sábado, 29 de agosto de 2015

Overlord v3 c5 p4

Traductor: Erb
http://overlord-es.blogspot.com/
____________________

Capítulo 5
PVN
Parte 4

Dentro del Cuarto del Trono, Ainz abrió la lista nuevamente y, como esperaba, encontró sólo un espacio en blanco donde anteriormente había estado el nombre de Shalltear. Con esto, la muerte de Shalltear estaba confirmada y la primera fase de su plan había concluido.
Su corazón se llenó de dolor. Aunque no había habido otra forma, confirmar esto de ésta manera, hizo que se diera cuenta plenamente de lo que había hecho y fue abrumado por el sentimiento de culpa.

Ainz se disculpó con Shalltear en su corazón. Tragando su saliva inexistente, observó a los otros Guardianes de Piso que se habían reunido ahí.

“Bueno, ahora procederé con la resurrección de Shalltear. Albedo observará el nombre de Shalltear. Si, como anteriormente, siguiera estando bajo los efectos del control mental…”

“Ainz-sama, aunque tal vez sea impertinente, en ese momento, nos encargaremos de ella.”

Ante las palabras de Demiurge, Cocytus y Aura expresaron que se encontraban de acuerdo e incluso Mare pasivamente mostró lo mismo. Sólo Albedo estaba en silencio observando la situación.

“Demiurge…”

Mientras Ainz murmuraba, Demiurge, de una manera completamente extraña en el, insistió en su punto con una voz cargada de una fuerte emoción.

“Ainz-sama, como Ser Supremo, sus palabras son las más nobles y sabemos muy bien que debemos dar todo de nosotros para cumplir su voluntad. Sin embargo, permitir que sufra más daño sería nuestra más grande vergüenza como sus sirvientes.”

Los ojos de Demiurge se movieron de Ainz a Albedo.

“Si Shalltear se rebela una vez más, nosotros los Guardianes la destruiremos. Por favor déjenos esto a nosotros.”

Entendiendo sus intenciones, Ainz no tenía intensiones de continuar siendo terco.

“Lo entiendo. Guardianes, si llega ese momento, se los dejaré a ustedes.”

Todos asintieron al mismo tiempo.

En ese momento, Ainz sintió vergüenza.

Un amo patético.

Al final, había dejado abierta la posibilidad de que sus ‘hijos’ pelearan entre ellos.

Desde el comienzo, el origen del problema había sido su propia incompetencia. Él tenía la culpa de todo.

En el momento en que Ainz estaba a punto de suspirar, vio la tierna expresión de Albedo, que estaba de pie en silencio, y se detuvo a sí mismo.

“Ainz-sama, está bien si simplemente se queda aquí. Si todos los Seres Supremos fueran a desaparecer, entonces no quedaría nadie a quien pudiéramos jurarle nuestra lealtad. E incluso si sabemos que no fuimos abandonados, aun así, si todos se fueran este lugar se sentiría solitario.”

“… Es cierto. Si no quedara nadie este lugar se sentiría solitario.”

Ainz inconscientemente movió los ojos hacia las insignias en las 40 banderas colgando a lo ancho del Cuarto del Trono.

“… Sí, tienes razón… lo que pasó en la Cámara del Tesoro… fue una tontería.”

Ainz dejó escapar un susurro que reafirmó su convicción y miró a los guardianes.

“Guardianes, protéjanme. ¡Prepárense!”

Mientras respondían con fuerza, Ainz tomó el Báculo de Ainz Ooal Gown que flotaba justo a su lado y apuntó a una esquina del cuarto.

En ese lugar, se encontraba una montaña de 500 millones de piezas de oro, más que suficiente para revivir a Shalltear.

Aunque normalmente se hubiera requerido de un teclado para operarlo, ahora no había necesidad de tal cosa.

La montaña de oro comenzó a perder su forma y lentamente cambió de estado sólido a líquido.

Mientras los Guardianes observaban con ojos nerviosos, el oro fundido fluyó y se reunió en un solo punto. El oro que pesaba diez mil toneladas se comprimió y cambió su forma a la de una persona. Eventualmente tomó la apariencia de una muñeca dorada y la luz gradualmente disminuyó.

