domingo, 22 de marzo de 2015

Overlord v1 c1 p3


http://overlord-es.blogspot.com/
Traductor: Erb
____________________

Capítulo 1
El final y el inicio
Parte 3


Situado en el borde entre el Imperio Baharuth y el Reino de Re-Estize, al sur de las montañas Azerlisia, existe un bosque conocido como "El Gran Bosque de Tob". A las afueras de este bosque, se encuentra el pueblo de Carne.

Tenía una población de cerca de 120 personas, que estaban divididas en 25 familias. Para ser un pueblo a las afueras del Reino de Re-Estize, este número no era inusual.

La principal forma de sustento de los pobladores venía del bosque y de sus cosechas, ya que no llegaba casi ningún visitante, exceptuando algunos farmacéuticos buscando hiervas medicinales y el recolector de impuestos que llegaba una vez al año. Era una pueblo congelado en el tiempo.

Los pobladores se encontraban atareados desde el momento en que se levantaban al salir el sol. Siendo un pueblo sin luz mágica, [Luz Continua], trabajaban desde que salía el sol hasta que se ocultaba. Era una vida difícil.

La primera tarea de Enri Emmott todos los días era el ir al pozo cercano y sacar agua. Sacar agua del pozo era la tarea que le correspondía a una joven y una vez que el tanque de agua dentro del hogar de su familia estuviera lleno, su primera tarea del día estaría completa. Alrededor de este momento, su madre prepararía el desayuno, y la familia de cuatro disfrutaría de un desayuno familiar.

El desayuno consistía en cebada de trigo hervida o  mazamorra de trigo, así como algunos vegetales salteados. Algunas veces también comían frutas. Luego de comer con sus padres, su hermana de 10 años iría al bosque a buscar leña o ayudaría con el trabajo de cultivo. En el centro del pueblo, una vez que la campana sonara al mediodía, todos descansaban en la plaza para luego almorzar juntos.

El almuerzo consistía en pan negro de unos días, junto con algo de sopa con carne molida. Luego de eso ellos continuarían trabajando en los campos y una vez que el sol se pusiera todos regresarían a sus hogares a cenar.

Igual que en el almuerzo, la cena también consistía en pan negro junto con sopa de frijoles. Si los cazadores locales habían logrado cazar algunos animales, éstos aportarían algo de carne también. Luego de cenar, todos usaban las luces de la cocina y charlaban alegremente, mientras remendaban sus ropas.

Irían a dormir al rededor de las 8 en punto.
Enri Emmott había nacido hace 16 años, y hasta este día nunca había dejado el pueblo. Ella se preguntaba, si acaso sus días seguirían siendo siempre iguales?

Igual que cualquier otro día, Enri se levantó de la cama y fue al pozo a sacar agua. Normalmente le tomaba 3 viajes al pozo para llenar el gran tanque de agua de su familia.

"Yosh"

Enri se remangó las mangas y mostró un poco de una llamativa piel blanca ya que no había sido expuesta mucho al sol. El trabajo en los campos habían vuelto sus brazos delgados pero musculosos.

Aunque la jarra de agua era pesada, Enri la levantó con facilidad.
Si la jarra hubiera estado llena hasta el tope, hubiera podido hacer menos viajes, lo que haría más rápido su trabajo, correcto?
Pero no debería pesar demasiado para que la pueda cargar.
Mientras pensaba esto, Enri emprendió el camino de vuelta a casa. Volviendo escuchó un sonido y luego de volverse hacia su origen su corazón se tensó con temor.

El sonido que oyó era el sonido de madera al romperse. Seguido por---
"Un grito---?"

Sonaba como el grito de un pájaro varado, pero definitivamente no era un pájaro el que producía esos sonidos. Enri no pudo evitar estremecerse. No quería creerlo. Debía ser su imaginación, eso definitivamente no era el grito de un ser humano. Muchos pensamientos aterradores cruzaron su mente.

Tenía que darse prisa porque los gritos parecían venir en dirección de la casa de su familia.
Tiró la jarra de agua a un lado, porque le era imposible corre mientras cargaba algo tan pesado.

Aunque casi cae tropezando con su vestido, rápidamente recobró el balance.
El sonido se oyó nuevamente.
El corazón de Enri latía fuertemente.

Era definitivamente un grito humano, no había duda sobre ello.
Continuó corriendo, corriendo y corriendo.
Nunca en su vida había corrido tan rápido. Corrió hasta que tropezó con sus propias piernas.

El sonido de un caballo, gente vociferando y gritando.
Todo se oía cada vez más claro.
Al frente de Enri, a lo lejos, podía ver como un extraño en armadura apuntaba su espada desenvainada hacia los pobladores.
En el suelo se encontraba tendido un poblador herido por una fatal puñalada.
"Sr. Morjina..."

