra 'personas', ¿incluye a todos los humanoides, o sólo a los seres humanos? ¿Los Elfos, Medio-Elfos y otras especies que viven en armonía con la humanidad, está incluidos en esa palabra?"

"Bueno, sobre eso, sí, está incluidos."

"Qué extraño, entonces. Creo recordar que los elfos son esclavos en el Imperio, ¿o no lo son? Siendo ése el caso, ¿realmente puede afirmar que los están protegiendo? ¿Es que no son esclavos porque entraron en conflicto con las leyes del Imperio?"

Ainzach agachó la cabeza. Luego, miró nuevamente a Ainz.

"...No soy más que el maestro del Gremio de Aventureros del Reino. Por lo tanto, no sé lo que el Gremio del Imperio tenga en mente."

"Así que sólo está intentando librarse con palabras engañosas..."

Los ojos de Ainzach se ensancharon, y claramente había rabia en ellos.

"Su Majestad, semejantes burlas—"

"¿Burlas? ¿No es la verdad? ...Se lo preguntaré de nuevo. ¿No estaba siendo ambiguo para intentar librarse?"

Ainzach agachó la mirada.

"...Es como dice."

"Usted dice que defenderán a elfos y medio-elfos, pero no lo han hecho en lo absoluto. ¿A qué se debe eso?"

Ainzach le dio su explicación, comenzando por la posición de que no tenía claras las intenciones del Gremio de Aventureros en el Imperio.

"Aunque somos un Gremio de Aventureros, no podemos escapar por completo de las ataduras de los países. Aunque el Gremio de Aventureros se declara orgulloso de encontrarse por encima de su control, seguimos siendo obedientes a las leyes de las naciones. Somos una organización armada. Sería peligroso si un grupo con nuestra fuerza fuera a apuntar ese poder en contra de la nación. Creo que el Gremio del Imperio piensa en ese mismo sentido."

"Eso es lo quiero decir. Ya que están sometidos a las leyes de un país, entonces no debería haber problemas en ser incorporados a ese país. Siendo así, ¿por qué les desagrada la idea?"

"Tanto el Imperio como el Reino desean nuestra fuerza. Después de todo, sólo los aventureros como nosotros podemos luchar de igual a igual contra monstruos poderosos. Debido a eso, nadie nos ha hecho ninguna solicitud difícil hasta ahora. Sin embargo, ese punto es irrelevante en lo que concierne a Su Majestad. Si nos hacemos sus subordinados, existe la posibilidad de que nuestra fuerza pueda ser usada en contra de las personas."

"Y por eso, buscan resistir su asimilación al país porque temen ser obligados a usar la fuerza contra el hombre común, ¿estoy en lo cierto?"

"Es como dice Su Majestad. No deseamos tener que reprimir personas ni luchar guerras. Eso nos haría cómplices de muchas muertes."

Ainz no pudo evitar reír ante eso. 'Bueno, ya lo sabía desde antes.' Pero por supuesto, no podía decirlo de verdad.

"Entonces siéntese. Ahora le explicaré lo que planeo para ustedes en el futuro."

Ainz tuvo que decirle de nuevo que se siente antes de que Ainzach finalmente lo hiciera, tomando asiendo por miedo. Luego, Ainz comenzó su explicación.

"Estoy considerando la posibilidad de hacer que los aventureros tomen otros tipos de trabajo más significativos. Quiero que los aventureros descubran lo desconocido y exploren este mundo."

Ainz sintió que por primera vez, Ainzach lo miraba directamente.

"Por ejemplo, hay un área desértica al sur, entre la Teocracia y el Reino Sagrado. ¿Pero conocen los detalles del terreno y qué clases de monstruos viven allá?"

"No, porque hay muchas poblaciones de semihumanos en el lugar. El Gremio de Aventureros del Reino ha enviado gente allá, pero ninguno ha regresado en una pieza. Por lo tanto, casi no sabemos nada del lugar."

"Luego, está la cordillera de montañas al suroeste que sirve de barrera natural entre ustedes y la Teocracia. ¿Qué saben de ese lugar?"

"No, no tenemos ninguna información detallada de la región."

"¿No se avergüenzan de su ignorancia? No, tal vez desde el punto de vista de los aventureros les debe parecer que no hay remedio. Después de todo, son una organización que protege a las personas, así que no hay necesidad de saber sobre lugares que no contengan a ninguna persona. Aunque, es posible que en ése lugar crezcan hiervas que puedan salvar vidas."

Ainzach apretó los labios en una línea recta ante esa provocación.

"Una vez que tome al Gremio de Aventureros bajo mi estandarte, planeo llenar todos esos espacios en blando del mapa."

"... ¿No sería mejor dejarle esta tarea a las personas más cercanas a Su Majestad?"

"No sea tonto. He oído que usted era un aventurero, Ainzach, así que déjeme preguntárselo de nuevo: Cuando piensa en la palabra 'aventurero', y realmente la medita, ¿realmente cree que existen sólo para lucha contra monstruos? Antes de investigar a los aventureros, creí que eran seres que convertían los desconocido en conocido."

Ainzach se mordió el labio, tan fuerte que pareció que intentaba extraer sangre.

"—Debemos proteger a la gente."

"No hay necesidad de eso. En este Reino Hechicero, yo protegeré a la gente como su gobernante. Dado el pronunciado descenso de solicitudes, usted debería poder entender la verdad de lo que digo, ¿o estoy equivocado?"

Ainzach respondió afirmativamente, con una voz dolorida que sonaba más como un gemido.

"¿Entonces qué será lo siguiente que hará? ¿Se mudará al Reino o al Imperio para proteger a su gente? Eso suena muy similar a lo que haría un cazador de monstruos mercenario."

Aquí Ainz hizo una pausa. El siguiente paso era la persuasión. Tuvo que dedicar la capacidad total de su mente para lo que dijo a continuación.

"Hace un momento, dijo que 'mis subordinados deberían hacerlo'. Desde cierto punto de vista, esa sería una buena solución. Es verdad que mis subordinados sobresalen en la destrucción del enemigo. Sin embargo, muchos de ellos levantan muchas dudas en mi mente respecto a si pueden o no construir buenas relaciones con los seres que conocerán en este mundo desconocido. Es una gran marca de vergüenza para mí. Es por ello que, quiero encargarle esta tarea a los aventureros."

Aunque estaba bastante interesado en la reacción del silencioso Ainzach, su representación aún no había acabado.

"Bueno, ya que planeo hacer que realicen un trabajo tan peligroso, naturalmente les brindaré todo mi apoyo. ¿No cree que es necesario que yo asimile al Gremio de Aventureros para eso?"

"...Todo lo que tiene que hacer es contratarnos."

"Ya veo. Así que confía mucho en su fuerza. No me desagrada ese coraje."

"¿Qué, qué quiere decir, Su Majestad?"

"Descubrir lo desconocido implica la posibilidad de entablar un contacto desafortunado con otras civilizaciones. Si eso ocurriera, ¿no cree que el Reino Hechicero los desconocería? Adicionalmente, el Gremio de Aventureros sería el único responsable de encargarse de cualquier problema que se presente, ¿estoy equivocado? Ya que declaran ser una organización independiente, ¿no cree que eso sea lo que se podría esperar? Después de todo, cualquier contrato que yo haga con ustedes no incurrirá en ninguna pérdida para el Reino Hechicero."

Ainzach se quedó callado.

"Eso es lo que significa actuar independientemente, libres del control de cualquier nación, ¿o no es así? Y si la situación se agrava a un plano internacional, ustedes mismos por lo tanto tendrán que lidiar con ella... ¿es tan ridículo lo que estoy diciendo?"

"Por supuesto que no, Su Majestad," Ainzach asintió profundamente con la cabeza, para mostrar que lo entendía. "Todo lo que ha dicho es correcto."

"Así es. Pero si eso sucede, los valiosos aventureros —quienes son profesionales poseedores de habilidades especiales— terminarán por agotarse. Ya que a los humanos les toma mucho tiempo madurar, la muerte de muchos individuos talentosos será una gran pérdida. Fue debido a eso, que quise adquirir el Gremio de Aventureros. Y luego, otorgarles mi apoyo total como pago por hacer que lleven a cabo mis órdenes."