En poco tiempo, la luz dorada desapareció por completo, dejando atrás una piel de color blanco como la cera y un cabello largo de color plateado. En ese lugar se encontraba, sin ninguna duda, la figura de Shalltear Bloodfallen.

“¡Albedo!”

Sin quitar los ojos de Shalltear, Ainz gritó con fuerza el nombre de Albedo.

“No hay razón para preocuparse. Parece que el control mental se ha disipado.”

“Es así…”

El corazón de Ainz fue barrido por una poderosa sensación de alivio. Podía sentir su mente recobrando la calma. Llevó una de sus manos a su caja de ítems y tomó un manto negro, todo mientras se acercaba al cuerpo de Shalltear.

Sus ojos estaban cerrados y su pecho no se movía. Aunque el cuerpo que se encontraba descansando en el piso tenía la apariencia de un cadáver, los no-muertos eran cadáveres vivientes, así que no había nada extraño en ese hecho.

(Lo extraño es que---)

Lo que acababa de confirmar justo ahora era un pecho que era tan plano que parecía pertenecer a un niño en lugar de a una joven. En ese momento los ojos de Ainz se movieron del lugar al que se dirigían y luchó por apartar la vista.

Habiendo acabado de revivir, Shalltear no llevaba nada de ropa y él no sabía a dónde mirar. Presa del pánico, el pensamiento de que simplemente podía mirar a otro lado ni siquiera surgió en su mente.

Ya que su visión había mejorado mucho desde cuando era humano, Ainz podía ver cada detalle con claridad. Ya que ella se encontraba tendida en el suelo, el pequeño espacio entre sus piernas---

---Ainz rápidamente arrojó el manto que tenía en la mano.

El manto se abrió en el aire y con precisión cayó sobre Shalltear, cubriendo su cuerpo.

(¡No pensé que fue una pena! ¡Soy un no-muerto y por tanto no tengo deseos sexuales! Bueno, casi ninguno. Sólo sentí un poco de curiosidad ya que su ropa no apareció con ella. Bueno, ya sabes, en Yggdrasil no se podía quitarles toda la ropa. Es, es como digo, ¿cierto? ¡No es que hubiera sentido curiosidad sobre si tenía o no vello allá abajo!)

Sin saber para quien estaba preparando excusas, sus pensamientos se encontraban agitados mientras caminaba hacia Shalltear. Sus pasos redujeron la velocidad, tal vez o no para enfriar su cabeza y también ignoró la voz de una mujer que le decía desde atrás “Si está interesado sólo tiene que decirlo, siempre estoy lista.”

Ainz se detuvo frente a ella. Sintiendo su presencia, Shalltear abrió sus ojos carmesí. Como alguien que había dormido por mucho tiempo, su mirada se movió por los alrededores y se detuvo en Ainz.

“Ainz-sama”

Una voz aturdida, a medio despertar. Pero en ella, se podía sentir la presencia de un sentimiento de lealtad. Aunque ya lo habían confirmado tanto Albedo como el sistema de administración de Nazarick, Ainz lo sintió dentro de su ser. Lleno de alegría, se arrodilló y levantó a Shalltear, que estaba tendida en el suelo, en un abrazo.

“¿Ueehhhhh?”

Era un cuerpo delgado que no coincidía con su inmensa fuerza física.

Mientras mostraba una expresión de sorpresa que hacía ver que no tenía idea de los que estaba pasando, Shalltear dejó escapar un extraño sonido. Sin prestarle atención, Ainz la abrazó aun más fuerte.

“Gracias a Dios… No, perdóname. Todo fue debido a mi error.”

“¿Eh? No es cierto, no sé lo que está pasando, pero ¿cómo podría Ainz-sama equivocarse alguna vez?”

Los fríos brazos de Shalltear envolvieron su espada y lo acercaron aun más. Aunque la forma en que sus manos estaban tocándolo se sentía ligeramente indecente, Ainz lo atribuyó al hecho de que ella probablemente estuviera confirmando su sentido del tacto luego de haber estado muerta hasta hace poco.