En un pueblo tan pequeño nadie era un extraño, todos eran parte de la familia. Así que Enri reconoció al poblador asesinado frente a ella.

Aunque algunas veces era ruidoso, él era una buena persona y no merecía morir de esa forma. Pensando en detenerse ---Se mordió los labios y siguió adelante.


La corta distancia para transportar el agua ahora parecía tomar una eternidad. El viento traía sonidos de gritos y maldiciones. Finalmente la visión de su hogar llegó a sus ojos.

"Padre!, Madre! Nemu!"
Mientras gritaba por su familia, Enri abrió la puerta y vio a su familia inmóvil con los rostros llenos de miedo..Sin embargo, una vez que Enri entró a través de la puerta, sus expresiones se relajaron instantáneamente mostrando alivio.
"Enri! Estás a salvo!"
Su padre, con sus fuertes manos de trabajar los campos, se aferró a Enri.
"Ahh, Enri..."
Su madre la abrazó cálidamente.
"Bien, Enri también ha vuelto, ahora debemos escapar rápido!"
En este instante, la situación de la familia Emmott era crítica. Estaban preocupados mientras Enri no regresaba a casa, por lo que habían perdido la oportunidad de escapar. Ahora estaban en peligro inminente.

Pero muy pronto sus miedos se convirtieron en amarga realidad.
En el momento que quisieron escapar – la silueta de una persona entró por la puerta. Parado bajo la luz del sol se encontraba una persona con armadura completa, en su pecho llevaba el escudo el Imperio Baharuth y en su mano sostenía la empuñadura de una espada.
El Imperio Baharuth estaba constantemente en guerra con sus vecinos, el Reino de Re-Estize. Pero sólo se daban invasiones al lado de la ciudad amurallada de E-Rantel, Ellos nunca habían llegado hasta este pueblo antes.

La tranquila vida de este pueblo se había detenido abruptamente.
Por entre la rendija del caso, podían sentir unos que unos fríos ojos contaban el número de personas en la familia de Enri. Ella se sintió aterrada, mirando aquello ojos.
El caballero cogió su espada, sonidos crujientes se escucharon por la forma en que la agarró.
En el momento en  que iba a entrar a la casa---

"Huargh!"

"Ergh!"

---Su padre se abalanzó sobre el caballero, saliendo ambos por la puerta.

"Huyan!"
"Tú!"
Había sangre fluyendo por la cara de su padre debido a una herida causada por el impacto.

Ambos, su padre y el caballero estaban peleando uno contra el otro sobre la tierra. El caballero sostenía la daga de su padre, y al mismo tiempo su padre estaba deteniendo la espada del caballero.
Viendo a su padre sangrar, la mente de Enri se puso en blanco: No sabía si ayudar a su padre o si escapar rápidamente.

"Enri! Nemu!"
Su madre gritó trayéndola de vuelta a la realidad, Enri vio a su madre sacudiendo su cabeza con un expresión de dolor.

Enri Tomó la mano de su hermana y corrió. Aunque afligida por la culpa y la duda, había decidido correr rápidamente hacia el bosque.

Se oían sonidos de caballos, gritos, metal chocando, y el olor a quemado.
De cada rincón del pueblo, estas situaciones llegaron a los oídos, ojos y nariz de Enri. Exactamente de dónde venían? Enri desesperadamente luchaba para averiguarlo mientras corría. Para correr hasta los límites que le permitiera su cuerpo, o para esconderse en el rincón de una casa. El miedo amenazaba con apoderarse de ella y los fuertes latidos de su corazón no eran sólo causados por el esfuerzo físico que le causaba correr. En realidad, la pequeña mano que se agarraba a la suya era lo que la motivaba a seguir corriendo.
---La vida de su hermana.

Su madre, que corría frente a ellas, súbitamente se detuvo junto a una esquina y se volvió. Corrió en sentido opuesto, indicando a Enri que corra hacia la otra dirección. Pensando sobre por qué su madre haría algo así, Enri rápidamente apretó los labios y silenció el llanto que estaba a punto de escapar. Tomó la mano de su hermana y corrió, no quería quedarse en este lugar ni un momento más de lo necesario. Tenía miedo de lo que podría ver.

♦ ♦ ♦

"Momonga-sama, hay algún problema?"

Albedo repitió la pregunta. Momonga no supo cómo responder. Tantas cosas incomprensibles pasaron al mismo tiempo, que su mente se había quedado en blanco.

"Lo siento."

Momonga sólo podía levantarse y mirar estúpidamente a Albedo.

"Pasa algo malo?"

