sábado, 25 de julio de 2015

Overlord v3 Intermedio

Traductor: Erb
____________________


Intermedio


La capital real del Reino de Re-Estize.

En lo más profundo de la capital real, alrededor de veinte enormes torres circulares habían sido construidas a distancias iguales la una a las otras y conectadas por paredes, éstas formaban el castillo real Ro-Lente. El Palacio Valencia se encontraba ubicado dentro de esta área.



Dentro del palacio, había una habitación que tenía una importancia mucho mayor que su maravillosa decoración. Muchos nobles y ministros de estado se encontraban reunidos en este lugar del palacio para atender una reunión.

Entre ellos estaba la figura del Capitán Guerrero del Reino, Gazef Stronoff. Este se encontraba arrodillado ante el rey Lanposa III, que se encontraba sentado en su trono, para jurarle lealtad.


Parecía que había envejecido mucho más.

Aunque sólo había pasado un mes, ésta era la impresión de Gazef al comparar la actual apariencia del Rey con la que tenía antes de que él se marchara.

Su querido monarca. Su cabeza estaba salpicada con blancos cabellos, su cuerpo demacrado estaba más allá de poder ser descrito como saludable, incluso si se trataba de un cumplido, y su expresión facial también era bastante pobre. La mano que sostenía el cetro era delgada como una rama, y la corona sobre su cabeza se veía bastante pesada.

Luego de un reinado de treinta y nueve años, el Rey tenía ahora sesenta años de edad. Originalmente ya era tiempo de que abdicara al trono para su sucesor, pero el problema yacía en el hecho de que no había ningún sucesor apropiado a quien elegir.

No era que no hubiera príncipes que pudieran sucederlo. Aunque había dos príncipes, ellos no se encontraban calificados por mucho. Si fuera a abdicar ahora, definitivamente sus hijos se convertirían en marionetas de los grandes nobles.


El anciano anunció con una voz débil:

“Capitán Guerrero, es realmente esplendido que haya sido capaz de regresar a salvo.”

“Sí! Muchas gracias, su Majestad!”

Oyendo estas palabras de preocupación, Gazef se inclinó profundamente mientras respondía.

“Ah, por supuesto que hemos recibido el reporte, pero aun así quisiéramos pedirle al Capitán Guerrero que personalmente nos dé una explicación detallada del incidente y de lo que pasó exactamente.”

“Como ordene su Majestad.”

Gazef explicó en detalle los eventos que habían acontecido en el pueblo de Carne luego de que había dejado la capital. Particularmente entró en detalles sobre el misterioso encantador mágico con el nombre del Ainz Ooal Gown, pero no mencionó el supuesto espionaje por la Teocracia Slane. Esto fue debido a que a juicio de Gazef, sólo unos cuantos individuos necesitaban conocer sobre esto, y las circunstancias no eran las apropiadas para revelarlo en este lugar.

Por tanto Gazef habló extensamente sobre las hazañas heroicas del hombre que había encontrado y de cómo ese hombre había arriesgado su vida para salvar a los pobladores del peligro.

“Ésta es realmente una hermosa historia. Ponerse en peligro desinteresadamente para rescatar a los débiles…”

Las palabras del Rey estaban llenas de elogio, causando que muchos de los nobles pronunciaran declaraciones despectivas sobre este Ainz Ooal Gown.

Un individuo problemático y sospechoso.

Una persona excéntrica que ni siquiera se atrevió a revelar su verdadero rostro en público.

Un encantador mágico con un nombre extraño.

Eventualmente incluso hubo algunos que expresaron la opinión de que él había organizado este ataque para promocionarse a sí mismo.

Gazef tuvo que controlarse para no mostrar su cólera. Se sentía avergonzado por no ser capaz de decir una sola palabra en defensa de su benefactor que era criticado de esta forma.

Por supuesto, había una buena razón para esto. Se debía a que los nobles que eran cínicos con su benefactor tenían una cosa en común: todos pertenecían al gran grupo conocido como la Facción de los Grandes Nobles.