“Ahh, mi primera vez justo aquí…”

Ainz oyó algo que iba más o menos así, pero lo ignoró.

Sin embargo, con una voz monótona, Albedo levantó una objeción.

“… Ainz-sama. Shalltear probablemente está cansada, así que tal vez debería detenerse.”

“Tal vez tengas razón.”

Al igual que la resurrección de un Jugador, la resurrección de un NPC podría ser similar y tener alguna penalidad. Después de todo, ésta era la primera vez que había intentado una resurrección desde que llegó a este mundo.

“Dejemos la historia completa para después. Antes de eso, me gustaría que me dijeras algunas cosas.”

Mientras Ainz la soltaba, Shalltear mostraba una expresión de pena antes de fulminar con la mirada a Albedo. En respuesta, Albedo presumía su cálida expresión normal. Aunque parecía que las dos continuarían enviándose miradas asesinas como siempre, Shalltear apartó la vista y le puso fin a eso.

“Sí, cualquier cosa… pero Ainz-sama, ¿por qué estoy en el Cuarto del Trono? Esta apariencia y su reacción, ¿he hecho algo que le causara problemas?”

“Eso es lo que quería preguntarte, ¿recuerdas lo que pasó?”

“N,no.”

“… Lo siento Shalltear. Me gustaría que me dijeras lo último que recuerdas.”

Las memorias de Shalltear llegaban hasta el incidente hace cinco días atrás. Sus memorias entre ahora y ese momento habían desaparecido.

Del mismo modo a como había hecho en el pueblo de Carne, Ainz era capaz de fabricar memorias con el hechizo de décimo nivel 「Controlar Amnesia」 (Control Amnesia). Sin embargo, fabricar memorias incluso de un periodo de tiempo corto consumía una gran cantidad de MP. Borrar cinco días de recuerdos, incluso para Ainz que se jactaba de una cantidad de MP y una velocidad de recuperación que sobrepasaban los límites de los encantadores mágicos ordinarios, era imposible.

Por supuesto, siempre había la posibilidad de que revivir a un NPC tuviera el costo de algunos días de recuerdos. Y aunque él no sabía si algo así se podía hacer, también existía la posibilidad de que su amnesia fuera el resultado del trabajo de varias personas juntas.

Había mucha información que ignoraba. En la situación actual, era casi imposible resolver el enigma.

Lo que sí era seguro era que la identidad de la persona que había usado un ítem de Clase Mundial en Shalltear se había cubierto de nuevo en sombras.

(Una identidad desconocida es algo realmente molesto. Existe una gran posibilidad de que el enemigo esté esperando la oportunidad para atacar Nazarick desde las sombras… No, tal vez debería estar agradecido porque se detuvieron sólo con esto. Bueno… de cualquier forma tendré que cobrar venganza del responsable de todo esto.)

Ainz se forzó a tragarse la furia que incluso su habilidad como no-muerto no podía suprimir y habló suavemente con Shalltear.

“¿Hay alguna otra cosa que sientas que no esté bien?”

Si se tratara de Yggdrasil, entonces no habría ningún problema. Los NPC no sufrían perdida de niveles como penalidad de una resurrección. Sin embargo, no había forma de saber que eso fuera igual en este mundo.

Existía una pequeña posibilidad de que su nivel se hubiera reducido como pasaría con un Jugador.

Ante la pregunta, Shalltear tocó su cuerpo en varios lugares y respondió.

“No creo que haya ningún problema.”

“Ya veo.”

Ni bien respondió, Ainz se llenó de una sensación de temor ante la súbita expresión de alarma en el rostro de Shalltear.

“¡Ainz-sama!”

“¡Qué pasa! ¿Algo está mal?”

“Mis pechos han desaparecido.”

Si uno fuera a resumir las expresiones de los Guardianes debido a sus palabras, sería: ‘devuélvenos nuestra preocupación’. Con las comisuras de los sabios hacia abajo, incluso Demiurge mostraba una expresión de incredulidad.