La bella cara de Albedo lentamente examinaba a Momonga. Un fragante olor llego a su nariz. La fragancia encarriló nuevamente los pensamientos de Momonga, y lentamente regresó a la realidad.

"No...No hay...No, nada"
Momonga no era el tipo de persona que usaba honoríficos al hablar con muñecas. Pero....Luego de oír la pregunta de Albedo, no pudo evitar responder usándolos. Debido a sus acciones y a lo que dijo, no había forma de ignorar un comportamiento tan humano.

Aunque Momonga podía ver claramente el extraño comportamiento de Albedo, todavía no podía entender por qué estaba pasando esto. En una situación así, todo lo que podía hacer era tratar de suprimir sus desbordantes emociones de miedo y sorpresa, pero ya que Momonga era sólo una persona ordinaria, no lo lograba completamente.

Justo cuando Momonga quería comenzar a gritar, cierto recuerdo de un miembro de su gremio le vino a la mente.
---Los disturbios y la confusión son el fracaso de un país, debes siempre mantener la calma y un pensamiento lógico. Cálmate, planea a futuro, y no malgastes tu tiempo pensando sobre insignificancias, Momonga-san.

Pensando en esto, Momonga se tranquilizó.

Al ‘Zhuge Liang’ de Ainz Ooal Gown ---Punitto Moe-san---, Momonga le dio las gracias.
(Zhuge Liang fue un estratega militar, siempre comparado a Sun Tzu)

"...Le paso algo?"

La hermosa Albedo le preguntó esto, estando bastante cerca, provocando que Momonga casi sintiera el aroma que ella emitía. Incluso habiéndose calmado, en ese instante casi pierde la compostura nuevamente.
"...Las funciones para llamar al GM, parece que han fallado."
 (GM = Game Master o Maestro del Juego o admin supongo)
No pudo evitar responder ante los ojos de cachorro de Albedo.

Momonga nunca en su vida pensó tener éste tipo de experiencia con un miembro del sexo opuesto, especialmente con alguien con éste tipo de presencia. Aunque él sabía que ella era solo un NPC, tomando en cuenta sus expresiones y acciones tan humanas, Momonga no podía evitar sentir un vuelco en el corazón.

Pero los latidos constantes de su corazón fueron disminuyendo hasta que se calmó. Aunque Momonga estaba perturbado por sus repentinas palpitaciones, recordaba las palabras sabias que le dejó  su camarada del gremio.

Pero, era sólo eso lo que acababa de pasar?

Momonga sacudió la cabeza. Ahora no tenía tiempo para pensar en esas cosas.
"...Por favor discúlpeme por no ser capaz de responder a la pregunta de Momonga-sama sobre el GM. Discúlpeme por ser incapaz de llenar sus expectativas, si hay alguna forma con la que yo pueda compensar mi error, estaré feliz de hacerlo. Por favor deme su siguiente orden."

...Ellos dos estaban conversando, no había dudas sobre ello. Dándose cuenta de esto Momonga estaba demasiado sorprendido para hablar. Imposible. Esto es definitivamente imposible.

Este NPC era capaz de hablar. No, es posible usar un dialogo automatizado para permitir hablar a los NPCs, porque hay muchos gritos y vivas que un jugador puede descargar. Sin embargo, una verdadera conversación con un NPC era algo imposible. Hace solo un momento, Sebas Tian solo era capaz de entender ordenes simples.

Entonces, qué pudo haber pasado para que esto fuera posible? Acaso era sólo Albedo la que había cambiado?

Con un movimiento de su mano, Momonga le dio a Albedo la orden de retirarse, lo que ella hizo con un rostro lleno de arrepentimiento. Momonga volvió su mirada hacia el mayordomo y las seis sirvientas.

"Sebas Tian! Sirvientas!"

"Sí!"
Respondieron con perfecta sincronización, todos levantando la cabeza.
"Vengan al frente del trono"
"Sí, mi señor."
Nuevamente, con perfecta sincronización, se levantaron y caminaron hacia el trono. Una vez allí se arrodillaron.
En ese momento, dos cosas eran evidentes.
Primero, incluso sin dar ninguna orden específica, los NPCs eran capaces de entender ordenes simples.
Segundo, Albedo no era la única con la capacidad de hablar.

Como mínimo todos los NPCs en el cuarto del trono no eran normales.
Mientras Momonga reflexionaba sobre esto, no pudo evitar la sensación de que había algo extraño acerca de Albedo, que seguía parada junto a él. Quería aclarar esto, Momonga miró intensamente a Albedo.
"---Pasa algo? He hecho alguna cosa mal...?"

"...!"
Finalmente se dio cuenta de que era lo que estaba mal. Sin poder emitir sonido alguno,  sólo podía jadear con sorpresa.