El Reino de Re-Estize era un estado feudal con el Rey en control del treinta por ciento del territorio, los grandes nobles mantenían el control de otro treinta por ciento y el cuarenta por ciento restante era controlado por los otros, nobles menores...En este momento, el Reino se encontraba internamente dividido en dos grupos, que competían día y noche el uno contra el otro en una pugna de poder.

Uno de los lados apoyaba a la monarquía, mientras el otro lado que apoyaba a la Facción de los Grandes Nobles, incluía a más de la mitad de los grandes nobles. Aunque se encontraban ante la presencia del Rey, este palacio también se había convertido en una extensión de su disputa, un campo de batalla para dos facciones opuestas.

Debido a esto, siendo de la facción pro-monarquía y también un confidente del Rey, Gazef no quería responder tranquilamente. Él sabía que con su torpe forma de hablar no tenía oportunidad de discutir exitosamente contra estos nobles, por tanto era necesario que evitara abrir la boca para no darle la oportunidad a otros de usar sus palabras contra el mismo.

…Los agentes encubiertos de la Teocracia Slane fueron capaces de adelantarse a nuestros movimientos y aparecer en el momento oportuno…esto indicaba que un espía probablemente había infiltrado las más altas esferas de gobierno del Reino. Si éste era el caso, probablemente era alguien entre los seis grandes nobles…

La vista de Gazef se dejó llevar hacia una persona en particular entre las filas de los nobles, un noble con una particular mirada fría.

Esta persona tenía el cabello rubio atado hacia atrás y un par de estrechos ojos azules.

Su piel tenía una coloración blanca poco saludable que sugería que raramente se exponía a la luz del sol y con su larguirucha figura daba la impresión de ser una serpiente.

Aunque su edad no debería llegar a los cuarenta, su apariencia se veía excepcionalmente mayor debido a su tono de piel.

Era uno de los seis grandes nobles, Lord Raeven. Constantemente cambiaba entre las dos facciones como un murciélago para poder avanzar sus propios intereses. Era también uno de los nobles que se habían acercado convenientemente al segundo príncipe del Rey.

Si hay un traidor en el Reino, debería ser este tipo, correcto?

Percatándose de la mirada de Gazef, Lord Raeven curvó los labios que ya de por sí eran bastante delgados. Viendo esta actitud provocativa, la expresión de Gazef se volvió incluso más rígida.

“Esto concluye el reporte del Capitán Guerrero. Hay otros asuntos importantes que deben decidirse.”

El Rey declaró, sintiéndose un poco exhausto, diciéndole a los nobles que se retiraran por el momento. Gazef se dirigió al lado del Rey y estudió a los nobles. Como una persona en la cual el rey confiaba personalmente, ya estaba acostumbrado a estas desagradables miradas.

“Bueno entonces, de acuerdo a la costumbre anual, combatiremos con el Imperio dentro de unos pocos meses. Éste es el siguiente punto en la agenda de hoy. Lord Raeven, explíqueselo a los demás.”

“Sí, su majestad.”

Como un fantasma, el hombre silenciosamente avanzó y comenzó a explicar con una suave voz.

Nadie hizo ningún ruido. Este hombre no sólo tenía influencia sobre ambas facciones, era también el que tenía mayor prestigio entre los seis grandes nobles. Nadie se atrevería a hacer de él un enemigo.

Nadie objetó mientras Lord Raeven repasó el plan de acción y habló sobre la cantidad de soldados que cada uno debía enviar. Luego de explicarlo, sonrió frívolamente hacia el Rey e hizo una reverencia:

“---El reporte ha concluido.”

“Gracias, Lord Raeven. Hay alguien que desee decir algo?”

Una vez más el cuarto se volvió ruidoso por el intercambio de susurros.

“Esta vez es nuestro turno de repeler al oponente. Con esto, procedamos a contraatacar directamente al Imperio.”

“Absolutamente correcto. Ya estoy bastante cansado de simplemente repelerlos.”

