sábado, 6 de junio de 2015

Overlord v2 c3 p1

Traductor: Erb
____________________


Capítulo 3
El Rey Virtuoso del Bosque
Parte 1



Clementine regresó al mausoleo secreto que le servía de base a Khajiit debajo del cementerio de E-Rantel.
Estaba prácticamente hirviendo de la cólera.
Sus pasos eran apresurados, sus cejas estaban fruncidas y su boca estaba torcida. Sus finas facciones estaban retorcidas en una fea mueca.

Su personalidad probablemente es incluso más fea.
Khajiit murmuró mentalmente, y ordenó a los zombis que acababa de crear a que se dirijan al área de espera.

"Oh~? Nuevos zombis? Ya son más de 150, la Perla de la Muerte es en verdad excepcional~"

Usando el hechizo de 3er nivel [Crear No-Muerto], el número de no muertos que podían ser controlados dependía de la habilidad del encantador mágico. Mientras más fuerte el no-muerto, menor sería el número de los que podían ser controlados. Pero para unos no-muertos de clase baja como estos zombis, Khajiit, quien era increíblemente hábil en el control de no-muertos, podía controlar a más de un ciento de ellos. Y la razón por la que Khajiit podía hacer esto, era gracias al ítem que poseía ---la Perla de la Muerte.

"El problema es que te gusta jugar demasiado."

"Discúlpame~"
Clementine, estaba inclinada en una disculpa, pero su rostro no mostraba ningún rastro de que estuviera arrepentida.
"Pero~ Todo es culpa de esos tipos que mueren tan fácilmente~ No pueden ni siquiera aguantar algo simple~"

"...Por la forma en que los dejas, cualquiera moriría fácilmente..."

"Los aventureros no mueren tan fácilmente~"

"Estas son personas normales...morirán fácilmente ya que no son aventureros...Clementine, decir cosas tan obvias para pasar el tiempo es uno de tus pasatiempos?"

"Muy bien, muy bien~ Discúlpame~ No lo haré de nuevo, por favor perdóname~"

Khajiit chasqueó la lengua:
"No te creo, simplemente deja de secuestrar personas por ahora."

"Sí~"
Su respuesta tan despreocupada hizo que Khajiit frunciera el ceño. Pero ya sabía que seguir discutiendo seria inútil así que dejó de reprenderla. Solo mostraba su desaprobación con el seño fruncido, lo que fue ignorado como siempre.

"Pero~ Estoy tan aburrida~ Por cierto, a donde se fue él?"

"No ha regresado todavía?"

"No todavía, he vuelto con las manos vacías nuevamente~ Ahora es una buena oportunidad, que tal si secuestramos a la abuela~?"

"No seas imprudente. No subestimes a la vieja, ella es capaz de usar hechizos del 3er nivel y es famosa en esta ciudad. Solo nos traería problemas si no planeamos bien cualquier movimiento contra ella."

"Eh~ Pero~"
Khajiit buscó debajo de su túnica y tomó una joya negra:
"...Clementine, para poder convertir esta ciudad en el reino de la muerte, tuve que invertir muchos años en los preparativos. No quiero que tus tontos juegos desbaraten mis planes. Si sigues causando problemas...te mataré. Entendido?"

"...Se llama la Espiral de la Muerte, no es cierto?"

"Correcto, estamos llevando a cabo el ritual principal."
En los lugares donde se reunían los no-muertos, era posible crear no-muerto de un nivel incluso mayor. Si no-muertos fuertes fueran a reunirse, sería posible crear no-muertos incluso más poderosos. El ritual mágico que explotaba esta cualidad en forma de espiral, que permitía crear no-muertos cada vez más poderosos y que hacía posible destruir una ciudad entera, era conocido como "Espiral de la Muerte".

En el pasado, este malévolo ritual había sido usado para convertir una ciudad en el reino de los no-muertos.
El objetivo de Khajiit era convertir E-Rantel en una 2da ciudad de no-muertos, y usando el poder de los muertos en la ciudad convertirse a sí mismo en un poderoso no-muerto.

Había puesto mucho esfuerzo en los preparativos para alcanzar su objetivo. No podía permitir que ésta mujer que había aparecido hace unos días atrás deshaga todos sus planes.