La extraña sensación venía de las expresiones cambiantes. La bocas se movían, incluso dejaban salir sonido---
"...Podría...ser!"
Momonga rápidamente puso las manos sobre su boca y trató de hacer algún sonido.
---Su boca se movía.

Era común en un DMMORPG que fuera imposible que la boca se moviera y se hablara al mismo tiempo.

La apariencia de las expresiones faciales era básicamente inmutable, y si esto era verdad entonces no debería haber expresiones faciales en el diseño de su personaje.

Y también, tenía que considerar que su cara era un cráneo, sin tener lengua ni garganta. Mirando hacia sus manos, todo lo que vio fue unas manos esqueléticas sin rastro re piel. Ni siquiera tenía órganos ni pulmones, así que como era capaz de hablar?
"Imposible..."

De pronto Momonga sintió que su sentido común se desintegraba, al mismo tiempo se sentía inquieto. Reprimiendo las ganas de gritar, su corazón de pronto volvió a la calma. Momonga golpeo a propósito uno de los brazos del trono, pero como esperaba, no había indicación de daño.

"...Que debería hacer...Alguna buena idea?..."
Sin tener un entendimiento completo de la situación, también comenzó a enojarse de que no hubiera nadie cerca que pudiera ayudarlo.
Entonces lo más importante por ahora es---buscar pistas.
"---Sebas Tian."

Levantando la cabeza, Sebas Tian tenía una expresión sincera, parecía una persona real.
Darle ordenes no sería un problema, correcto? Aunque no sé qué pasará. Son todos los NPC leales a mi? Estos definitivamente no son los NPCs que todos creamos juntos.

Sintiéndose inquiero y con su mente nadando en preguntas, Momonga suprimió estas emociones. En cualquier caso, el más adecuado para hacer una búsqueda era Sebas Tian.
Incluso teniendo a Albedo al lado, Momonga tomó la decisión y escogió a Sebas Tian.
Mientras pensaba que se veía como un gran feje ordenando a un empleado, Momonga mostró un aire de superioridad y ordenó:
"Deja la Gran Tumba y has una búsqueda en el área circundante. Si hay algún ser inteligente o amistoso, invítalo a venir aquí. Las negociaciones pueden ir tan lejos como para complacer al otro. El radio de búsqueda es 1 kilometro y trata de evitar conflictos."

"Sí, Momonga-sama. Haré tal como ordena."
En Yggdrasil, era imposible que un NPC que era creado para proteger un área específica la dejara. Sin embargo, en este momento eso no pareció importar.
No, este asunto sólo se determinará una vez que Sebas Tian deje la Gran Tumba de Nazarick.
"...Lleva un miembro de las Pléyades contigo. Si por alguna razón te ves obligado a retirarte, trae la información que obtengas de vuelta aquí."

Con eso, el primer paso estaba dado.
Momonga soltó el Báculo de Ainz Ooal Gown.
El báculo no cayó al suelo sino que comenzó a flotar, como si hubiera algo sosteniéndolo en el aire. Aunque totalmente inconsistente con las leyes de la física. Esto normalmente pasaba en el juego. Las situaciones donde  habían ítems flotando en el aire cuando eran soltados, no estaban fuera de lo común en Yggdrasil.

Momonga cruzó los brazos contemplando la situación.
El siguiente paso debería ser—
"...Contactar a la compañía creadora del juego."
Considerando la situación fuera de lo común en la que se encontraba, los que sabrían más sobre ella serían los de la compañía creadora del juego.

El problema era contactarlos. Normalmente podría usar las funciones de [Hablar] o [Llamar GM] para establecer contacto inmediato, pero ese método parecía haber fallado por el momento.

"Mensaje?"

Esa era una de las magias del juego para pasar mensajes.
Normalmente, sólo se podía usar en ciertos lugares o situaciones, pero ahora podría ser puesto en buen uso. Aunque sabía que con esta magia podía comunicarse con otros jugadores, no estaba seguro si podría llamar al GM con ella.

Y en esta situación fuera de lo común, no había garantía de que la magia funcionara.

"...Pero..."
Vale la pena investigarlo.

Momonga era un hechicero puro. Si no podía usar magia, sin mencionar pelear, incluso su movilidad y capacidades para recolectar información se verían significantemente reducidas. En una situación así, donde todo era desconocido, era muy importante confirmar si era capaz de ser usada. Y debería hacerlo pronto.