“Cierto. Hagamos que esos bufones imperiales experimenten lo peor.”

“Correcto, Earl-sama, justo como dices.”

El cuarto resonó con las alegres risas de los hombres en finas vestimentas.

Dejen de soñar. Qué divertido sería si él pudiera refutar de esta manera.

El Reino y las fuerzas de Imperio se encontraban anualmente en el campo de batalla en las planicies Katche.

Hasta esta fecha, ningún bando había sufrido daños importantes, pero eso se debía a que el Imperio nunca usaba toda su fuerza. Si tuvieran la intención de destruir el Reino, no habría la necesidad de acampar en las planicies Katche y esperar a que las fuerzas del Reino llegaran.

Gazef y unos pocos otros nobles que todavía podían usar sus cerebros reconocían que el motivo por el que el Imperio usaba ese tipo de método era porque querían agotar las fuerzas nacionales del Reino.

Las fuerzas del Reino, estaban compuestas de milicias, y las fuerzas del Imperio, estaban compuestas de soldados profesionales y tenían una jerarquía de Caballeros.

Era obvio a simple vista quién poseía una fuerza militar más poderosa. Debido a esto el Reino tenía que movilizar dos veces los números de las fuerzas del Imperio de su propia población y debido al gran número de tropas, su ejército requería una mayor cantidad de suministros de comida. Aunque había ítems mágicos que producían comida, estos sólo producían alimentos con la finalidad de dar sustento y la comida resultante era tan desagradable que incluso alguien muy hambriento dudaría en comerla, por tanto esas cosas nunca podrían convertirse en la fuente principal de alimento.

Por otra parte, la invasión del Imperio coincidía justo a tiempo con la cosecha de trigo, con la falta de mano de obra en los pueblos, el resultado era que la cosecha se retrasaba.

Sin tener que comprometer todas las fuerzas en el asalto, las fuerzas nacionales del Reino naturalmente se debilitarían, y por consiguiente el poder real también se reduciría.

Ésa era la razón por la que la facción de los Grandes Nobles hacía la vista gorda a esto. Ellos estaban contentos de que la autoridad y el poder de su facción enemiga---la realeza---estuviera decreciendo.

Una vez que nuestra fuerza nacional se volviera demasiado débil, el Imperio podría invadirnos con todas sus fuerzas! Acaso creen que el enemigo está satisfecho con los actuales enfrentamientos? Por qué son tan ingenuos?

Gazef se encontraba exasperado con los nobles que creían que su propio poder podría existir perpetuamente.

“Entonces lo que está diciendo es que ese sospechoso encantador mágico, que rescató al Guerrero Capitán, podría ser alguien del Imperio con el objetivo de infiltrarse en nuestros rangos?”

“Ah, entonces es eso. Oí que el Imperio poseía una academia de encantadores mágicos, así que eso es bastante posible.”

“Los nombres de las personas que viven en la Teocracia Slane consisten en un nombre propio, un nombre de bautismo y un nombre de familia, sería posible que ese nombre fuera un pseudónimo?”

“Los hombres de ese tipo que aparecen en el Reino son siempre los que provocan que los que están a su alrededor se sientan incómodos, creen que debemos pensar en una manera de encargarnos de él?”

“Tal vez deberíamos considerar capturarlo. El gremio de aventureros hace lo que le da la gana porque emplean a un gran número de encantadores mágicos. Sería problemático que otro ser así existiera. Lo mejor para nosotros sería encontrar alguna forma de que obedezca nuestra autoridad.”

“El dinero que se paga al gremio tampoco puede ser tomado a la ligera. Los aventureros en el Reino cobran comisiones irracionales para repeler a los monstruos que residen en el país!”

“Traerlo aquí sería la mejor opción.”

Oyendo esto Gazef no pudo quedarse callado un momento más. De ningún modo podía permitirles seguir difamando al benefactor que había salvado su vida, la de los pobladores y la de sus subordinados.