"Esa propuesta es muy atractiva... Sin embargo, tengo una duda que deseo que me aclare. Una vez que hayamos entendido lo desconocido, ¿eso significa que entonces nos convertiremos en fuerzas de invasión del Reino Hechicero?"

"Esa pregunta es muy complicada. No puedo negar completamente esa posibilidad. Después de todo, si nos enteramos que existe un enemigo en tierras desconocidas planeando lanzar una invasión, es bastante razonable que en su lugar, usemos esa información para tomar la iniciativa y lanzar el primer golpe. Dichos enemigos podrían incluir a semihumanos como ogros u orcos que viven en las regiones salvajes. O tal vez, podría ser necesario lanzar una invasión para mostrarles la diferencia entre su fuerza y la nuestra. Si hubiera un monstruo feroz a su lado, afilando sus colmillos, ¿No querría ser usted quien diera el primer golpe en su lugar?"

"Ya veo, es como dice, pero—"

"...Hm."

"¿Sucede algo, Su Majestad?"

"No es nada, perdón por interrumpirlo. ¿Qué iba a decir justo ahora?"

"...Entendido. Sin embargo, lo que me inquieta es si es correcto o no dominar por la fuerza a aquellas razas que viven en paz."

"¿En qué razas está pensando? Elfos, ¿tal vez?"

"Bueno, posiblemente."

"...Los detalles de este tipo de cosas son de absoluto secreto ya que están relacionados con la política nacional, así que no los puedo discutir abiertamente. Si una invasión y conquista le son ventajosas para el Reino Hechicero, podríamos terminar llevándolas a cabo. Si sólo traen desventajas, no lo haremos. Esto es bastante común entre los países, ¿estoy en lo correcto? Sin embargo, si se trata de una simple cuestión de invasiones, puedo decir claramente que tengo fuerzas militares suficientes a mi disposición. No espero que los aventureros recolecten información en naciones enemigas, ni tampoco necesito que busquen rutas para mí. Como dije antes, simplemente deseo que exploren lo desconocido y que descubran todo tipo de cosas. Le doy mi palabra en esto."

Sin embargo, luego de decir eso, Ainz le preguntó a Ainzach:

"Sin embargo, en verdad parece que ustedes tratan diferente a otras razas dependiendo de su nivel de atractivo. ¿Por qué no dijo esa línea sobre 'si es correcto o no dominar a la fuerza a aquellas razas que viven en paz' cuando mencioné el tema de invadir a orcos y ogros?"

"¡Eso, eso fue porque son semihumanos—!"

"Jajajaja. Ya veo, ya veo. Así que eso es lo que piensa. Lo entiendo, lo entiendo. Entonces, ¿cuál es su respuesta?"

Ainzach parecía querer decir algo, pero inmediatamente agitó la cabeza. Eso lo hizo probablemente para cambiar de parecer.

"¿Debo responder esa pregunta inmediatamente, Su Majestad?"

"Ciertamente, me gustaría su respuesta de inmediato. Sin embargo, este asunto tiene una importancia de peso, y usted debe prepararse para ello discutiéndolo con otros. El hecho que tome tiempo es inevitable. Sin embargo, me gustaría saber lo que piensa usted, Ainzach."

Ainz se inclinó hacia adelante, para poder ver directamente de cerca los ojos de Ainzach.

"Estoy muy enojado. Pero más que eso, estoy triste por el hecho de que no sean más que simples exterminadores de monstruos. ¿Cómo se atreven las personas como ustedes a llamarse aventureros? ¿Ainzach, qué piensa? ¿Estás dispuesto a ir de aventuras bajo mi gobierno? Tengo la esperanza de que todos ustedes puedan—"

Aquí, Ainz hizo una pequeña pausa. Luego, dejó que toda su fuerza fluyera a través de sus ojos y de su voz.

"—Que todos ustedes puedan ser capaces de convertirse en 'Aventureros'."

La tensión llenó el cuarto. Como si estuviera observando a un oponente que había perecido por su golpe final, Ainz contuvo el aliento —aunque para comenzar, no podía respirar — y esperó la respuesta de Ainzach.

"...Siento que esta es una propuesta muy atractiva."

Las luces en las órbitas oculares vacías de Ainz redujeron su intensidad. Parecía que iba a encontrar una razón para negarse.

"—Por lo tanto, pretendo preguntarle a los otros si pueden aceptar la propuesta. Es verdad que usar a aventureros como nosotros para un propósito así es como un sueño hecho realidad. Convertirnos en agentes del Reino Hechicero es algo que podemos llegar a acepar en algún momento. Si se me permitiera hablar como un antiguo aventurero... Estaría feliz de ayudar."

(—Eh, ¿eso significa que funcionó?)

"Oh, lo dice en serio..."

Ainz se recostó contra el sofá.

La alegría por el éxito de su discurso se esparcía lentamente a través de él. Era como lo que se sentía luego de dejar a un cliente después de cerrar un trato, luego apresurarse hacia una cafetería para llamar a la compañía de uno y gritar "¡Lo hice!" por el teléfono.

No había esperado terminar usando su experiencia como aventurero en este lugar. No, era debido a esa experiencia que a Ainz se le ocurrió esa propuesta.

Y justo entonces, Ainz pensó en algo que era tan importante que tenía que hacerlo de inmediato. Tenía que ver con el futuro del Reino Hechicero que imaginaba.

"Ah, es verdad. Una cosa más."

Ainz levantó un dedo huesudo.

"Cuando dijo que quería proteger a las personas, definió esto como que abarcaba a todos humanoides. Por lo tanto, el propósito de los aventureros es proteger a todas las personas que entren en esa definición."

"Sí. Eso es verdad, Su Majestad."

"Y entonces, cuando tocamos el tema de la invasión, usted señaló que estaría bien siempre y cuando se tratara de semihumanos. ¿Es correcto?"

Ainzach asintió, y su expresión decía, "¿y qué?".

"El Reino Hechicero aceptará a todas las razas como sus súbditos. Eso quiere decir, no sólo a humanoides, sino a semihumanos y heteromorfos. Por lo tanto, si la filosofía de los aventureros es proteger a las personas, entonces deberán también defender a semihumanos y heteromorfos."

Los ojos de Ainzach se abrieron por la sorpresa.

"¡¿Qué está diciendo?!"

"... ¿Qué sucede? No entiendo por qué se sorprende. En mi país, no hay diferencia entre humanos, semihumanos o seres heteromórficos. Si me reconocen como su rey, entonces todos serán mis súbditos."

"Esto, esto es demasiado ridículo. ¡Es imposible, Su Majestad!"

"¿Eso cree? He oído de un país al norte del Reino llamado la República. ¿No hay muchas razas coexistiendo allí?"

"En efecto, he oído de tal país... ¡no! ¿Pretende que coexistamos con aquellas razas que ven a los humanos como poco más que comida?"

"Ya veo, es como dice. El Reino Hechicero no permitirá que sus súbditos se coman a otros súbditos. Haré de eso un asunto concerniente a la ley. Eso debería ser suficiente, ¿cierto? Sin embargo, no los detendré si buscan alimentarse de aquellos que no sean mis súbditos. Después de todo, no soy el tipo de hombre que interferiría con los hábitos alimenticios de mi gente... no, ver a los miembros de la raza de uno ser destazados y vendidos como carne es dañino para la mente... tal vez ese asunto requerirá de un mayor debate."

De acuerdo a Lupusregina, los pobladores del pueblo de Carne vivían en armonía con goblins y ogros. Por lo tanto, no había ningún motivo para que lo mismo no fuese posible en esta ciudad. Dicho esto, el gran número de personas involucradas complicaría el asunto.

"¿Qué, qué es exactamente lo que, lo que planea hacer?"