Entonces, había algún lugar donde él pudiera usar magia?---Momonga miró alrededor del cuarto del trono y sacudió la cabeza.
Aunque ésta era una situación de emergencia, no quería poner en peligro el Cuarto del Trono debido a sus experimentos mágicos. Mientras trataba pensar en un lugar adecuado, cierto lugar le vino a la mente.
Además de sus propias habilidades había otra cosa que quería confirmar.
Y se trataba de su autoridad. Quería confirmar si su autoridad como el líder de Ainz Ooal Gown existía todavía.
Aunque los NPCs frente a él parecían todos leales, habían muchos NPCs en la Gran Tumba de Nazarick que eran equivalentes en fuerza a Momonga. Necesitaba confirmar si seguían siendo leales a él.

Sin embargo—

Momonga miró a las sirvientas arrodilladas y a Sebas Tian, luego miró a Albedo a su lado.
Albedo tenía una leve sonrisa en el rostro. Podría ser descrita como hermosa pero también daba un aire de ser una sonrisa de preocupación que aparentemente escondía algo, lo que le dio a Momonga un mal presentimiento.

Era la lealtad de los NPCs inmutable? Si esto era cierto, luego de entrevistarse con un superior inepto, los empleados podrían perder fe en el, por tanto las reacciones de los NPC deberían ser similares, correcto? O acaso no son capaces de traicionar a alguien mientras estén programados para ser leales?

Si su lealtad pudiera ser quebrantada, entonces que podría hacer para no perderla?
Darles recompensas? Habían grandes cantidades de tesoros valiosos en la tesorería del gremio. Incluso si usar estos tesoros hubiera hecho infelices a sus compañeros del pasado, cómo era una situación de emergencia que implicaba la continua supervivencia de Ainz Ooal Gown, ellos entenderían. Pero no estaba seguro de cuantos incentivos deberían darse.

Además de esto, una posición de mayor rango es considerada como ser superior? Pero en este momento qué poder es considerado superior?, esto todavía no estaba claro para él. Sentía que si continuaba por ese laberinto, entendería muy lentamente esas cosas.

O
"—Poder?"
Momonga abrió su mano izquierda, y el Báculo de Ainz Ooal Gown automáticamente voló hacia ella.
"El poder de estar por encima de todos?"
Las siete gemas incrustadas en el Báculo brillaron levemente, como si pidieran permiso a su amo para usar su gran poder.
"...Olvídalo, pensemos sobre esto en otra ocasión."

Momonga dejó el báculo y éste cayó al suelo como si estuviera haciendo un amargo berrinche.
Recapitulando, mientras actúes como un líder es improbable que otros actúen de manera hostil hacia ti. No importa si se trata de un humano o de un animal, mientras no muestres tus debilidades, el enemigo no mostrará los colmillos ni atacará.

De forma imponente, Momonga dijo fuertemente:
"Pléyades, escuchen. Sin contar a la sirvienta que ira con Sebas Tian el resto de ustedes irán al noveno piso y lo protegerán de cualquier invasión desde el octavo piso."
"Sí, Momonga-sama"
Las sirvientas al lado de Sebas Tian respondieron respetuosamente, mostrando su entendimiento de las ordenes.
"Háganlo inmediatamente."
"Entendido mi señor!"

Luego de dar su respuesta, Sebas Tian y las sirvientas hicieron una reverencia hacia Momonga, se pararon al mismo tiempo y se fueron.
Una vez más la enormes puertas se cerraron.
Sebas Tian y las sirvientas desaparecieron al otro lado.
El hecho de que no se hayan negado a seguir sus ordenes era un buen signo.

Momonga sintió como si sus hombros se liberaran de un gran peso y miró a la única persona que quedaba con él. Esa persona era Albedo, que le estaba sonriendo mientras preguntaba: "Qué es lo siguiente que querría que yo haga, Momonga-sama?"

"Ah, ehmm...Lo tengo." Momonga se levantó de su trono, y sosteniendo el Báculo  con una mano dijo:
"Acércate."
"Como desee."
Respondiendo con una sonrisa, Albedo se acercó. Aunque Momonga todavía sentía recelos sobre la vara con la esfera negra flotante que Albedo llevaba, momentáneamente olvidó que se encontraba allí. Antes de darse, cuenta Albedo estaba tan cerca como para abrasarlo.
Que olor tan agradable---qué demonios estoy pensando?!
Ese pensamiento fue instantáneamente ignorado en el momento que lo pensó, éste no era el momento para fantasías después de todo.
Momonga extendió su mano para tocar la mano de Albedo.
"..."
"Ah?"

La expresión de Albedo se estremeció de dolor. Momonga se sorprendió y rápidamente recogió la mano. Qué pasó? No puede ser que la haya hecho sentir incomoda?

Muchos recuerdos tristes afloraron en su mente---cómo si los cielos se cayeran---pero Momonga rápidamente encontró la respuesta.