“Esperen un momento por favor. Primero que nada, ese encantador mágico es extremadamente amigable al Reino. Esa forma de pensar, de querer poner bajo arresto a una persona así, es realmente imprudente---”

Gazef dio su opinión en un intento de desviar la dirección de la cada vez mayor tendenciosa discusión. Varios de los nobles le ofrecieron obvias miradas de desagrado.

Sólo con su talento con la espada, Gazef se había elevado hasta su posición actual. Bajo la mirada de los nobles con largas tradiciones familiares, él no era más que un advenedizo que se había enriquecido de la noche a la mañana.

Era por esto que Gazef era detestado por ellos. Su habilidad con la espada, que no tenía rival en el Reino, sólo incrementaba la profunda hostilidad que sentían los nobles.

Para los nobles, lo que les era más difícil de aceptar era que alguien poseyera habilidades que sobrepasaban las propias, incluso si esta persona fuera de una posición social más baja.

Muchos de los nobles no esperaron a que Gazef terminara de hablar para negar verbalmente a Ainz Ooal Gown uno tras otro, y otros más los acompañaron repitiendo sus negaciones.

El Rey sentado en el trono dijo con voz ronca, con un ligero tono de admiración:

“…Suficiente. Concluimos que el juicio del Capitán Guerrero es correcto.”

“Bueno…si su Majestad lo dice…”

Los nobles no refutaron, temporalmente conteniendo sus sonrisas burlonas.

Gazef le mostró una mirada de gratitud al monarca a quien había jurado lealtad y quien por su parte había elevado la posición de Gazef.

Encontrando la mirada de Gazef, el Rey asintió gentilmente como indicación.

♦ ♦ ♦

Luego de todas las disputas de poder y de reuniones llenas de adulación, su corazón y mente se encontraban agotados. Sin embargo, Gazef no dejó que esto se mostrara en su rostro mientras acompañaba al Rey a través del corredor.

El Rey, quien caminaba usando un bastón, se había lesionado la rodilla en la guerra pasada y a veces perdía el equilibrio, pero teniendo en cuenta la dignidad del Rey, Gasef no extendía su brazo para ayudarlo. Es más, si el Rey hubiera alcanzado la edad en que necesitaba la ayuda de otros para caminar, las voces de la facción de los grandes nobles que pedían su abdicación serían mucho más fuertes, clamando por la abdicación del Rey a favor de un príncipe marioneta que pudiera ser manipulado por ellos.

Aunque esto entristecía a Gazef, el Rey todavía debía caminar con su propia fuerza.

Llegando a los aposentos reales luego de una pequeña caminata a través del corredor, el Rey habló de pronto:

“…La fuerza de los nobles es necesaria para repeler la invasión del Imperio. Si sus consejos fueran rechazados bruscamente, este país podría partirse en dos sin necesitar la intervención del Imperio.”

Aunque lo que dijo fue abrupto, Gazef tenía bien claro lo que el Rey trataba de decirle, por tanto lo único que pudo hacer fue morder sus labios.

“Envidio al Imperio.”

Gazef no tenía palabras para consolar los susurros del Rey.

Tres generaciones atrás, el Imperio también había sido un estado feudal. Sin embargo, el poder de los nobles gradualmente se había debilitado, y cuando el actual emperador ascendió al trono, se convirtió en una monarquía absoluta.

El actual emperador--- Jircniv Rune Farlord el Nix.

Durante su ascenso al trono, las matanzas fueron tan sangrientas que casi fueron suficientes para formar un rio de sangre, por lo que a este joven desde entonces se le conocía como el Emperador de Sangre. Gazef recordaba haberlo encontrado una vez en el campo de batalla, cuando el emperador había intentado reclutarlo.

El emperador en verdad era un líder innato.

“Debido a mi forma superficial de pensar, fui incapaz de protegerte, y eso lo lamento sinceramente. Incluso luego de dar una orden tan peligrosa, fui incapaz de proveerte con el mejor equipamiento para el trabajo…te debemos una disculpa---no, por favor perdóname…Incluso tus subordinados perdieron la vida debido a esto.”