"Lo entiendes?"
Khajiit vio a través de la bonita expresión con las mejillas hinchadas que le mostraba Clementine y sintió su cruel expresión. En ese instante, el deseo de matar de Clementine estalló como un repentino soplo del viento.

Clementine acortó la distancia, atacando con una velocidad sorprendente.
La espada corta brilló mientras avanzaba hacia la garganta de Khajiit--

El arma que Clementine usaba era un arma penetrante conocida como estilete.
Este tipo de armas tenían formas limitadas para atacar y eran difíciles de blandir. Pero a Clementine le gustaban, así que había entrenado sus músculos, escogido su equipo y aprendido las técnicas. Todo como preparación para matar de un solo golpe.

Luego de desarrollar su habilidad, Clementine sobrevivió incontables batallas contra hombres y monstruos, y alcanzó un nivel en el que era imposible que una persona común pudiera esquivarla.

Clementine tenía talento innato y un potencial increíble, así que era natural para ella alcanzar tal estado luego de pasar casi toda su vida aprendiendo sus habilidades.

Pero su objetivo tampoco era una persona cualquiera.
El orgullo de Zuranon, Khajiit de los doce discípulos, no moriría tan fácilmente.

---La ineludible punta de la filosa espada fue bloqueada por una garra blanca que erupcionó desde la tierra. Era una garra hecha de incontables huesos humanos. Era la garra de un gran lagarto.
La garra se movió y la tierra alrededor de ella comenzó a temblar. Esta inmensa extremidad parecía estar bajo el control de Khajiit.

Sintió la presencia un poderoso no-muerto a sus pies. Sintiéndose satisfecho, Khajiit miró fijamente a Clementine: "Que ataque tan insignificante. Lo único que has logrado es distraerme lo suficiente como para perder el control de los no-muertos por un momento."

"Eh~ Perdóname por eso~ pero ni siquiera usé todo mi poder. Tú en cambio tuviste que usar toda tu fuerza para bloquear el golpe, correcto?"

"No digas tonterías Clementine. Tú no eres de las personas que pueden controlarse."

"Que~ viste a través de mi!? Correcto, si no lo hubieras bloqueado, tu hombro hubiera sido apuñalado. Pero no planeaba matarte~ De verdad."

Viendo a la mujer delante de él sonreír, Khajiit frunció el ceño.

"Y también puedo derrotar a esa cosa~ Tal vez tendría oportunidad contra un encantador mágico, pero siendo un guerrero, soy más que capaz de vencerlo, está bien? Es solo que no soy muy buena usando armas contundentes~"

"...Tal vez seas fuerte contra los seres vivos con tu técnica de matar de un solo golpe, pero qué tal te iría contra no-muertos que ni siquiera tienen puntos vitales? Realmente crees que ésta es mi carta del triunfo final?"

"Hmmm~...Tienes razón~"
Clementine miró hacia el pasaje, aparentemente sintiendo a los no-muertos controlados por Khajiit quienes esperaban dentro.
"Podría ser capaz de encargarme de algunos de ellos...Pero en estas circunstancias, la batalla se convertiría en una guerra de desgaste y probablemente perdería~ Perdóname Kaji-chan."
Clementine movió el arma que sostenía en la mano devuelta dentro de su túnica y la tierra dejó de temblar.

"Pero~ Era de esperarse del control de no-muertos aumentado~ eso fue realmente impresionante!"

Clementine se dio la vuelta y se alejó caminando luego de decir eso.
"Ah sí. No tocaré a la abuela hasta el mismo final y tampoco secuestrare más personas, eso será suficiente, verdad?"

"...Sí."

Khajiit no pudo relajar el poder en sus manos hasta luego de que Clementine se hubiese marchado. Incluso cuando su figura desaparecía a través de la salida del mausoleo subterráneo.

"Mujer demente."
Con estas palabras, Khajiit terminó su conversación.
El también tenia fallas de carácter, pero no al nivel de Clementine.
"Que fuerza tan increíble...no, es tal vez debido a su fuerza que su personalidad terminó tan retorcida."
Clementine era fuerte, incluso entre los doce más altos miembros de su organización secreta, Zuranon, solo tres hubieran sido capaces de derrotarla. Lamentablemente, Khajiit no se contaba entre ellos. Incluso si usaba su ítem especial, estimaba que sus posibilidades de ganar eran solo del 30%.

"El antiguo 9no miembro de la Escritura Negra, huh...Una psicópata con la fuerza de un héroe, no es alguien con la que se pueda jugar."