"...Ah---"

Una de las clases requeridas para convertirse en un Overlord era la clase, de tipo no-muerto, ‘Esqueleto Hechicero’, que tenía una habilidad que hacía daño o generaba efectos negativos cuando el jugador tocaba a otra persona. Podría ser ésta la razón de la reacción de Albedo?

Incluso si ese era el caso, todavía tenía dudas.
En Yggdrasil, los monstruos y NPCs que se generaban en la Gran Tumba de Nazarick estaban todos registrados bajo el nombre de Ainz Ooal Gown. Mientras ellos fuesen del mismo gremio, incluso si ellos se atacaran mutuamente, nada debería pasar.
Podría ser que ella ya no pertenece al gremio? O es acaso posible hacer daño a otros miembros del gremio?
—La posibilidad de esto último era alta.

Percatándose de esto Momonga se disculpó con Albedo:
"Lo siento. Olvidé desactivar los efectos negativos de esta habilidad."

"Por favor no se preocupe por mí Momonga-sama. Este nivel de daño no es para nada doloroso. Si se trata de Momonga-sama, no importa qué tipo de dolor...Ahn!"

"Oh..eh...Entonces es así...No, de todas formas lo siento mucho."
Momonga no tenía idea de cómo reaccionar luego de ver a Albedo cubrir su rostro tímidamente con su mano luego de dejar escapar un lindo sonido y comenzar a tartamudear.

Realmente era por los efectos negativos de su habilidad?
Momonga rápidamente miró a otro lado, y trató de buscar una forma de detener los efectos de su habilidad y pronto logro entender el método.

Usar las habilidades de un Overlord no-muerto, para Momonga era tan natural y simple como respirar.
Estando en una situación tan fuera de lo común, Momonga no pudo evitar reír. Luego de tantas situaciones extrañas, estar nervioso por algo como esto era tonto. Los hábitos pueden llegar a ser aterradores.
"Voy a tocarte."
"Ah."
Luego de desactivar su habilidad, levantó su mano y tocó la mano de Albedo. Aunque algunas palabras flotaron en su mente,---Ah que delgada---Ah que blancura---y algunas otras ideas aparecieron en su cabeza, todos los deseos masculinos fueron completamente ignorados ya que sólo quería sentir su pulso.

—Latía.
El latir de un corazón. Si fuera un ser biológico, esto se daba por hecho.
Por supuesto, si éste fuera un ser biológico.

Soltándola, Momonga miró a su propia muñeca y vio solo huesos blancos sin piel. Como no tenía vasos sanguíneos, obviamente no había latido cardiaco. Por supuesto ser un Overlord significaba ser inmortal, más allá del alcance de la muerte, por supuesto que no habría latido cardiaco.

Alejándose un poco, Momonga miró a Albedo.
Momonga vio que Albedo tenía los ojos húmedos. Con la cara enrojecida, probablemente por la súbita subida de temperatura en su cuerpo. Ver la apariencia de Albedo aturdía a Momonga.

"...Cómo paso esto?"

No era ella un NPC? Sólo un poco de información electromagnética? Cómo era capaz de comportarse como una persona real?, qué tipo de IA era capaz de hacer eso? Mas importante aun, el mundo de Yggdrasil parecía haberse convertido en el mundo real...

Imposible.

Momonga sacudió la cabeza en negación. Una situación tan fantástica como ésta no podría ocurrir jamás. Pero una vez que la idea se había establecido, ya no podía ser fácilmente removida. Se sentía incómodo frente a los cambios de Albedo, Momonga no sabía qué era lo siguiente que debía hacer.

Lo siguiente... Sería el paso final. Si pudiera confirmar esto, todas sus premoniciones se volverían realidad. Para confirmar su propia sospecha de si esto era o no la realidad?
Por tanto, esta acción era absolutamente necesaria. Incluso si ella decidía usar el arma que tenía en las manos...
"Albedo... Puedo---puedo tocar tus pechos?"
"Huh?"
La atmosfera se congeló instantáneamente.

Albedo abrí los ojos por la sorpresa.
Incluso Momonga sintió vergüenza. Aunque no había forma de evitarlo, él tampoco entendía por qué estaba diciendo esto. Realmente, preguntarle a alguien una cosa así con el tono de voz en alto era demasiado vulgar. No, usar su autoridad como superior para cometer acoso sexual, era lo más bajo de lo bajo.

Pero no pudiendo pensar en otra cosa, tenía que hacerlo.
Momonga se convenció a sí mismo, mentalmente se estabilizó y con la dignidad de un gobernante dijo:
"No debería importar, cierto?"

No se sentía digno en lo más mínimo.
Escuchando el tembloroso pedido de Momonga, Albedo parecía que iba a estallar de alegría.