"Ciertamente está haciendo muchas preguntas extrañas. ¿Por qué no preguntar por qué es que ustedes, como criaturas vivas que son, no pueden estar unidos? Como no-muerto, encuentro eso difícil de entender. Para mí, no hay diferencia entre humanos y goblins. Todas las razas serán iguales bajo mi gobierno. Por supuesto, yo estaré por sobre ustedes como su gobernante absoluto, así como lo estarán los subordinados bajo mi mando."

La respiración de Ainzach pareció atravesar una variedad de velocidades, antes de calmarse al final.

"Así que tomará a goblins bajo su bandera — ¿y los hará sus ciudadanos?"

"¿No oyó lo que acabo de decir antes? Dije que también tomaría a orcos y ogros como mis súbditos, ¿no?"

"Perdóneme, perdóneme. Si lo oí, pero creí que serían sus esclavos."

"Esa respuesta ciertamente es digna de una raza que tomaría a elfos como esclavos. Déjeme repetirlo — todos los ciudadanos bajo mi gobierno serán iguales."

Mientras miraba la forma en la que Ainzach jadeaba, Ainz reflexionó sobre si el hombre había captado sus intenciones.

Una interpretación extrema de aquellas palabras sería que todos los súbditos del Reino Hechicero serían esclavos de la Gran Tumba Subterránea de Nazarick y de sus miembros. Por supuesto, él no diría eso. Ni había por qué decirlo. Sería lo mejor si Ainzach no pensaba en eso en absoluto.

"Actualmente hay muchos goblins bajo mi protección. En unos días, un grupo de ellos vendrá a visitar E-Rantel. Traten de mezclarse con ellos. Las ideas preconcebidas que tienen sobre los goblins seguramente se harán añicos. Adicionalmente, los hombres-lagarto no comen mucha carne, su dieta principal consiste en pescado. Las dríades y antárboles aman el agua limpia y la luz del sol, y únicamente atacan humanos en defensa propia."

"¿Ya ha subordinado a tantos vasallos?"

"De eso no hay duda. Hay un gran número de semihumanos y heteromorfos que se han convertido en mis súbditos. Oh, parece que nos hemos alejado demasiado del tema. Entonces, Ainzach, ¿debo entender que personalmente aprueba que el Gremio de Aventureros se convierta en parte del Reino Hechicero?"

"—Siempre y cuando Su Majestad mantenga su palabra."

"Usted se preocupa mucho, ¿no es cierto? No estoy mintiendo. Los aventureros deberían procurar explorar lo desconocido."

Si fuera posible, esperaba poder juntar a todo tipo de razas en equipos y enviarlos.

"Entonces, le dejo la tarea de explicarle el asunto a los otros aventureros. Si alguno de ellos no está de acuerdo en convertirse en un servidor público, entonces no tendré reparo en dejar que se marchen."

"¿Eso realmente estará bien?"

"Una cooperación forzada no será efectiva. Sin embargo, es posible imaginar que grandes cambios a la estructura de la organización y súbitas desviaciones de las prácticas actuales provocarán muchos problemas. Por lo tanto, el status quo se mantendrá, hasta cierto punto. El cambio más evidente será únicamente el establecimiento de una oficina de investigación para el gremio y el líder del gremio."

Todo lo que quedaba era la parte más importante; los beneficios que harían que más aventureros quieran unirse al Gremio de Aventureros del Reino Hechicero.

"El apoyo que ofrecerá el Reino Hechicero incluirá principalmente el establecimiento de una instalación de entrenamiento. Sería una pérdida terrible abrirse paso hasta tierras lejanas, sólo para morir a manos de monstruos desconocidos. Por lo tanto, un método de entrenamiento más práctico que el modelo actual —el del combate real contra monstruos— será requerido. Considerando que los aventureros necesitan acostumbrarse al combate en equipo, podría ser buena idea construir un laberinto para que se adentren en él."

Y el papel de los monstruos sería interpretado por los no-muertos autogenerados de Nazarick.

"Siento que esa es una idea muy buena. Sólo que, seguramente requerirá de un esfuerzo considerable. "

Ya que el personal se compondría de no-muertos, que no requerían salarios, los costos de operación no deberían ser muy altos. Sin embargo, no había necesidad de ser completamente abiertos con la información. Uno no debería dudar de vender favores cuando surgía la necesidad.

"En efecto, esto requerirá una inversión considerable. Sin embargo, eso está dentro de los límites permisibles para los gastos necesarios. Después de todo, los aventureros son un recurso humano valioso para el Reino Hechicero."

"Estoy profundamente agradecido, Su Majestad."

"No es necesario andarse con ceremonias. Entonces, ¿qué cree ahora? ¿No piensa que los aventureros se sentirían atraídos con esto?"

"Ciertamente, el laberinto sería un gran atractivo para aventureros de bajo rango... pero, ¿qué sucede si los aventureros deciden trasladarse al Reino o al Imperio luego de completar su entrenamiento?"

"Por supuesto que eso no será permitido. Éste será un órgano del estado; su mal uso muy bien podría ser considerado traición."

"Ya veo... parece que tendré que tener cuidado al explicar esa parte."

"Entonces, ¿cómo atraeremos a aventureros de mayor rango?"

"Parecería que la mejor respuesta sería una remuneración."

"Bueno, no es como si uno pudiera alimentarse de sueños."

"Es como dice. Además, sin mejores armas, armaduras y otros ítems mágicos, será imposible derrotar a monstruos poderosos. Estos ítems son típicamente costosos."

"...Hm. También está eso."

La producción en masa podía reducir sus costos. Sin embargo, eran muy pocos lo aventureros poderosos. Por lo que sus equipos eran hechos a medida, algo que naturalmente elevaba su precio. Adicionalmente, las personas que podían crear estos ítems eran muy escazas, lo que sólo contribuía al incremento de precios. También tenía que pensar en una forma de encargarse de los problemas que surgieran de esto.

"Adicionalmente, me gustaría hacer que más aventureros —aquellos en el Reino y el Imperio— sepan de este lugar. ¿Tiene algunas ideas?"

"El Gremio de Aventureros que Su Majestad planea establecer es algo inimaginablemente deseable, a comparación del Gremio de Aventureros del Reino y del Imperio. Una vez que las noticias se difundan, los Gremios de varias de las naciones podrían intentar alguna forma de interferir para evitar perder a sus aventureros. Después de todo, cada país cuenta a los aventureros como sus cartas del triunfo, y no estarán complacidos de verlos partir a otro país."

"Ciertamente, es correcto. ¿Cuál piensa que podría ser una buena solución a esto?"

"Me es difícil responder de inmediato. ¿Podría permitirme algo de tiempo?"

"Ahora que lo pienso, es verdad. Yo también debo trazar un rumbo para el futuro..."

El hecho era, que este noble objetivo era un poco demasiado grande para que Ainz se encargara de él por sí mismo. Tenía que calmarse, pensar bien las cosas, y discutirlo con alguien más.

Ainz se puso de pie.

"Entonces, nos va— " Ainz cerró rápidamente la boca antes de que pudiera decir algo descortés. Un rey no debería hablar así. "Hoy dejaremos el asunto aquí. Nos volveremos a ver."

Ainzach se puso de pie apresuradamente y agachó la cabeza.

"Entendido, Su Majestad."

Sin mirar atrás, Ainz dejó el cuarto atravesando la puerta que Fifth había abierto.

Aunque quería suspirar, seguía estando en el gremio. Hacerlo en este momento sería prematuro.

Ainz guió a los Querubines fuera del Gremio de Aventureros. Luego de caminar un poco más, se permitió suspirar en silencio.

(Ahhhh~ Estoy agotado...)

Aunque era imposible que Ainz Ooal Gown dijera que estaba cansado, Satoru Suzuki prácticamente lloraba por un descanso para su cerebro sobrecalentado.

(Antes de hablar con Albedo sobre la absorción del Gremio de Aventureros, debería tomar un breve descanso. También necesito pensar en alguna forma de convencer a Albedo de los méritos de este plan... Hay tantas cosas que hacer...)