Nfirea suspiró profundamente y murmuró:
"Así que algo como eso sucedió."

Nfirea conocía bien a los padres de Enri. Eran los padres ideales y Nfirea sentía envidia de las dos hermanas.
Nfirea había quedado huérfano desde muy joven y solo tenía memorias vagas de sus padres. Siempre que se mencionaba a padres excelentes, Nfirea pensaba en los padres de Enri.

Sintió rabia contra los caballeros imperiales impostores que habían tomado la vida de los padres de Enri. Pensaba se lo merecían cuando oyó que los habían matado. Estaba furioso contra los altos rangos de E-Rantel por haberse negado a enviar solados. Pero la que debía estas más molesta y triste, Enri, había puesto sus sentimientos a un lado, lo que se sentía un poco extraño.
Nfirea observaba mientras Enri recordaba el pasado, sin estar seguro sobre si debía consolarla o no, ella limpió las lagrimas en sus ojos y sonrió:
"Todavía tengo a mi hermana, es por eso que no puedo deprimirme de este modo."

Nfirea, quien había estado a punto de levantase, se sentó de nuevo. Pensó que era lamentable haber perdido la oportunidad de consolarla, y también pensó que él mismo era realmente un inútil.

Pero--Sus sentimiento de querer protegerla permanecían iguales. Luego de dudarlo, Nfirea se había decidido. No dejaría que nadie además de él se sentara al lado de Enri. Incluso si esa persona era lo suficientemente fuerte como para proteger a Enri.

Era un poco apresurado, pero Nfirea no quería perder a Enri, así que decidió expresar los sentimientos que había guardado desde la primera vez que había venido al pueblo cuando era niño.

"Bueno entonces---"
No pudo decirlo. Su garganta parecía haberse quedado pagada y cerrada. Dilo, dilo. Quería obligarse a decirlo, pero las palabras parecían estar atoradas en su garganta y no salían.

Enri y Nfirea tenían la edad suficiente para casarse, y con el dinero que Nfirea ganaba como farmacéutico era suficiente para mantener a Enri y a su hermana.

Estarían bien incluso si tuvieran un hijo...

El escenario de tener su propia familia apareció en su mente---pero detuvo su imaginación que ya se salía de control. Dándose cuenta de que Enri lo miraba con una expresión desconcertada, Nfirea se puso incluso más ansioso.
Su boca se abría y se cerraba.
Me gustas.
Te amo.
Pero no pudo decir estas cosas ya que tenía miedo de que ella lo rechazara.
Debería decir algo para acortar la distancia entre los dos.
La ciudad es más segura, quieres ir a vivir allí junto a mi? También me haré cargo de tu hermana. Y si quieres trabajar, puedes ayudar en la tienda de mi abuela.
Si te sientes incomoda en la ciudad, haré todo lo que pueda para ayudarte.

Solo con decir esto sería suficiente. La posibilidades de ser rechazado serían menores a si expresaba su amor.
"Enri!"
"Q-Que pasa? Nfirea."
Enri se sorprendió por el súbito grito y Nfirea comenzó su confesión:

"--Si...si tienes algún problema por favor cuéntamelo. Haré todo lo que pueda para ayudarte!"

"Gracias!...Nfirea eres un gran amigo, más de lo que merezco!"

"Ah, ah, ermm...No, no lo menciones, nos conocemos desde hace tanto tiempo."
Incapaz de decir nada más para hacer sonreír a Enri, Nfirea lamentó su propia inutilidad. Al mismo tiempo, sentía que Enri era realmente linda y hablaron por un momento sobre su infancia.
Cuando el tema llegó a su fin, Nfirea preguntó:
"Por cierto, de donde salieron esos goblins?"

Esos goblins se dirigían a Enri como 'Hermana Mayor' y al contrario de los goblins normales que habían visto en el camino, cada uno de ellos se veía como un guerrero veterano. No solo eso, viendo los rastros de un Encantador Mágico en el pueblo era incluso más sorprendente. Se preguntaba cómo Enri, que era solo una chica de pueblo, había llegado a conocer al grupo de goblins y cuál era la naturaleza de su relación.

Enri respondió simplemente:
"Use el ítem que dejó el salvador del pueblo, Ainz Ooal Gown, y ellos aparecieron. Obedecen todas mis órdenes."