"Por supuesto, Momonga-sama. Por favor tóquelas como le plazca."
Albedo mostró sus pechos, sus bien formados picos gemelos, frente a Momonga. Si hubiera podido tragar saliva, ya lo hubiera hecho muchas veces.

Extendió la mano para tocar los pechos cubiertos con la túnica ceremonial. Había una anormal cantidad de tensión y emoción y en los rincones de su mente él observaba calmadamente. Pensando que era extremadamente estúpido, por qué habría pensado en un método de ese tipo para poner en acción?.

Furtivamente miró a Albedo y se dio cuenta de que sus ojo brillaban, sus pechos también parecía estar diciendo ‘Vamos!’.

Dudando si era por emoción o por la vergüenza, las manos de Momonga temblaban bajo la presión, pero se decidió y extendió la mano.

Momonga primero sintió la superficie un tanto rígida del vestido y luego sintió una sensación muy suave debajo.
"Unn...Anh…"

En el momento que Albedo dejó escapar unos dulces gemidos, Momonga detuvo su experimento. Teniendo en cuenta todo lo que sabía, a Momonga se le habían ocurrido dos posibles explicaciones para ésta situación.
Primero, esto podría ser un nuevo DMMORPG. Lo que significaba que con el final de Yggdrasil, un nuevo Yggdrasil II había sido lanzado.

Pero luego de su experimento, las probabilidades de que fuera un juego nuevo se volvieron inexistentes.
Porque el juego prohibía acciones con contenido adulto, de 18 para arriba e incluso acciones clasificadas de 15 para arriba. En el instante en que ocurría una violación, un castigo severo era distribuido: los nombres de los infractores serían anunciados en la web oficial y las cuentas en cuestión también serían borradas.

La razón tras estas acciones era que si los registros de estas acciones clasificadas de 18 para arriba se hicieran públicos, podrían violar la Ley de Mantenimiento del Orden Social. En general, el hecho que este tipo de comportamiento fuera considerado ilegal no era muy sorprendente.

Si él estuviera dentro del mundo del juego, la compañía habría implementado algún tipo de método de control para evitar que los jugadores hicieran este tipo de cosas. Si un GM o la compañía creadora del juego estaban monitoreando el juego, ellos hubieran evitado el comportamiento lascivo de Momonga. Pero no parecía que algo así estuviera pasando aquí.

Y de acuerdo a las reglas básicas de computadoras y de DMMORPG, sin haber obtenido permiso, el forzar a jugadores a quedarse dentro de un mundo de juego era clasificado como secuestro bajo la ley de secuestros. Si un jugador era forzado a unirse a una demo de un juego, este tipo de acción habría sido instantáneamente avistada por fiscales, especialmente si era imposible salir del juego. No sería sorprendente si la compañía fuera sentenciada a prisión. Si una acusación así ocurriera y el cierre de sesión forzado fallara, los jugadores podrían almacenar una semana de grabaciones del juego con un programa construido dentro del mismo, que era obligatorio por ley. Con eso era fácil reportar las violaciones de una compañía. Si Momonga se perdía por una semana, alguien en su compañía se daría cuenta de que algo no estaba bien y mandaría a alguien a su casa a buscarlo. Mientras la policía investigaría la interfaz dedicada, ellos deberían poder resolver este problema.

Pero qué tipo de compañía se arriesgaría a ser arrestada por cometer un crimen así? Por supuesto, era posible decir que esto era una primera experiencia para el jugador, o decir que actualizaron el juego. Pero que una compañía, tome este tipo de riesgo no sería para nada ventajoso.
Pensándolo de esta forma, entonces la única posibilidad para esta situación era que éste era algún acto con malas intensiones que nada tenía que ver con la compañía del juego. Si eso era cierto, tendría que cambiar su manera de pensar, de otro modo le sería imposible encontrar una respuesta.

El único problema era su confusión sobre como atacar la situación. También había otra posibilidad...

...que el mundo virtual se hubiera convertido en la realidad.

Imposible.

Momonga inmediatamente rechazó esta idea. Cómo algo tan descabellado podría ocurrir?...pero por otro lado, mientras más tiempo pasaba, más le parecía que esa era la única explicación a lo que había ocurrido.

También—Momonga pensó en el dulce aroma que venía de Albedo. De acuerdo a la Ley Digital, dos de los cinco sentidos, gusto y olor, tenían que ser completamente excluidos de la simulación. Aunque había un sistema de comida y bebida en el juego, era generalmente visto solo como un sistema más del juego. Adicionalmente el sentido del tacto estaba restringido considerablemente con la finalidad de evitar que los jugadores creyeran que ésta era la realidad. Era por estas limitaciones, que el uso de realidad virtual en la industria sexual no era muy popular.