Ainz se puso en marcha en silencio. No usó magia de teletransportación, y en su lugar rogó por que se le ocurriera una buena idea antes de regresar a casa.

(continúa) 125/453p



La puerta de la habitación de al lado —la oficina de Ainzach— se abrió, y un nuevo invitado ingresó.

El hombre de cuerpo excesivamente delgado —casi al punto en el que algunos lo considerarían anoréxico— era el antiguo amigo de Ainzach, el líder del Gremio de Magos de E-Rantel, Theo Rakesheer.

"Pluton, esa fue toda una sorpresa. No esperaba que el Rey Hechicero llegara en medio de nuestra discusión. ¿Se percató de algo?"

"No estoy seguro de eso."

Esta mañana, Ainzach había repetido su rutina diaria de reunirse temprano con Rakesheer para compartir información.

Desde que la ciudad había caído bajo el dominio del Rey Hechicero, ellos únicamente se reunían en la mañana. La razón se debía a que creían que a la mayoría de no-muertos les desagradaba el sol. Sin embargo, luego de ver a los no-muertos patrullando las calles, supieron que no era más que una forma de tranquilizar sus mentes.

Sus reuniones esencialmente servían al propósito de intercambiar noticias, sin ninguna consideración sobre los futuros movimientos del Gremio de Aventureros ni del Gremio de Magos. O más bien, desde que el Reino Hechicero había sido fundado, todos los que podían huir ya lo habían hecho hacia el Imperio o al Reino. El Gremio de Magos también había trasferido todos sus ítems mágicos fuera de la ciudad, y sólo unos cuantos miembros se habían quedado atrás. En otras palabras, el Gremio de Magos de esta ciudad estaba efectivamente disuelto.

Sin embargo, seguía habiendo mucho que debía ser discutido en el campo del análisis de información.

Aunque los aventureros no estaban particularmente atados a las naciones, ¿podían seguir como habían hecho antes, desde dentro del Reino Hechicero? ¿Enviaría el Reino Hechicero a sus aves de presa tras los antiguos ciudadanos de esta tierra que estaban ocupados huyendo de ella? Si lograban cruzar exitosamente las fronteras, ¿demandaría el Reino Hechicero la extradición de los refugiados a un plano nacional? ¿Y qué pasaba con los lanzadores de magia?

¿Cómo podían lidiar con esta situación sin sacrificar a Momon, que ahora residía aquí? Adicionalmente, ¿cómo debería el Gremio de Aventureros tratar a Momon?

Los templos permanecían en silencio, sintiendo que el Rey Hechicero también mantenía su distancia de ellos. Sin embargo, ¿esto seguiría siendo así en el futuro? ¿Encabezarían ellos un movimiento en contra de él?

Cada una de estas preguntas era un desafío, que agotaba los cerebros de ambos hasta el límite sin nada que mostrar por sus esfuerzos. Sin embargo, podría haber problemas si no hacían nada y simplemente dejaban que se desarrollen las cosas. Los templos eran particularmente preocupantes en ese aspecto.

¿Podían los templos realmente aceptar a su enemigo mortal, un no-muerto, como su rey? Por ahora habían estado en paz, pero eso a su vez asustaba a la gente incluso más.

Adicionalmente, estaban los grupos de facciones religiosas de los países vecinos. Si las cosas terminaban mal, ellos podrían decidir independientemente declarar una yihad, con los templos dentro del Reino Hechicero sirviéndoles de quinta columna. Era posible que esa situación ocurriera.

La razón por la que no había nadie aquí que representara a los templos se debía a que su posición en el asunto no estaba clara. Aunque sería muy fácil convocarlos, habría problemas si en lugar de eso terminaban viéndose envueltos en algo más.

Dicho esto, ninguno de ellos pensaba que los templos podrían derrotar en verdad al Rey Hechicero. Lo que los inquietaba era la masacre que seguramente se desencadenaría luego de que lo intentaran. Peor aún, temían que todos terminarían masacrados por Momon, la espada del Rey Hechicero. Adicionalmente, ¿cómo curarían las heridas en los corazones de la gente del país luego de que vieran ocurrir algo así?

Justo cuando les dolía la cabeza por este desorden caótico de eventos, el Rey Hechicero llegó.

"Sin embargo, Su Majestad parece haber sentido tu presencia aquí."

La mejor prueba de ello era el resoplido de risa del Rey Hechicero mientras miraba hacia el cuarto contiguo.

"Si las cosas no van bien, todo lo que estuvimos hablando también pudo haber sido filtrado."

"¿Qué? ¿Eso significa...?"

"Exactamente lo que piensas. Él también tenía la intención de que oyeras sus palabras."

La acústica de esta habitación estaba calibrada para que cualquier cosa que se dijera pudiera ser oída del otro lado. Debido a eso, Rakesheer —que se encontraba en la habitación de al lado— debería de haber oído todo lo que ambos dijeron.

"¿Crees que podría haberse equivocado?"

"No, eso es imposible. Hasta cierto punto, debió haberse dado cuenta de que había alguien allí. Sin embargo, Su Majestad pudo haber pensado que se trataba de alguna persona de los templos."

En ese momento, él había estado más confundido que sorprendido por lo repentina de la situación. Cuando se acordaba de ello, todo lo que sentía era remordimiento por sus acciones. Ahora quería reírse de sí mismo por haber apartado a su amigo del camino.

Él debió de haber invitado a salir a Rakesheer, para que los tres pudieran tener una conversación cara a cara.

Por supuesto, el Rey Hechicero probablemente no había puesto aún todas sus cartas sobre la mesa. Sin embargo, le había expresados sus opiniones a un simple ciudadano, con el verdadero porte de un gobernante. Por el contrario, ¿cómo se había desenvuelto él?

Al ver a Ainzach fruncir el ceño, Rakesheer preguntó con frialdad:

"Entonces, ¿qué es lo siguiente que harás? No, ya lo sé. Después de todo, usualmente lo llamabas Rey Hechicero, pero ahora te refieres a él con respeto."

"¿No crees que alguien podría estar escuchando nuestra conversación?"

"¿Y no crees que ésa es la razón por la que te digo esto?"

"¿Podría ser que fui seducido por medios mágicos?"

"No tengo la confianza para negar eso por completo, pero no lo creo. La magia de seducción tiene un límite de tiempo, e incluso si el Rey Hechicero quisiera mantenerla, probablemente no podría hacerlo."

"No obstante, podría ser posible para Su Majestad."

"Vamos, dame un respiro. Si eso fuera verdad, realmente sería un dolor de cabeza. Después de todo, esa es magia de nivel 8 y más arriba, del reino de lo divino."

Ambos hombres rieron por un momento, y entonces Ainzach recobró su expresión seria.

"Creo que es una buena idea ayudar a Su Majestad en este asunto."

"¿Incluso si eso les hace ser cómplices de las invasiones a otros países?"

"... ¿Pero no es natural que las naciones fuertes sometan a las débiles?"

"¿Así que sabes que terminará en tragedia y has decidido permitirlo?"

"Las cosas no necesariamente se desarrollarán de esa forma. Después de todo, desde que Su Majestad tomó el control de este país, ¿quién entre nosotros está peor?"

Rakesheer quedó en silencio.

Lo sorprendente era que, nadie en este país podía decir que estaba en una situación peor que la anterior.

"¿No lo están los aventureros que perdieron sus trabajos debido a esto?"

"Bueno, tienes razón, pero eso no es un poco... vamos, ya déjame en paz."

"Es cierto. Lo dije sin pensar. Sin embargo, ya que ésta fue una oportunidad única, ¿por qué no le preguntaste al Rey Hechicero lo que pensaba sobre los templos?"

"Dame un respiro. Si Su Majestad decidía que eran una molestia y hubiera decidido destruirlos debido a algo que dije, tendría que vivir el resto de mi vida sabiendo que provoqué una gran masacre. ¿Cómo crees que podría vivir conmigo mismo si eso sucedía?"

"¿Crees que el Rey Hechicero haría algo como eso?"