"Ya veo..."
Los ojos de Enri brillaron como estrellas, lo que hizo que Nfirea se sintiera miserable mientras respondía casualmente.
Ainz Ooal Gown.
Enri había mencionado ese nombre ya varias veces.
Cuando el pueblo de Carne estaba siendo atacado por caballeros disfrazados como Caballeros de Imperio, un misterioso Encantador Mágico, que de casualidad pasaba por allí, había salvado el pueblo con sus sorprendentes poderes. Él era el héroe que había salvado a Enri y a quien Nfirea debía agradecer.

Pero la expresión de Enri hacía que le fuese difícil expresar su gratitud.
Esta era la reacción natural de Enri al mencionar a su salvador, pero sentimientos de celos de pronto aparecieron en el corazón de Nfirea. La naturaleza del hombre es competitiva, así que sentía celos porque Enri no mostraba esos sentimientos hacia él. Estaba atrapado en estas turbias emociones y feos pensamientos.

Y se estaba sintiendo miserable. Nfirea trataba de alejar esas emociones de su mente y pensó acerca del ítem que Enri mencionaba.
Había sido usado para invocar a los goblins, y era llamado [Cuerno del General Goblin].
El gran Encantador Mágico quien había salvado al pueblo obviamente le había dicho algo a Enri sobre este cuerno, pero ya que su mente estaba confundida en ese momento, no podía recordar todo con claridad.
Nfirea pensaba que esto era extraño.
Tal vez no recordaría que tipo de ítem era, pero no debería haberse olvidado sobre él. Ya que era un ítem con funciones especiales, uno no debería olvidarse de él incluso luego de oírlo solo una vez.
Habían muchos ítems que podían usarse para invocar, y también habían muchos hechizos de invocación. Pero los seres invocados desaparecían luego de un tiempo predeterminado.

Los "monstruos invocados" no eran monstruos que podían ser controlados por un largo periodo de tiempo.
Si un ítem podía lograr esto, la historia de la magia hasta este punto seria reescrita.
Que tan valioso podría ser un ítem de ese tipo? Enri parecía no darse cuenta del valor del ítem, pero si fuera a venderlo tendría el dinero suficiente como para no volver a preocuparse en toda su vida.

Enri había usado este raro ítem por que no quería que los pobladores fueran heridos nuevamente. Nfirea pensaba que esta forma de actuar era típicamente de Enri, era por eso que los goblins invocados protegían el pueblo, llamaban Hermana Mayor a Enri, seguían sus ordenes e incluso ayudaban en los campos de trigo. No solo eso, también había oído que estaban enseñando a los pobladores a manejar el arco y mostrándoles maneras de protegerse a sí mismo. Esa fue la manera en que el pueblo había obtenido a sus nuevos residentes.

Parte de la razón por la que el pueblo había aceptado a los goblins era porque habían sido atacado por caballeros, quienes eran humanos también. Ya no podían confiar en otros humanos de la misma manera como antes, y al mismo tiempo se había hecho mas fácil para ellos aceptar la ayuda de los goblins.

La principal razón sin embargo era que aquel ítem era un regalo del Encantador Mágico que había salvado al pueblo.
"Esa persona se hace llamar Ainz Ooal Gown, verdad? Qué tipo de persona es él? Quiero expresarle mi gratitud."
Nfirea no tenía idea de quién era Ainz Ooal Gown. Enri decía que no sabía cómo se veía debajo de la máscara, así que incluso si fuese alguien a quien Nfirea conocía, no podría decir quién era. Pero cualquiera que regalara un ítem tan valioso debía ser una gran persona. Nfirea no lo hubiera olvidado nunca si hubiera conocido a una persona así antes. Luego de decirle a Enri lo que pensaba, Enri se veía decepcionada.

"Ya veo. Pensé que Nfirea podría saber de quién se trataba..."
La reacción de Enri hizo que su corazón se acelerara y su espalda comenzó a sudar.
"Dejando de lado las apariencias, considerando su fuerza, la posibilidad de que fuera alguien popular es alta." Estas palabras que había escuchado la noche anterior le llegaron a la mente y su respiración se volvió irregular.

Calmando su intranquilidad por un momento, Nfirea preguntó:
"Eh, Enri, que es lo que pasa? Por qué quieres ver a esa persona?"