“¡Tú! ¿Acaso entiendes lo que estás diciendo dada la situación actual?”

Oyendo los gritos de Albedo como la representante de todos, los hombros de Shalltear decayeron.

Ainz sintió que su cuerpo perdía fuerzas, casi lo suficiente como para sentir que iba a caer de rodillas. Mientras observaba a los Guardianes discutiendo con Shalltear, varios otros pensamientos concernientes a la resurrección le vinieron a la mente.

En particular, pensó que sería bueno si las personas del cementerio, Clementine y Khajiit, perdieran también sus recuerdos si fueran revividos.

Pero era un pensamiento demasiado optimista.

La razón era porque no sabía por qué era que los recuerdos de Shalltear habían desaparecido. Ser devuelto a la vida--- no había garantía de que usar magia de resurrección fuera lo mismo a gastar oro para revivir a un NPC.

Mientras Ainz estaba absorto en estos pensamientos, sin oponer resistencia, Shalltear estaba siendo amonestada por Albedo e incluso tenía rastros de lágrimas en los ojos.

Viendo esto, Ainz sabía que sus propios ojos se llenaban de una sensación de anhelo.

Le vino a la mente la escena de Bukubuku Chagama molestando a su hermano menor Peroroncino, y sus camaradas alrededor, riendo mientras los observaban.

La misma escena se estaba sobreponiendo al comportamiento de los NPCs.

Cuando Ainz estaba a punto de levantar la mano, se detuvo a mitad del aire. Como si una pared de cristal bloqueara su camino.

Lo que Ainz sintió fue soledad.

El cálido lugar en el que se encontraban los Guardianes, era como una proyección sobre una pantalla--- un lugar diferente y alejado al suyo.

Si Ainz fuera a unírseles, ellos asumirían posturas serviles. Pero sería simplemente porque se sentirían intimidados, diferente a la calidez de sus camaradas del pasado.

Sintió que era lamentable.

Mientras su mano caía débilmente a un lado, como si hubiera sentido algo, Albedo se dio la vuelta y observó en silencio a Ainz. Era imposible discernir las emociones escondidas dentro de él a través de sus ojos. En el momento en que Ainz le iba a preguntar por qué lo estaba mirando a pesar de esto, se sorprendió por la cariñosa luz que reflejaban sus pupilas.

Ella le extendió suavemente la mano. Luego de dudarlo por poco tiempo, Ainz tomó su mano--- y se unió al resto de los Guardianes.

Albedo fue la primera que habló, y luego la siguieron los otros.

“Ainz-sama también, por favor dele a Shalltear una firme reprimenda.”

“¡Estoy de acuerdo! ¡Por favor dígale algo duro a esta idiota!”

“Es cierto, creo que sería prudente darle unas palabras duras de advertencia.”

“Se tratan de las preciosas palabras de Ainz-sama así que asegúrate de escuchar con atención”

“P-pero no sea tan malo… uh, um, quiero decir…”

“--- Ja, jajaja.”

A pesar de la sorpresa en los ojos de los Guardianes, Ainz no pudo detener la risa que explotó de sus labios--- no, de su corazón.

Habiendo reído a plenitud, Ainz silenciosamente volvió la vista hacia Shalltear.

“Aunque ya antes le dije esto a Albedo, Shalltear no tiene la culpa de este incidente. Toda la culpa recae sobre mí. Mis predicciones no llegaron hasta este punto a pesar de toda la información que había logrado obtener. Shalltear, no tienes la culpa de nada. Recuerda estas palabras.”

“G-gracias.”

“Le encargaré la tarea de averiguar lo que le pasó a Shalltear, a Demiurge. ¿Qué tal?”

Demiurge agachó la cabeza para expresar su reverencia hacia la orden. Entonces, como si hubiera recordado algo, preguntó.

“Ainz-sama. Sobre Sebas---”

“Él es carnada.”

Los Guardianes asintieron con la cabeza aceptando la orden que Ainz había proclamado tranquilamente de que uno de los suyos sería usado como carnada. Era obvio para ellos que la voluntad del amo de la Gran Tumba de Nazarick tenía precedencia sobre la seguridad de su camarada.