"No, en realidad, diría que es todo lo contrario. Su Majestad es muy racional, a tal punto, que es bastante desconcertante. A tal punto que algunas veces, me pregunto si ese rostro de no-muerto suyo fue algo creado con magia. Sí — se siente justo como cuando hablo con Momon-dono."

"Bueno, eso sería una ofensa a Momon-dono."

Ainzach sonrió débilmente cuando vio la expresión de molestia en el rostro de su antiguo amigo.

"Bueno, es verdad. Es irrespetuoso comparar al héroe de la humanidad con el Rey Hechicero no-muerto. Sin embargo, cuando tomas en cuenta que ambos son seres de fuerza sobrehumana, en realidad se ven bastante similares. Si tuviera que describirlo... sí, puedo sentir la misma presencia alrededor de ellos, una que sólo aquellas entidades extraordinarias podrían irradiar."

"Ya veo. Tiene sentido de la forma en que lo dijiste."

Los dos recordaron la figura del gran héroe (Momon).

Entonces, luego de esa breve pausa, Ainzach miró directamente a Rakesheer.

"—Rakesheer. Si no deseas ayudar a Su Majestad, ¿podría pedirte que no sigas viniendo aquí?"

Casi no necesitaba decirse la razón para ello. Después de todo, el cuarto de Ainzach bien podría ser usado para almacenar información pertinente a la administración nacional del Reino Hechicero. Permitir que alguien del exterior entrara y saliera de un lugar así definitivamente no sería apropiado.

Además, las palabras del Rey Hechicero — que habían tenido un gran impacto en el corazón de Ainzach— también habían sido dichas para su amigo.

La nueva visión de los aventureros de los que había hablado era brillante y gloriosa. En el pasado, había habido aventureros que pusieron pie en tierras desconocidas. Sin embargo, la mayoría de ellos morían lejos de sus hogares, o se habían hecho pedazos de cara a la realidad. Sólo unas cuantas personas podían realmente hacer algo así de peligroso. Pero ahora, el Rey Hechicero —un lanzador de magia portador de un poder absoluto— les ofrecía su completo apoyo. Eso les abría todo un nuevo panorama de posibilidades.

Contenida en su interior se encontraba la posibilidad de convertirse en verdaderos aventureros.

Luego de una breve pausa, Rakesheer finalmente habló.

"Yo digo, Ainzach, que ya deberías saber que el Gremio de Magos de esta ciudad está prácticamente disuelto, ¿cierto?"

"Ahh, así es."

"Entonces, por favor permíteme apoyarte con todas mis fuerzas, como tu antiguo camarada. Después de que todo esto termine, ¿por qué no vamos a explorar lo desconocido también?"

"—Jaja," Ainzach rió. "Pero, piensa en nuestra edad. Juju — ¿realmente lo haremos?"

"¿Por qué no? Aunque, entonces tendrás que hablar con Su Majestad, y convencerlo de que no coloque una restricción de edad para el Gremio de Aventureros."

Y así, ambos llenaron la habitación con su alegre risa.

(fin del capítulo 1) 131/453p


208 comentarios :

  1. Gracias ERB!! Seguimos a la espera de las siguientes entregas.

    Interesante como la personalidad humana de Satoru Suzuki lo hace sufrir jejeje

    ResponderEliminar
  2. Siiii!!!!!! Fantástico. >:D
    Estaba re leyendo el prólogo y cuando volví al inició vi esto!!! Arigato Erb sama ^_^)/

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el cap!!! Te has vuelto muy veloz con las traducciones y tu calidad se mantiene...la verdad no esperaba leer nada hasta dentro de unos meses, se te agradece mucho tu trabajo.
    PD:algunos angloparlantes leyeron el prologo de aqui y mencionaban que era muy entendible con google-translate...xDD

    ResponderEliminar
  4. el unico problema es que ahora me la vivo entrando a la pagina a cada rato... pero gracias por el cap !!

    ResponderEliminar
  5. Ainz minto al deir que solo habia 41 seres supremos

    nosotros ilusos lo creimos

    alabenos al ser Supremo numero 42 Erb-sama

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por la traducción eso es alo que yo llamó rapidez esperando por más

    ResponderEliminar
  7. Gracias, a esperar la continuacion!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la traducción ya me tendrás revisando la pagina cada día. eres el mejor!!! feliz día.

    ResponderEliminar
  9. no puedo creer lo rapido que estas traduciendolo GRACIAS,,,
    esperando mas de las aventuras de nuestro overlord favorito,,

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Erb por todo el esfuerzo que te das por traducir tan rápido cada parte de de la novela que va saliendo. Ver que va saliendo una nueva parte traducida, me da una alegría para ir afrontando el monótono día a día.

    ResponderEliminar
  11. Respuestas
    1. https://www.reddit.com/r/overlord/comments/4lrf9e/overlord_vol10_prologue/

      Eliminar
  12. Dios por fin despues de tanto esperar al fin gracias...

    larga vida al overlord

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias Erb, se agradece tu esfuerzo.

    ResponderEliminar
  14. Gracias mil. Ya extrañaba a Ainz luego de tanto tiempo.

    ResponderEliminar
  15. Amigo solo puedo decir gracias excelente trabajo simplemente excelen

    ResponderEliminar
  16. por fin despues de meses esperando he aqui,la novela ligera que mas he estado esperando :3

    ResponderEliminar
  17. Larga vida a Overlord

    ResponderEliminar
  18. Hola.
    Gracias como siempre por tu trabajo.
    no se cuan confiable sera, pero tal vez sirva

    http://boards.4chan.org/a/thread/142254145/overlord-volume-10-shitty-build-edition

    ResponderEliminar
  19. Gracias por la actualización!!!

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enzo aquí ya va por el capitulo 1 parte 5

      https://www.reddit.com/r/overlord/

      Eliminar
    2. Enzo aquí ya va por el capitulo 1 parte 5

      https://www.reddit.com/r/overlord/

      Eliminar
  21. Estimado. en la ultima parte. Rehusar, con H viene de negarse no de volver a usar algo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aclaración. No sabía que no existía 'reusar' y pensé que estaba bien así.

      Eliminar
  22. se siente refeo leer en pedasos XDDD
    picado y puff de repente me la cortan de tajo

    ResponderEliminar
  23. yey tenia tanto tiempo esperando, aunque sea a cuenta gotas lo quería

    ResponderEliminar
  24. Muchas gracias por las traducciones y espero tu trabajo siempre aunque me ahces sufrir eyendo gota a gota D:

    ResponderEliminar
  25. pestonya y nigredo en confinamiento por desobedecer a ainz??? cuando paso eso????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el volumen 6, después de la batalla secuestraron personas, niños, mujeres y hombres.Los adultos no eran necesarios, así que los mataron, pero Pestonya y Nigredo tomaron bajo si protección a los niños,por que hubo casos en los que usaron tortura, Demiurge primero dejo de alimentar a los prisioneros, luego cuando el hambre los volví locos, el tomaba a unos de los niños y los preparaba como lechones con la receta secreta de Nazarick, les presentaba el delicioso platillo a los padres y ellos gustosamente lo devoraban, yumi yumi. Eso lo puedes encontrar en el volumen 8.

      Eliminar
    2. asi que eso? recordaba la batalla y el secuestro pero no tanto, vaya... tanto leerlo se me hiso salsa ^_^
      Erb, gracias por la traduccion.

      Eliminar
    3. gracias por la aclaración yo me estaba rebuscando y encontré en la wiki de overlord que esta en ingles, hablando de eso tenemos que organiza una wiki en español nosotros los fans

      Eliminar
    4. ya existe http://es.overlord.wikia.com/wiki/Ainz_Ooal_Gown pero esta demasiado desactualizado

      Eliminar
    5. Oh! Así que habían hecho una wiki de Overlord en español, ahora me entero.

      Eliminar
    6. Pensandolo un poco, Yuri Alfa quizá también debería haber participado, le agradan los humanos, al igual que Nigredo y Pestonya, en especial por su esencia de maestra

      Eliminar
  26. Gracias mi droga necesaria

    ResponderEliminar
  27. Ya estoy al día con tu trabajo ERB!! Vaya si es dosis diaria jajajajaja Saludos!!