"Huh? Bueno, quiero agradecerle debidamente. Los pobladores propusieron construir una pequeña estatua de bronce para recordar que salvó nuestras vidas, y yo quería agradecérselo también."

Sintiendo que el sentimiento de amor, que él temía, estaba ausente, Nfirea suspiró aliviado, relajando sus tensos hombros:
"Oh ya veo, erm...phew. Es cierto, necesito darle las gracias. Si hay algo en especial que recuerdes sobre él, podríamos reducir el área de búsqueda...Oh cierto, sabes qué hechizos uso?"

"Ah, magia. Fue impresionante. Con un fuerte bang de relámpago, el caballero cayó."

"Relámpago...Escuchaste que dijo la palabra relámpago?"
Enri miró al cielo y asintió fuertemente.
"Sí!...Escuché que dijo eso."
Pero fue un poco más largo...Escuchando los murmullos de Enri, Nfirea juzgó que lo que murmuraba era lo que el Encantador Mágico había dicho para activar el hechizo.

"Ese...es un hechizo de 3er nivel."

"...3er nivel...eso es sorprendente?"

"Definitivamente! Yo solo puedo usar magia de nivel 2, el 3er nivel es el nivel más alto que una persona normal puede alcanzar. Pera niveles mayores, tendrías que ser una persona con talentos innatos."

"Sir Gown es sorprendente!"

Enri estaba impresionada y asentía, pero Nfirea no pensaba que este Encantador Mágico estuviera limitado al 3er nivel. Había sido capaz de entregar ese ítem casualmente, así que podría ser capaz de usar el 5to nivel de magia y eso estaba en el nivel los héroes.
Por qué una persona como esa vino a este pueblo?
El desconcertado Nfirea no pudo evitar inclinar la cabeza a un lado, pero las dudas en su mente desaparecieron cuando escuchó lo siguiente que le dijo Enri:

"No solo eso, también nos dio una poción de color rojo--"
La historia que había escuchado eran piezas separadas de un solo incidente, lo que recordó a Nfirea de una conversación que había tenido hace poco tiempo atrás.




"Te pagaré por las molestias, podrías describirme en detalle a la persona que te dio la poción?"

La guerrero llamada Brita se había mostrado fastidiada por la pregunta de Lizzie:
"Qué está planeando al preguntar eso?"

"Obviamente, me servirá de pista para encontrarlo. Si encuentro al misterioso hombre en armadura completa, podría decirme en donde encontró esa poción, correcto? Tal vez lo diga accidentalmente. Si es un aventurero, planeo contratarlo. Qué opinas sobre esto, Nfirea?"




Esta era la razón por la que Nfirea había preguntado por Momon por nombre.
Quería encontrar información sobre la poción al profundizar su amistad con Momon. Aparte de esto, durante el proceso de recolección de hierbas, Momon tal vez sin darse cuenta dejaría escapar alguna otra información.

Nfirea trabajó duro para ocultar su emoción, y le preguntó a Enri con una voz calmada como antes:
"Oh, qué tipo de poción era esa?"

"Eh?"

"Ya sabes, soy un farmacéutico, estoy interesado en pociones."

"Ah, es cierto! Este tipo de cosas son tu trabajo."
Enri le dijo a Nfirea todo sobre como el Encantador Mágico le había entregado la poción.
Enri mencionó las sorprendentes hazañas de Ainz Ooal Gown mientras le contaba lo otro, lo que habría hecho que Nfirea sintiera celos. Pero en este momento, la mente de Nfirea estaba completamente concentrada en algo más.
Luego de consolidar toda la información y revelar varias capaz de mascaras, la identidad secreta finalmente fue revelada.
La poción en E-Rantel y la poción que Enri había bebido eran la misma cosa. Y la gente que aparecía en ambos lugares eran un dúo de viajeros consistente en un Encantador Mágico y un guerrero en armadura negra.

Solo había una respuesta, pero habían dos candidatos para llevar el nombre de Ainz Ooal Gown. Por la descripción de Enri, parecía que era un hombre, pero Nfirea preguntó para estar seguro:
"...La persona llamada Ainz Ooal Gown, podría haber sido...una mujer?"

"Mmmm? No? No vi su cara, pero la voz era la de un hombre."
Esta evidencia no era suficiente para probar que era definitivamente un hombre, podría haber usado hechizos o ítems para cambiar su voz. Pero se sentía mal igualar a Nabel con Ainz Ooal Gown. La fría y torpe Nabel comparada al inteligente, sereno y servicial Ainz, eran demasiado diferentes. Sería una exageración relacionarlos juntos---

"La persona en armadura negra parecía llamarse Albedo."