“No deseo hacerlo, pero no hay otra alternativa… Aunque no sé por qué Shalltear fue atacada, si el enemigo fuera a moverse de nuevo, hay una gran posibilidad de que su siguiente objetivo sea alguien que la había acompañado. Es por eso que no le llamé de vuelta para darle un ítem de Clase Mundial… Albedo, escoge a alguien para que observe en secreto los alrededores de Sebas… Incluso si Sebas es carnada, no tengo intención de perderlo tan fácilmente. Dile al observador que se enfrente al enemigo si se aproximan.”

Habiendo dado esta orden, Ainz entrecerró los ojos. La intensidad de las llamas rojas disminuyó ligeramente.

(… No sé quien usó un ítem de Clase Mundial en Shalltear, pero eventualmente, en algún lugar, nos enfrentaremos. En ese momento, ¡me aseguraré de pagar esta deuda completamente!)

“Oigo y obedezco. Tomaré su fuerza en consideración y enviaré a alguien tan pronto como sea posible.”

“Te lo encargo. Aunque he aprendido que la resurrección es posible gracias a Shalltear, no deseo jamás volver a tener que matar aquello que mis camaradas han creado.”

Profundamente conmovidos, ellos agacharon las cabezas. Incluso si los Guardianes ya sabían que eran preciados para Ainz, oír las palabras directamente de su boca hacía que fueran incluso más efectivas.

Como si se acabara de dar cuenta vagamente de lo que en realidad le había pasado, la cara de Shalltear se mostró horrorizada y luchó por ocultar la vergüenza de su expresión. Ainz le hizo un gesto para que se olvidara de ello.

En ese momento, alguien habló a su lado.

“Uh, um, Ainz-sama.”

“¿Qué sucede, Mare?”

“Um, eh, bueno, las huellas de la batalla, ¿debería ocultarlas?”

“No es necesario. ¿No lo sabías? Si destruyes un cristal de magia sellada, una poderosa explosión se producirá y destruirá completamente el área.”

“¿De-de veras?”

“… Perdona, mentí. Es de este modo. Algunas veces, incluso una mentira puede volverse verdad. Los cristales de sellado mágicos se supone que son bastante valiosos, así que no serán capaces de probarlo. Albedo, crea una grieta en el cristal de Nigun. Dile al herrero en jefe que haga lo mismo con la armadura que ordené. Debe parecer que fue usada en batalla.”

“Llevaré a cabo sus órdenes.”

“Parece que he sido muy ingenuo. No hay duda que existe un enemigo cerca a nosotros que busca dañar Nazarick. Debemos poner en marcha el plan para reforzar Nazarick tan pronto como sea posible. Por esa razón, usaré mis habilidades para crear un ejército de no-muertos. Ya dije esto antes… ah, ¿en ese momento sólo Albedo estaba presente entonces? No importa, ésta es nuestra primera prioridad. Deseo establecer un plan para recolectar los cuerpos del cementerio de E-Rantel.”

“Hay algo que quisiera decirle concerniente a ese asunto, Ainz-sama.”

“¿De qué se trata, Albedo?”

“Cuando Ainz-sama crea no-muertos con sus habilidades, es de mi conocimiento que al usar humanos como base, como mucho, resulta en tipos de sirvientes no-muertos débiles, incluso si son de rango intermedio.”

“Cierto. ¿Qué hay con ello?”

Los no-muertos creados de los cuerpos de los miembros de la Escritura de Luz Solar eran, a lo mucho, de nivel 40. Cuando él había tratado de hacer que sobrepasaran ese nivel, luego de cierto tiempo, los no-muertos desaparecían junto a sus cuerpos.

“Sí. En realidad, he pensado en una forma para obtener nuevos cuerpos. ¿No consideraría usar cadáveres de otras razas no humanas?”

“… Voy a asumir que no estás hablando de los sirvientes de Nazarick.”

“No, por supuesto que no. Hablo de otra raza diferente.”

Albedo sonrió. Una sonrisa que era al mismo tiempo cruel--- y hermosa.