“No, de ninguna forma…”

“Gazef, tal vez no sirva de mucho, pero aunque no pueda llamársele una disculpa, quisiera recompensar a las familias de los que perdieron la vida. Además, me gustaría expresarle mi más sentida gratitud al Maestro Gown por rescatar a mi más leal edecán.”

Incluso aunque no había sido el Rey mismo el que había sido rescatado, aun así quería expresar personalmente su gratitud hacia un mero plebeyo. Este asunto sería problemático, pero---

“Creo que un hombre virtuoso como él quedaría satisfecho sólo con esas palabras.”

“Es…así?”

Dos figuras caminando por el corredor se reflejaron en los ojos del Rey. La bella joven que caminaba al frente llamaba la atención especialmente. La belleza de esta joven se rumoreaba que iba más allá de poder ser capturada en un retrato. Realmente era una belleza indescriptible.

El Rey mostró una sonrisa. El amor que sentía por la joven princesa excedía el que sentía hacia sus otros hijos.

Renner Theiere Chardelon Ryle Vaiself.

La 3ra princesa había heredado la deslumbrante apariencia de su madre, y era conocida por todos como la ‘Princesa Dorada’.

Teniendo ya dieciséis años, había alcanzado una edad donde el matrimonio era común. Ésta era otra de las razones por la que los nobles se empeñaban en causar problemas.

El título se debía a su cabello dorado y suave como la seda que caía por detrás de su cuello. Sus labios tenían una apariencia sana y un delicado color rosa cereza y sus ojos azules oscuros como zafiros brillaban con calidez y energía.

El elegante vestido blanco incrementaba la imagen de pureza que daba a los demás. Alrededor de su cuello colgaba un collar dorado, que parecía como si fuera el emblema de su noble alma.

De pie detrás de ella se hallaba un joven que se encontraba a medio proceso de convertirse de niño a hombre. Llevaba una armadura blanca y podría ser descrito con el término ‘fuego intenso’.

Sobre sus curvados ojos con sanpaku se encontraban dos severas cejas.
(sanpaku - lit. “3 blancos” - se refiere a ojos con el espacio blanco visible por encima o por debajo del iris.)

Su cara tenía la expresión de una voluntad tan fuerte como el acero, con un color de piel bronceado. Por conveniencia para facilitar su movimiento en batalla así como por otras razones, su rubio cabello estaba cortado de forma limpia y ordenada.

Este joven llamado Climb era alguien con quien Gazef no sabía cómo llevarse bien. No era que le desagradara, en realidad le caía bien.

Sin embargo, a Gazef simplemente le era difícil lidiar con la pesada atmósfera que despedía. Gazef no odiaba a los individuos serios, pero esperaba que los otros pudieran relajarse un poco.

Aun así, Gazef entendía perfectamente los sentimientos de Climb.

Climb que siempre había estado al lado de la mujer más hermosa en el Reino, y que sufría de los celos y del resentimiento de los demás, probablemente ni siquiera tenía amigos. También, su origen era como el de Gazef---no, era incluso peor que el de Gazef. Por tanto no podía mostrar debilidad, porque no podía permitir que alguna de sus acciones provocara que su ama sufriera alguna crítica.

“Padre, Capitán Guerrero.”

El Rey sonrió hacia Renner, que corrió hacia él con pasos ligeros, y asintió hacia Climb quien se encontraba inclinado en una profunda reverencia.

“Parece que la reunión finalmente ha terminado.”

“Sí, hubieron muchos temas que discutir.”

“Entonces fue así. Padre, he pensado un poco sobre eso, y quería que escucharas mi idea, por eso te esperaba aquí.”

“Era eso? Siento haberte hecho esperar.”

Sus ideas no eran un asunto trivial.

La otra razón por la que era conocida como la ‘Princesa Dorada’ era porque tenía una mente ágil y un espíritu admirable. No sólo había establecido instituciones de renombre, también proponía nuevas leyes.