    ResponderEliminar
  28. Gracias Por la traducción, cada vez que veo que los asesinos se ponen en alerta me matan de risa, ya que me recuerdan cierto incidente con albedo jejeje

    ResponderEliminar
  29. Si mas Volumen 10, esto se pone cada vez mas interesante. Ya quiero leerlo todo de corrido, pero esta bien ya que ERB pone todo su empeño por traducirlo. Gracias por la continuación.

    ResponderEliminar
  30. Al poner lo titulos de los capitulos... me dejo con una gran intriga y hasta desesperado por que ERB llegué a esos cap. U.U ahora volver a revisar cada dos por tres... de forma diaria para leer mas...

    ResponderEliminar
  31. Jajaja que poder tener tu loli elfa un sexy sucubo en tus piernas debe ser unos de los mayores placeres recervado a los seres supremos

    ResponderEliminar
  32. otro dia y otro cacho XDD


    joder, el que queiro ver es a Pandora,, ese tipo desde que salio en el anime se volvio mi favorito de la serie

    ResponderEliminar
  33. Jajajaj ya con esta entrada van 6 y no hay actualizacion :v bueno mi droga esperara supongo... no, no lo hara es hora de leer los volumenes anteriores de nuevo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No han sacado otra parte hasta ahora, la última vez junté 2 partes en 1 actualización.

      Eliminar
    2. Nuuuu.... pucha a esperar nomas. Igual cada dia a revisar, muchas gracias por el servicio y por el placer de seguir leyendo overlord. se agradece todo Eric

      Eliminar
    3. Nuuuu.... pucha a esperar nomas. Igual cada dia a revisar, muchas gracias por el servicio y por el placer de seguir leyendo overlord. se agradece todo Eric

      Eliminar
  34. Mas de 10 veces entrando para ver si se actualiza, que adicto a overlord soy!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 10? Eso es poco amigo yo ya llego a las 150 veces jajaja

      Eliminar
  35. Jajajaj ya con esta entrada van 6 y no hay actualizacion :v bueno mi droga esperara supongo... no, no lo hara es hora de leer los volumenes anteriores de nuevo

    ResponderEliminar
  36. MUchas Gracias por la droga skeltor :v

    ResponderEliminar
  37. Aquí esta la parte 8 del capitulo 1 vol 10

    http://overlordvolume10.blogspot.sg/2016/05/random-links.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. otra cosa la parte 7 esta mas completa en esta versión en ingles seria cuestión de leer y traducir de ahí osea no ir directo a la parte 8 si no revisar primero la parte 7

      Eliminar
  38. Erb-sama
    https://67.media.tumblr.com/6d8b1a55055bd8d9be05be492e368b66/tumblr_o87ay5ePa11uaylcyo1_1280.jpg

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aura x Albedo http://65.media.tumblr.com/860010753356581299fe532f60e6bf4d/tumblr_o85dkqvoHZ1uaylcyo1_1280.jpg

      Eliminar
  39. aquí unas imágenes del libro

    http://imgur.com/a/ACuPA

    ResponderEliminar
  40. buenohttp://lozano3236123456.wix.com/misitio a quien les guste mas imágenes a qui le dejo

    ResponderEliminar
  41. Hi! thank you so much for translating this to spanish.
    Although I can't speak spanish, but it's definitely readable using google translate.
    on that matter, are you planning to continue this chapter in english? I'm worried if you do that, you risk yourself get taken down with DMCA, because english translation is licensed.
    and that will make a lot of people sad lol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi. Thanks but you should follow the translation in english. I'm translating from there anyways. Someone here posted the link to a blog where they are compiling the translated parts. Hail Nigel mate, he's the one doing the hard work of translating from chinesse =)

      I doubt Ill get DMCA'd when I'm only translating to spanish.

      Eliminar
  42. Muchas gracias por la traducion
    os dejo un link donde lo estan subiendo al ingles para los que tengan el mono ;)

    http://overlordvolume10.blogspot.com.es/?view=classic

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no pude evitar ir a verlo todo allí. necesito mi dosis diaria de overlord, ya que tenía mucho de abstinencia *0*!!!!

      Eliminar
  43. un pais ideal para las fujoshis D:

    ResponderEliminar
  44. Gracias por el trabajo amigo, espero que pronto salga todo el volumen completo para leerlo.

    Te he hecho publicidad en mi pagina en fb para que mas gente conozca tu trabajo: https://www.facebook.com/sok.anime.todo.en.vl/posts/818657654933022

    Si alguien quiere entretenerse con algo mas mientras sale el resto, puede ir leyendo mi FanFiction :3

    http://overlordfanfiction.blogspot.com/2016/04/presentacion.html

    ResponderEliminar
  45. Que plan maligno tendran en mente albedo y demiurge D= jajaj gracias por traerlo se ve interesante el futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente esas semillas no se refieran a nada comestible jaja

      Eliminar
    2. ya entendi ^_^ taba medio perdido cuando decian semillas XDD

      Eliminar
  46. Erb-sama você saltou da linha 163 da 7º parte para a linha 1 da 8º parte.
    7º parte http://pastebin.com/nmfeHrFH
    8º parte http://pastebin.com/kQrkqsx5

    “I see. So she was being possessive.”
    [是了。原来是独占的欲望啊]

    In addition, she might long for a father’s love. Aura and Mare were designed as children, and they were still at an age where their parents would care for them. Perhaps they were unconsciously looking at Ainz to fill that gap in their hearts.
    其他还有,对父爱的渴望这种可能。亚乌菈,还有马雷被设定成小孩。她们还处于该由父母来管教的年龄段。所以才会像这样无意的,向安兹寻求着这欠缺的这部分也说不定。

    If there was a country of Dark Elves, he had considered the possibility of sending them over to make friends. However, Suzuki Satoru had not experienced a father’s love himself, so he felt it might be a bit late for that.
    虽然有考虑过要是有暗精灵的国度的话,送他们过去交几个朋友的想法。但由于对铃木悟从来也没有体会过父爱这种感情,所以察觉得有点晚了啊。

    I wonder if there are books for children’s sex education in the library?
    (孩子情操教育的书不知道在图书馆有没有呢?)

    ResponderEliminar
  47. oyeeeeeee!!!!! no viste que le falta una parte cp 7 donde hablan de los elfos oscuros que entraron a Nazarick con los trabajadores pero que fueron indultados por ains los que peliaron con hanosuke y eso que lo mencione en el comentario anterior bueno mira aquí esta http://pastebin.com/nmfeHrFH

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno se comieron una parte buena en la traducción ;( si lo puedes añadir seria muy feliz gracias por tu arduo trabajo Erb-sama ya lo mencionaron jajaja bueno no vi pero igual lo menciono

      Eliminar
    2. No, yo revisé varias veces, seguro lo aumentaron luego. Ahora lo traduzco.

      Eliminar
    3. Muy agradecido de verdad gracias por compartir con nosotros tu traducción :D

      Eliminar
    4. de que volumen es ese capitulo ?

      Eliminar
    5. No es un capítulo, es un fragmento del capítulo 1.

      Eliminar
  48. Estoy seguro que son tres elfas y no elfos

    ResponderEliminar
  49. En ingles
    V1C1P9: http://pastebin.com/LvNSYDfK
    V1C2 - Intermission: http://pastebin.com/yecTDqtK
    ya termino el capitulo 1, y esta la intro del cap2 *.*
    Solo para informar, gracias por todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. V1C2 por dio!!!!!!!! no veo la hora de leerlo de manos de Erb :3

      Eliminar
    2. ¡¿Ya ha terminado el cap 1?! pero si aun no hemos visto a Ainz y Actor de Pandora conversando, es la parte que mas espero

      Eliminar
  50. Escribí un fanfic de overlord sobre Akemi (la hermana de Yamaiko) bajo la hipótesis de que ella también está en ese mundo. Aunque está incompleto xq me quedé sin ideas. Si alguien quiere leerlo, está en mi dropbox

    https://www.dropbox.com/s/l6zzci8an3jrnwb/Fan_Fic_Overlord.pdf?dl=0

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada mal, sigue con tu fanfic y si te quedaste sin ideas te aconsejo que leas algo de aqui:
      https://www.fanfiction.net/u/7285109/ainzOoalGo

      Me gusto lo de la "General Enri"

      Eliminar
  51. perdón pero me quede perdido donde aparece esas elfas en los otros capítulos??????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando entran intrusos a la tumba a robar los tesoros, son como aventureros, y un grupo de ellos está conformado por un hombre y esas elfas. Ellos pelean con hamsuke.