Pero ahora todas las restricciones habían desaparecido.

Esto tuvo un impacto dramático en Momonga, haciendo que se pregunte cosas como ‘Que hay acerca de mi trabajo mañana?’ o ‘Que pasará de ahora en adelante?’.
Todas estas eran preocupaciones menores, que serían arrojadas a la parte posterior de su mente.

"...Si el mundo virtual se convierte en el mundo real...Considerando la cantidad de datos, esto es completamente imposible..."

Momonga carraspeó una garganta que no debería ser capaz de emitir ningún sonido. Aunque su mente no aceptaba la situación, en su corazón él ya había entendido. Y su mano finalmente dejó el pecho de Albedo.
Luego de tocarlos por un tiempo prolongado, Momonga finalmente entendió la situación. La razón por la que los tocara por tanto tiempo no era porque pensara que eran extremadamente suaves y no quisiera soltarlos... definitivamente no era eso.

"Discúlpame, Albedo."
"woo ah..."

Albedo respiraba difícilmente con una cara enrojecida, con tanta intensidad que su cuerpo irradiaba calor. Tímidamente le pregunto a Momonga: "Tendré mi primera vez en este lugar?"

Luego de que Albedo se dejara llevar y preguntara algo como eso, Momonga fue incapaz de suprimir un grito de sorpresa:
"... Qué---?"
La mente de Momonga de pronto se puso en blanco, y le impidió descifrar el significado de aquella pregunta.
Primera vez? Qué? De qué se trata esto? Y por qué se ve tan tímida?

"Puedo preguntar que debería hacer con mi ropa?"
"...Ah?"
"Debería desvestirme yo misma? O Momonga-sama se molestará con eso? Si me quedo vestida... la ropa podría ensuciarse...No, si Momonga-sama quiere que esté vestida entonces no tengo objeciones."
Su cerebro finalmente entendió las palabras de Albedo. No, en este momento no era seguro si Momonga todavía tenía un cerebro dentro del cráneo o no.
Al darse cuenta de las intensiones exactas de Albedo, su corazón vacilaba:

"Es suficiente, Albedo."

"Huh? Sí, mi señor."

"Ahora no..No, ahora no es el momento de hacer algo así."


"Realmente lo siento! Obviamente estamos ante una situación de emergencia y yo solo pensaba en mis propios deseos."

Albedo comenzó a arrodillarse pidiendo disculpas, pero Momonga la detuvo.
"No, todo es culpa mía, Te disculpo, Albedo. Aparte de esto...tengo otro pedido que hacerte."

"No importa que suceda, yo obedeceré."

"Notifica a los guardianes de los pisos, quiero que se reúnan conmigo en la Arena del sexto piso. Que sea en una hora a partir de ahora. Yo informaré a Aura y Mare, así que no hay necesidad de que contactes a esos dos."

"Sí mi señor. Lo repito, a parte de los dos guardianes en el sexto piso, informaré al resto de guardianes de que deben reunirse en la Arena en una hora."

"Correcto, ahora ve."
"Sí."

Albedo dejó rápidamente el Cuarto del Trono.

Mirando la espalda de Albedo a lo lejos, Momonga dejó escapar un suspiro luego de que saliera del Cuarto del Trono:

"...Que he hecho...Aun cuando debió ser solo una broma...Si lo hubiera sabido antes nunca hubiera hecho algo así. Yo... he empañado el NPC creado por Tabula Smaragdina."

Solo podía haber una razón para la reacción de Albedo.
Antes, cuando él reescribió los ajustes de Albedo, los cambió a “Ella también ama a Momonga.”
Esta era la razón por la que Albedo tuvo aquel tipo de reacción.

"...Ah..Rayos...!"
Momonga murmuró para sí mismo, El legado que era Albedo, que Tabula Smaragdina había creado con tanto esfuerzo de la nada, había sido modificado sin permiso y así terminó con este tipo de personalidad.
Momonga sintió que había malogrado la obra maestra de alguien más y se deprimió.

Pero la cara de Momonga era solo un cráneo, haciendo imposible el ver su rostro distorsionado mientras se levantada del trono. Se dijo así mismo que dejaría este problema de lado en estos momentos. Tenía otros problemas con los que lidiar ahora mismo y tenían prioridad.

7 comentarios :

  1. Genial sigue asi esa albedo es una loquilla

    ResponderEliminar
  2. Primero vi el anime, después el manga y ahora la novela...¡realmente se nota la diferencia!

    ResponderEliminar
  3. ES realmente bueno el texto, gracias al anime estoy aquì

    ResponderEliminar
  4. gracias amigo, eres un maestro, la primera novela ligera que leo y esta muy entretenida =)

    ResponderEliminar