Sus propuestas eran casi todas medidas de alivio para los civiles en la parte más baja de la sociedad. Es más, no se trataba de simple caridad, sino que eran políticas de bienestar social que le daban a los civiles que tenían la voluntad de ayudarse a sí mismos la oportunidad de ser autosuficientes.

No sólo eso, pero al mismo tiempo que incrementaban la posición social de los civiles, incrementaban la lealtad que sentían estos hacia la familia real, reforzando la productividad, todo esto afectaba las políticas en las que la familia real tenía intereses.

Aunque había obstrucciones de parte de los nobles que no querían reforzar la posición de los civiles, y casi todas las instituciones establecidas eran disueltas, la amplia gama de personas que tenían conocimiento sobre esto y las personas que eran beneficiadas, todas tenían en alta estima los esfuerzos que realizaba la Princesa.

“Entonces te escucharé atentamente cuando regresemos a tu cuarto.”

“Sin embargo padre, ahora es momento de que tu hija de una caminata. Climb y yo pasearemos por los alrededores y luego volveremos.”

Oyendo que la Princesa indicaba que su caminata era más importante que una discusión con el Rey, la expresión de Climb se puso rígida. Gazef sintió un poco de compasión por él.

La Princesa Renner siempre había tenido su propia forma de hacer las cosas. Siendo sólo un asistente, no podía quejarse.

“Es así? Entonces ve, y una vez que regreses ven a verme a mi cuarto para discutir esto.”

“Entiendo. Vamos, Climb.”

“Perdóneme.”

Como guerrero, Gazef habló a un Climb agachado en una profunda reverencia:

“Climb, tu también debes mejorar diligentemente tu manejo de la espada, para que seas capaz de proteger a la Princesa Renner bajo cualquier circunstancia.”

“Sí!”

Climb asintió vigorosamente. Al contrario, Renner dijo con voz descontenta.

“Climb está bien. Definitivamente será capaz de protegerme en cualquier momento.”

Esas palabras no tenían fundamento. Sin embargo oír que era la Princesa quien lo decía pareció conferirles un aire de verdad.

“Entonces nos vamos, Climb.”

Los esbeltos dedos de Renner tiraron de la ropa de Climb. Aunque era sólo un acto inconsciente, la expresión de Climb se tornó incluso más rígida luego de darse cuenta, tan rígida como un diamante.

“Sí, Princesa.”


Aunque el rostro de Climb no mostraba ninguna expresión mientras era jalado por la princesa, se podía ver tristeza y resignación en sus ojos.

Aunque los dos habían olvidado despedirse, esto pareció no importarle al Rey y sólo miró silenciosamente a los dos como si estuviera mirando algo que había perdido hace mucho tiempo.

“…Como Rey, sentir piedad no puede ser algo bueno.”

El origen de Climb era desconocido. Había sido un niño pobre recogido por Renner cuando ésta se había aventurado fuera del castillo.

Con sólo hueso y pellejo, era un niño pequeño casi a punto de morir de hambre, esforzándose continuamente por proteger a su salvadora. No, simplemente esforzándose no era una descripción suficiente.

Climb no tenía talento con la espada o magia ni tampoco había sido bendecido por alguna habilidad atlética sobresaliente.

Sin embargo, diligentemente entrenaba poco a poco. Por supuesto, su talento no estaba al nivel de Gazef, ni tampoco alcanzaría el nivel de los héroes. Incluso así, su fuerza forjada por su arduo trabajo y práctica constante había alcanzado el más alto nivel de entre los soldados del Reino. Sin embargo, todavía había algunas cosas que no podían superarse.

Esas eran, la posición social, el poder, y también el ser un hombre de valor.

El valor de la Princesa Renner como persona era extremadamente alto, y Climb simplemente no podía estar a su nivel.

“El corazón de mi señor es muy considerado.”

“Aunque sé que es una tontería, todavía deseo que al menos una de mis hijas…pueda lograr la libertad. No…mis otras hijas definitivamente me regañarán…Me he vuelto realmente viejo, pensando sobre este tipo de cosas.”