      Eliminar
    2. Hamsuke le parte la madre a ese odioso trabajador ... y las elfas lo patean por venganza xD

      Eliminar
  52. Soy nuevo por aquí pero seas quien seas debes llevar capa -gracias-
    Baia baia será que ese caballero de la muerte cobra consciencia (por así decirlo) por cierto ya culminó la parte1??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nop, es el orbe de Khajit xD él que habla.

      Eliminar
    2. De hecho te falto una parte de cap donde ainz entra a la casa habla con actor de Pandora luego sale y decide visitar las calles de E-rantel acompañado con ángeles para no dar mucho miedo eso le faltó al capítulo

      Eliminar
    3. Eso es de la parte 2. Preguntaron por la parte 1.

      Eliminar
    4. Ooo okay ahora todo tiene sentido es que donde lo leí en inglés estaba junto con la parte del esa del capítulo

      Eliminar
  53. Graciaaaaaas por la actualización!!

    ResponderEliminar
  54. Larga vida a OVERLORD y por supuesto a Ainz Ooal Gown-sama

    ResponderEliminar
  55. Larga vida a OVERLORD y por supuesto a Ainz Ooal Gown-sama

    ResponderEliminar
  56. Esa esfera de la muerte,,, seguro que ya poseyo al caballero de la muerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo creo ya que esa orbe esta en niveles mas bajos que el caballero de la muerte :/ Ademas el que hablo fue Hamsuke que se estaba quejando... ya que el orbe siempre esta con sus parloteos :D

      Eliminar
  57. Lo mas gracioso jaja
    "Ainz no le prestó atención a la ardiente amistad entre la bestia y el cadáver y siguió su camino."

    ResponderEliminar
  58. apuesto engañaron al hamter gigante

    ResponderEliminar
  59. ya me perdi,,, osea que Ainz va a invocar angeles, pero aparte porque se estan quedando sin dinero en la tesoreria,,, no jodas la ultima vez que vi la tesoreria, ni siquiera tenian espacio para guaradar el oro,,, y ahora dicen que estan en numeros rojos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. el problema para ainz no es que no haya dinero,el problema es que en un juego es facil conseguir millones,pero al ya no existir Ydrassil,no se pueden dar el lujo de derrochar dinero,puesto que para conseguir oro en ese nuevo mundo es dificil,por ejemplo,la caja de cambio le transforma cualquier materia en oro de Ydrassil,pero solo se consigue 1 moneda de oro por una gran cantidad de trigo XD,osea que a la larga nazarik se vera afectada en gran manera si no cuida sus recursos,eso es lo que le preocupa a ainz

      Eliminar
    2. Tan bien dijo que gasto mucho dinero con los mercenarios que le compro albedo para que le sirvieran.. me pregunto cuanto seria, lo dicho por anónimo es muy cierto...

      Eliminar
    3. Tan bien dijo que gasto mucho dinero con los mercenarios que le compro albedo para que le sirvieran.. me pregunto cuanto seria, lo dicho por anónimo es muy cierto...

      Eliminar
  60. Estoy en espera del Capitulo 2 .. sera ZHUKULENTAMENTE HERMOSO .... JiJiJiJiJiJi xD

    ResponderEliminar
  61. Espero aclaren mi duda ... Cuan verdadero es el rumor ese... De que el Volumen 11 saldrá en septiembre o.O ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy probable que ese rumor sea cierto ya que los cortos de animación "pure pure" salen el 30 de septiembre junto con el tomo 11. Te anexo un link para que lo leas tu mismo.
      http://www.blogiswar.net/2016/05/30/el-volumen-numero-11-de-overlord-incluira-un-bd-animado-el-30-de-septiembre/

      Eliminar
    2. Segun yo era una broma de un artista de fanfic por que ya habia tardado mucho en salir el vol 10

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. hola según la información que leí en ingles el autor se vio en la tarea escribir mucho para aclarar las cosas luego de la guerra volumen 9 como resultado le quedo mucho material con lo cual pudo armar el vol10 y de sobra para el vol11 osea que si es cierto si no me crees ve los foros en ingles y allí esta toda la información aaa la información la dio alguien que lo vio directamente de la pagina foros en japones. y de ahí el rumor. recuerda que se escribe en japones se traduce a ingles y nuestro querido erb-sama lo traduce al español

      Eliminar
    6. https://www.blogiswar.net/2016/05/30/el-volumen-numero-11-de-overlord-incluira-un-bd-animado-el-30-de-septiembre/

      Eliminar
  62. Gracias por la actualización Erb.
    Está difícil que confíen en alguien que desprecia toda la vida...al menos es la imagen que tiene, supongo que con el pasar de los años y cuando vean que no pueden vivir mejor se darán cuenta.

    ResponderEliminar
  63. Un gran esfuerzo, para un gran trabajo realizado.
    Muchas Gracias.

    ResponderEliminar
  64. Ese momento de la vida que me entero que peroronsino era unpinche campero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les encantaba hacer PVP, no me extraña que hubiera un campero o dos en el gremio XD

      Eliminar
    2. Campers hay en todos lados, y en cada gremio xDD

      Eliminar
    3. Como dice el dicho "Ser campero te da mucho XP" :v

      Eliminar
  65. Muchas Gracias, de nuevo por las constantes actualizaciones!

    ResponderEliminar
  66. Muchas Gracias, de nuevo por las constantes actualizaciones!

    ResponderEliminar
  67. Soy feliz esta droga en forma de letras si que es buena

    ResponderEliminar
  68. Mas lectura, esto hace que todos los días sean mi navidad.

    ResponderEliminar
  69. Muchas gracias por la traducción, sigo la novela de manera periódica conforme van traduciendo, pero tengo la duda de cuando fue que Nigredo y Pestonya fueron castigadas, no recuerdo haberlo leído hasta el momento... bueno gracias de nuevo por su trabajo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo quede igual... solo me acuerdo que se enojo con Pestonya ... pero nunca me entere que la castigo a ella y menos a nigredo

      Eliminar
    2. Al principio del volumen 7 Ainz dice que si mataban a los miembros de 8 dedos corrían el riego de que Nigredo y Pestonya se revelen, y luego mencionan que están bajo arresto y Albedo está molesta.

      Eliminar
  70. Por cierto Exc3lente trabajo el que haces !! Pero ayúdame un poco me perdí en la parte donde menciona a las sirvientas que están castigadas por desobedecer !! Me podrías decir en qué libro y capítulo pasa eso !! Gracias !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el volumen 6, no se que capitulo la verdad.

      Eliminar
  71. No paro de actualizar, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  72. Estuve leyendo el primer tomo y note que en una parte momon menciona que el segundo gremio en el servidor que les seguía en cantidad se ítems mundiales apenas tenían 3, y vaya coincidencia que la teocrecia slain mencione que había otros dos ítems del mismo valor del que le lavo el cerebro a shaltear de los tales heroes de hace doscientos años... Acaso tu crees que... :o

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo, segun yo se... Esos tres itema de la Teocracia Slane son : La ropa esa de control mental dejada por los seis dioses, Un cristal de sellado con magia de alto nivel(Creo que era el que usaron en el primer volumen), y el ultimo es uno que se hizo con magia salvaje por uno de los lord dragones. Esos son lo tres items valiosos de la Teocracia Slane.