"Ya, Ya veo..."
Recordó que Nabel había mencionado ese nombre.
El secreto había sido revelado.
Ainz Ooal Gown es---Momon.
Esto mostraba un increíble hecho.
El Encantador Mágico que había salvado el pueblo también era un consumado guerrero.
Habían guerreros entrenados en magia, pero el balance tendía a una de las dos habilidades. Era lo mismo para los Encantadores Mágicos. Si un encantador mágico basado en mana usaba armadura pesada, entonces no sería capaz de activar sus hechizos.
Un Encantador Mágico de 3er nivel y un aventurero espadachín de nivel de Adamantita, era una existencia absurda. Si alguien así realmente existiera, él seguramente sería un héroe entre héroes.
Pero si ese era el caso, entonces por que había preguntado tantas cosas durante su viaje?
La explicación mas lógica era que era un Encantador Mágico que había aprendido técnicas desconocidas en una nación extranjera, así que no sabía estas cosas. Si ese era el caso, sería natural que poseyera pociones extrañas de las que Nfirea no conocía nada.

Nfirea había obtenido esta información y su respiración se torno difícil. No pudo evitarlo incluso cuando sabía que Enri lo miraba con extrañeza.

Sentimientos complicados llenaron su corazón en ese momento.
Comparado a Ainz, quien había salvado a Enri y le había entregado una poción, él era despreciable y detestable por acercarse a Ainz con la intención de aprender los secretos de la fabricación de ese tipo de pociones.
Enri preferiría a un hombre como aquél.
Nfirea no podía evitar suspirar cuando pensó en eso.

"Estas bien? No te vez muy bien."

"Erm, sí. Estoy bien, solo estoy pensando en algo..."

Si descubría como crear las pociones, podría salvar a muchas personas y limpiarse el sentimiento de culpa que sentía. Pero las posibilidades de que lo lograra eran pocas. Solo quería obtener nuevos métodos de crear pociones como farmacéutico.

Ainz Ooal Gown no sólo era un poderoso guerrero, si no también un excelente Encantador Mágico. Una belleza lo acompañaba, poseía pociones desconocidas y tenía un fuerte sentido de la justicia para salvar al pueblo cuando estaba en peligro. Nfirea comparaba un hombre así con él mismo.
Nfirea sintió un deprimente abismo de diferencia entre él mismo y Momon---no, Ainz Ooal Gown.

"Que es lo que sucede? Te vez raro?"

"Ah, sí. No es nada."
Nfirea contuvo un suspiro y sonrió, pero no estaba seguro de que había sonreído naturalmente. Enri hizo una expresión que mostraba que había visto a través de la sonrisa falsa de Nfirea.
"...Que debería hacer? Enri odia al as personas quienes ocultan sus vergonzosos asuntos correcto?"

"...Antes de ser llamados ante Dios, todos tenemos cosas que mantenemos secretas en el corazón. Especialmente cosas que causarían infortunio si son dichas. Pero si mantener estas cosas en secreto causa infortunio a otras personas, eso sería diferente...No te detesto por esto, así que no importa que crímenes hayas cometido, pero sería mejor que te rindas a las autoridades."

"...No, no cometí ningún crimen."

"Eh...Sí! Eso es correcto! No había forma de que Nfirea pudiera cometer algún crimen! Confío en ti plenamente."
Mirando a Enri quien reía fuertemente, Nfirea relajó sus hombros.

"Tengo que agradecértelo. Haces que las cosas sean más fáciles de ciertas maneras. Trabajaré duro para lograr ser tan bueno como lo es él."
Para poder levantar la cabeza en alto y decirte que me gustas. Que te amo.

En respuesta al determinado anuncio de Nfirea y de sus palabras anteriores, la confundida Enri simplemente asintió y sonrió cortésmente.




2 comentarios :

  1. gracias amigo,por traducir no puedo decir mas XD, yo no se japones por lo que no se si esta bien o no pero desde mi punto de vista esta perfecta quizas una z en una palabra que deberia ser una s pero puede que lo halla visto mal

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con Exilion xD gracias por la traduccion =)

    ResponderEliminar