“Aura descubrió un pueblo de Hombres-lagarto. ¿No consideraría invadir sus tierras y eliminarlos?”

32 comentarios :

  1. Muchas gracias Erb te agradezco todo el tiempo que inviertes en esto para que nosotros podamos disfrutar de esta excelente serie.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la traduccion Erb, ahora si lo leeré todo junto nuevamente

    ResponderEliminar
  3. gracias por el cap, primera vez que estoy al dia y se sintio extremadamente corto....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te entiendo hermano, luego alcanzas las que están en ingles y el sentimiento se hace aun peor Dx
      en...fin gracias erb por la traduccion

      Eliminar
  4. los primeros capítulos de hombres lagarto son un poco tediosos por que no hay batallas importantes pero luego se pone bueno bueno :D

    ResponderEliminar
  5. La curiosidad me hizo termina de leer el volumen en Ingles, pero no hay nada más placentero que leerlo en tu idioma materno. Gracias por el esfuerzo y la dedicación. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. gracias por tomarte el tiempo para traducirnos esta maravillosa novela

    ResponderEliminar
  7. Y a esperar el tomo 4 que será todo dedicado a los hombres lagartos :D

    ResponderEliminar
  8. hola chicos,he bscado en todo internet una traduccion digna y ustedes son los primeros con una buena traduccion,se les agradece el tiempo invertido,el motivo por el que me comunico cn ustedes es para pedirles permiso para compartir su traduccion en mi blog,actualmente estoy compartiendo una traduccion por asi decirlo no tan buena que casi no se entiende,y lo probematico es que la entrada esta teniendo muchas visitas ,por favor les pido el pérmiso para compartir su buena traduccion,obviamente dare los creditos completos a su blog y si lo desean puedo incluir un redireccionamiento hacia su blog,esta es la entrada en la cual comparto el manga la novela y el anime: http://descargarmangasenpdf.blogspot.com/2015/08/overlord-espanolnovela-ligerapdf.html (se los dejo por si desean chequearla)

    por favor se los pido esto lo hago para compartir contenido no para beneficiarme economicamente(no utilizo acortadores de links para beneficiarme)

    bueno gracias por leer mi discurso XD y espero su respuesta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gustavo,
      Supongo que debería estar agradecido de que al menos me lo preguntes. Gracias por eso. Sí puedes poner mi traducción en tu página pero deja un link para mi blog también. Tampoco hay necesidad de mentir. ¿Tanto trabajo para no monetizar? no lo creo. Se ve tu página. Suerte.

      Eliminar
    2. XD si se escucha raro lo de no lucrarme de eso jajajaaj tal vez en un futuro lo haga pero ahorita solo lo hago por diversion ,te agradezco por darme permiso para compartir tu contenido en mi blog ,pondre un anuncio en mi blog con redireccionamiento hacia aqui, ya que he visto varias paginas qe tienen su traduccion y ni creditos ni el link hacia su pagina ponen,se agradece en serio

      Eliminar
    3. Bueno, gracias por preguntar. =)

      Eliminar
  9. Gracias la traducción ya quiero saber que sigue :3

    ResponderEliminar
  10. Genial, Shalltear fue revivida, q emoción, pregunta: Ainz no habría podido darle algo de busto a la pequeña vampiro? Jajajajaja hubiera sido genial, pero entiendo q su falta de pecho forja su carácter así q esto abría afectado drásticamente la personalidad de Shalltear, jajajajaja gracias por la traducción y el arduo trabajo, leer Overlord me relaja demasiado, en este momento es muy importante para mi; así q de desde el fondo de mi corazón no puedo hacer más q dar gracias. Gracias, gracias y mil gracias.

    ResponderEliminar
  11. gracias por el capitulo, y gracias por llevar el proyecto :D

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la traducción! Esperaré ansioso por las demás

    ResponderEliminar
  13. Tan bellamente cruel, no hay duda de su lealtad y su aprecio entre ellos... Pero no hay duda de que son realmente "los malos de la película", una historia realmente atrapante en la que los protagonistas realmente son los malos...

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias por tu traduccion

    ResponderEliminar