      Eliminar
    2. En el volumen 1 también mencionan que existen solo 3 Ítems mágicos de ese nivel...2 son Ítems Mundiales(uno de los Dioses y otro de los 8 Reyes) y uno es un objeto de los Lord Dragons antes de la aparición de los jugadores de Yggdrasil.

      "En este mundo, existían tres ítems mágicos que eran inimaginablemente
      poderosos.

      Uno de estos tesoros había sido dejado atrás por los Ocho Reyes de la Avaricia
      quienes por poco tiempo habían gobernado este mundo hace quinientos años.
      Otro de ellos venía de una edad mucho antes de que los Ocho Reyes de la Avaricia
      fueran derrotados, cuando los Dragones todavía gobernaban el mundo. Una
      herramienta creada por la magia del Lord Dragón de mayor jerarquía.
      El último era un tesoro dejado atrás hace seiscientos años por los Seis Grandes
      Dioses. Era la base de la doctrina de la Teocracia Slane.
      Estos eran los tres ítems mágicos."

      Eliminar
  73. Buena actualizacion ahora a ver que pasa quiero el cap!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  74. Sasuga erb-sama
    Pero me enterado que lo que está en reddit es un fanfic por eso los de yen-press no los demandan... aún así está siendo borrado de muchos sitios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que es un fanfic es el Vol 10 cap 1 de Sky...ya que ellos abandonaron la novela cuando fue licenciada, y el día de los Inocentes subieron ese supuesto Volumen 10, que es un fanfic...el de reddit es canonico y aún sigue vigente.

      Eliminar
  75. erb ya que salio el capitulo 2 no queres separar ya que en el titulo aparece CAPITULO 1?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizas sea por que nose...... todavia ES el capitulo 1.......

      Eliminar
    2. gomen vi mal es parte 2 parte 3 y asi yo pense que era capitulo2

      Eliminar
  76. Erb muchas gracias por la traducción!! Porfavor sigue así

    ResponderEliminar
  77. Gracias por su trabajo Erb, no puedo vivir sin mi dosis de overlord xD

    ResponderEliminar
  78. Erb—sama es gracias por subir más capítulos =3 este es el mejor regalo dé cumpleaños =) sigue así!!!

    ResponderEliminar
  79. Erb—sama es gracias por subir más capítulos =3 este es el mejor regalo dé cumpleaños =) sigue así!!!

    ResponderEliminar
  80. Una pregunta, a erb o alguien que sepa, he leído por reditt que lo que están "traduciendo" es un fanfic. ¿Esto es cierto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nop, el fanfic es el skythewood, que era el traductor de Overlord antes de que fuera licenciada, que subieron el supuesto volumen 10, para el día de los Inocentes, y trataba de una demonio escondido en una montaña y ayuda a los enanos...El que traducen en reddit(Nigel) y Erb, es el material verdadero.

      Eliminar
    2. Si, eso lo sé. Pero en redit hay muchos comentarios diciendo que es fanfic 😞 ya no se que creer. No se si sean trolls o que

      Eliminar
    3. Bueno te doy mi opinion y puede que no sea correcta pero despues de haber leido todos los volumenes disponibles hasta el momento yo creo que esta historia si esta escrita por el mismo autor de la novela original

      Eliminar
    4. Hola para lo que creen que este volumen es de fantasía pues en los foros de ingles les dirán que por supuesto QUE LO ES ya que si dicen otra cosa posiblemente yen press tome medidas contra ellos incluso dijeron que le van a cambiar el nombre a fan-fiction para no referirce a overlord vol 10 por miedo a que los descubran por eso tenemos que estar pendientes si cambian el nombre de como lo publiquen de lo contrario no sabremos mas de overlord

      Eliminar
    5. Oh no pensé en esa posibilidad xD tienes razón , tal vez por eso todos comentan con tanta seguridad que es un fanfic :3 además tiene razón Blinz, esto se siente a que fue escrito por el autor hahahaha :D

      Eliminar
    6. Es lo mismo que hizo skywoods con konosuba

      Eliminar
    7. Es lo mismo que hizo skywoods con konosuba

      Eliminar
    8. sí es un fanfic (giño) por culpa de los amigos de yenpress

      Eliminar
  81. Gracias por cada parte de esta maravillosa historia sino es mucho atrevimiento sabrias que paso con el volumen 6 de no game no life?

    ResponderEliminar
  82. ya quiero leer mas de esta utopia que creara ainz

    muchas gracias por la traduccion

    ResponderEliminar
  83. Wow gracias :3 soy yo o es que overlord tiene mucho apoyo ? :V

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sep tiene tan apoyo que merece segunda temporada :D

      Eliminar
  84. Oh vaya, muy agradecido con tu trabajo, esperare con ansias lo que se viene, saludos.

    ResponderEliminar
  85. Muchisimas gracias por la traduccion se agradece mucho tu trabajo sigue asi amigo

    ResponderEliminar
  86. Sin duda se merece una 2da temporada gracias erb impresionante la velocidad que traduciste

    ResponderEliminar
  87. hoooo gracias por tan fabulosa traducción... me pregunto que dirá albedo del plan de Ains de adsorber el gremio de aventureros xD!!!!

    ResponderEliminar
  88. Ahora se viene el hermoso Capitulo 2 o yeah!! \(*O*)/

    ResponderEliminar
  89. Gracias Erb-sama, excelente capitulo, y maravilloso tu trabajo traduciendo, eres el mejor, se agradece mucho todo el esfuerzo que haces para traducir diariamente. Este primer capitulo fue increible, y Ainz-sama ni tenia idea de que lo estaban oyendo jajajaja pero todo resulto mejor de lo esperado, dos por el precio de uno jajajajaja, en verdad aveces me sorprende la suerte que tiene XD

    ResponderEliminar
  90. hoooo gracias por tan fabulosa traducción... me pregunto que dirá albedo del plan de Ains de adsorber el gremio de aventureros xD!!!!

    ResponderEliminar
  91. Era eres un Grande....TE AMO SENPAI!!

    ResponderEliminar
  92. Muchas gracias por el capitulo, se agradece el esfuerzo por traducir overlord.

    ResponderEliminar
  93. que glorioso serán estos nuevos verdaderos aventureros con esto la fama del reino hechicero se ara mas grande y los tontos que están fuera solo podrán ver con envidia ese glorioso reino

    ResponderEliminar
  94. Capitulo uno completo, ahora sigue el 2

    Temgo envidia
    https://scontent-lax3-1.xx.fbcdn.net/v/t1.0-9/13336057_1114558808566898_3420042204423095167_n.jpg?oh=fb15e3ccb529fc7c9d683f1102688e31&oe=58092B20

    ResponderEliminar
  95. Gracias por la traduccion del capitulo 1 *O*, esperando el proximo :3

    ResponderEliminar
  96. ovERBlord-sama, gracias por tu trabajo, en verdad se agradece la velocidad y precision con la cual nos permites disfrutar de esta gran novela.

    Despues de leer este capitulo, muchas ideas comienzan a surgir, en verdad Ainz piensa que puede unir a todas las razas y vivir en paz? no es muy bueno en cuanto a la historia de nuestro mundo se refiere xD. Creo que su plan puede ser muy romantico y enamorar a muchos, pero veo muchos conflictos de intereses que pueden surgir despues de esto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en realidad es posible cuando la vision se mantiene.. el problema de hoy en dia es que los gobernantes cambian constantemente y lamentablemente cada uno busca su propio benficio.

      Por otra parte, es obvio que unos seran masacrados y otros perdonados.. veremos mas accion *w*

      Eliminar
  97. Gracias por todo el esfuerzo.

    ResponderEliminar
  98. Muchas gracias. por esto se agradece! a la espera de mas!!

    ResponderEliminar
  99. Muchas gracias por la traduccion, no tienes idea de como me gusta solo imaginar todo esto en video la cara de todos incluso aveces cuando describen sus expresiones me pongo a practicarlas y tener una mejor idea xD

    ResponderEliminar
  100. Muchas Gracias por el capitulo, excelente como siempre xD, con ganas de seguir leyendo.

    ResponderEliminar