Gazef miraba al vacío, como si hubiera alguien ahí.

“Tal vez, debería dejar que esta hija caiga en el infortunio.”

Si la Princesa fuera a casarse en este momento, el novio definitivamente tendría que ser alguien de la facción de los Grandes Nobles.

Gazef, quien compartía pensamientos similares, no dijo nada. Era porque no sabía que decir. Las únicas personas que podían entender los problemas de un Rey eran aquellos en una posición similar, y Gazef no era uno de ellos.

El silenció cubrió el espacio entre los dos hombres. Para deshacerse de él, los dos avanzaron una vez más.

7 comentarios :

  1. *distancias iguales la una a las otras
    -Distancias iguales una de las otras
    *El Palacio Valencia se encontraba ubicado dentro de este área.
    -El Palacio Valencia se encontraba ubicado dentro de “esta” área
    *Muchos nobles y ministros de estado se encontraban reunidos en este lugar para atender una reunión en el palacio.
    -Muchos nobles y ministros de estado se encontraban reunidos en este lugar del palacio para atender una reunión
    *esta era la impresión de Gazef luego de comparar la actual apariencia del Rey luego de haber regresado a la que tenía antes de haberse marchado.
    -esta era la impresión de Gazef al comparar la actual apariencia del Rey con la que tenía antes de que él se marchara.
    * por tanto era necesario que evitara abrir la boca y así evitar darle la oportunidad a otros de usar sus palabras contra el mismo.
    - por tanto era necesario que evitara abrir la boca “para no” darle la oportunidad a otros de usar sus palabras contra el mismo.
    * Era obvio a simple quién poseía una fuerza militar más poderosa.
    - Era obvio a simple “vista” quién poseía una fuerza militar más poderosa.
    *Sin tener que comprometer todas las fuerzas en el asalto, las fuerzas nacionales del Imperio no sería el Reino? …. naturalmente se debilitarían, y por consiguiente el poder real también se reduciría.

    * De ningún modo podía permitirles seguir difamando al benefactor que había su vida, la de los pobladores y la de sus subordinados.
    -De ningún modo podía permitirles seguir difamando al benefactor que había “salvado” su vida, la de los pobladores y la de sus subordinados.

    * Gazef tenía bien claro lo el Rey trataba de decirle, por tanto lo único que pudo hacer es morder sus labios.
    - Gazef tenía bien claro lo “que” el Rey trataba de decirle, por tanto lo único que pudo hacer es morder sus labios.
    * De pie detrás de ella se hallaba un joven que encontraba en medio proceso de convertirse de niño a hombre.
    - De pie detrás de ella se hallaba un joven que “se” encontraba “a” medio proceso de convertirse de niño a hombre.
    *“Entonces fue así. Padre, he pensado un poco sobre eso, y quería que escuches mi idea, por eso te esperaba aquí.”
    - “Entonces fue así. Padre, he pensado un poco sobre eso, y quería que “escucharas” mi idea, por eso te esperaba aquí.”
    * Incluso así, su fuerza forjada por su arduo trabajo y practica constante había alcanzado el más alto nivel de entre los soldados del Reino.
    - Incluso así, su fuerza forjada por su arduo trabajo y “práctica” constante había alcanzado el más alto nivel de entre los soldados del Reino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es como se deben sugerir correcciones ortográficas, sin frases irrespetuosas ni presuntuosas. Me gusta encontrar que este tipo de personas en la red, además de que dichos errores fueron corregidos según veo. Un saludo y muchas gracias por la traducción.

      Eliminar
  2. lo único que puedo decir, en cuanto a correcciones son cosas simples en errores de tipo, y mientras leía este me llamo la atención porque me hizo saltar la lengua, espero te sirva.

    “Absolutamente correcto. Ya estoy bastante cansado se simplemente repelerlos.”

    “Absolutamente correcto. Ya estoy bastante cansado de simplemente repelerlos.”

    ResponderEliminar